El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 18°C
Sigue la guerra

Ucrania anuncia avances militares en el sur y que repelió ataques rusos en el este

El centro de gravedad del conflicto se ha trasladado al este y sur de Ucrania desde que, a fines de marzo, Rusia retiró tropas que tenía desplegadas en torno a la norteña región de Kiev

Rusia intenta tomar con una nueva ofensiva.
Rusia intenta tomar con una nueva ofensiva.
05 mayo de 2022

Ucrania afirmó hoy haber retomado control de algunas zonas en el sur y repelido múltiples ataques rusos en la región del este conocida como Donbass, que incluye a la devastada ciudad de Mariupol y que Rusia intenta tomar con una nueva ofensiva.

Rusia dijo que estaba respetando un alto el fuego en torno a una acería de Mariupol para evacuar de allí a civiles, pero combatientes ucranianos atrincherados en la planta afirmaron que las tropas rusas incumplieron la tregua y no permitían las evacuaciones.

La extensa acería de Azovstal es la única parte de la sureña Mariupol, conquistada por Rusia hace dos semanas tras un mes y medio de asedio y ataques, donde permanecen soldados ucranianos, refugiados junto a los civiles en búnkers subterráneos.

A más de dos meses del inicio de la invasión de Rusia a Ucrania, sus fuerzas pelean por el control de numerosas localidades del Donbass, el corazón industrial del este ucraniano. 

El centro de gravedad del conflicto se ha trasladado al este y sur de Ucrania desde que, a fines de marzo, Rusia retiró tropas que tenía desplegadas en torno a la norteña región de Kiev, que incluye a la capital, para centrarse en la "liberación" del Donbass. Antes de invadir Ucrania, Rusia reconoció la independencia de "repúblicas" proclamadas en el Donbass por separatistas rusoparlantes que desde 2014 controlan parte de las dos provincias de la región y se enfrentan con el Ejército ucraniano.

Además de bombardear zonas del Donbass, Rusia lanzó más ataques a infraestructura ferroviaria y otras vías de abastecimiento como parte de un esfuerzo para perturbar los suministros de armas occidentales, que han sido clave para la defensa de Ucrania.

En Moscú, el vocero del presidente ruso, Vladimir Putin, dijo hoy que el apoyo militar de Occidente a Kiev prolonga su ofensiva en Ucrania, pero que esto no impedirá que cumpla sus objetivos.

"Estados Unidos, Reino Unido, la OTAN en su conjunto comparten permanentemente informaciones con las fuerzas armadas ucranianas", dijo a periodistas el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov. "Combinado con las entregas de armas (...) estas acciones no permiten concluir rápidamente la operación", agregó.

Desde Kiev, las Fuerzas Armadas ucranianas dijeron haber retomado posiciones en las márgenes de las sureñas provincias de Mikolaiv y Jerson y haber repelido 11 ataques rusos en Donetsk y Lugansk, las dos provincias del Donbass.

Cinco personas murieron y y al menos 25 resultaron heridas en bombardeos rusos en las dos provincias del Donbass en las últimas 24 horas, informaron autoridades locales. Los ataques también dañaron decenas de casas y una escuela, agregaron.

Autoridades ucranianas reportaron ataques rusos ocurridos anoche cerca de Kiev; en las provincias centrales de Cherkasy y Dnipro; y en la de Zaporiyia, en el sureste.

En Dnipro, autoridades dijeron que uno de los bombardeos alcanzó una línea ferroviaria, luego de que ayer fueran atacadas varias estaciones de trenes de todo el país.

Las sirenas antibomba sonaron hoy en Lviv, en el oeste de Ucrania, una zona que ha estado exenta de combates y por donde la gente huye de la guerra a la vecina Polonia.

En su rueda de prensa en Moscú, el vocero Peskov dijo que Rusia estaba cumpliendo con el alto el fuego de tres días que declaró en torno a la acería de Mariupol desde hoy hasta el sábado entre las 5 y las 15 GMT (entre las 2 y el mediodía de la Argentina).

El vocero del Kremlin dijo que también estaban "funcionando" los corredores humanitarios para evacuar a los civiles que quedan en las instalaciones -unos 200, según el alcalde de la ciudad a orillas del mar de Azov, Vadim Boishenko-.

Las fuerzas ucranianas atrincheradas en la planta dijeron lo contrario. "Los rusos violaron su promesa de tregua y no permiten la evacuación de los civiles", dijo el subcomandante de la unidad militar que resiste en el lugar, el Batallón Azov, Sviatoslav Palamar, en un video publicado en Telegram.

Horas antes, las FFAA de Ucrania dijeron que Rusia estaba atacando la planta con aviones en un intento de "aniquilar" a los militares ucranianos. “Con el apoyo de los aviones, el enemigo reanudó la ofensiva para tomar el control de la planta”, dijo el Estado Mayor ucraniano en un comunicado, y agregó que las tropas rusas estaban “tratando de aniquilar las unidades ucranianas” que resisten allí.

Ayer, el Batallón Azov y autoridades políticas de Ucrania dijeron que Rusia había lanzado un fuerte asalto por tierra contra el complejo, ingresando en su perímetro.

Rusia negó haber lanzado un asalto terrestre y dijo que sus fuerzas solo disparaban de tanto en tanto contra soldados ucranianos que aprovecharon una tregua rusa previa para evacuar a civiles para tomar posiciones de tiro fuera de los búnkeres.

Más de 150 civiles fueron evacuados de la acería esta semana en un operativo de la ONU en coordinación con la Cruz Roja y las autoridades de Ucrania y Rusia.

La coordinadora humanitaria de la ONU en Ucrania, Osnat Lubrani, dijo que otros 334 civiles fueron evacuados ayer de Mariupol y cuatro localidades vecinas hacia la ciudad de Zaporyia, 230 kilómetros el noroeste de Mariupol y bajo control de Ucrania. Ninguno de ellos fue sacado de la acería.

No se sabe cuántos combatientes ucranianos resisten en Azovstal. Según Rusia, son unos 200.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés