Total normalidad en Bielorrusia: el presidente rechaza riesgos por coronavirus y sugiere saunas y vodka

el-presidente-bielorruso-alexander-lukashenko___I7FMlNJTwY_0x750__1
30-03-2020
Compartir

En Bielorrusia, el presidente Alexander Lukashenko se viene burlando del coronavirus calificándolo como parte de un "frenesí y psicosis", con opiniones que incluyen consejos para ciudadanos que no comparten su desprecio por la pandemia: ir al sauna, tomar un poco de vodka y volver al trabajo.

A medida que los países circundantes cerraron fronteras, transporte de pasajeros, y prohibieron eventos masivos, Bielorrusia se encuentra abierta y Lukashenko permanece desafiante.

El país de 9,5 millones de habitantes, entre Ucrania, Polonia, Rusia, Lituania y Letonia, informó 94 casos de Covid-19 hasta el momento.

Aún así, la liga de fútbol de Bielorrusia sigue jugando, la única activa en Europa. Los teatros siguen promocionando estrenos, los mercados, tiendas, bares, restaurantes e iglesias permanecen abiertos, en ausencia de cualquier orden gubernamental que diga lo contrario.

Del 1 al 12 de abril se llevará a cabo una feria y exposición cristiana ortodoxa, Easter Joy, en la capital, Minsk, con eventos para familias y niños.

"Esta psicosis ha paralizado las economías nacionales en casi todo el mundo", dijo Lukashenko el viernes, visitando Belgips Plant, un fabricante de placas de yeso.

El 19 de marzo, criticó los cierres fronterizos de los cinco vecinos de Bielorrusia como inútiles y "estupidez absoluta".

Su posición extrema coincide con la de otros líderes populistas que también criticaron los bloqueos tras el nuevo coronavirus, incluido el presidente de EE.UU. Donald Trump, quien inicialmente dijo que el brote estaba "muy bajo control". El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lo calificó como una fantasía mediática y "una gripecita", alegando que los brasileños podrían saltar a las cloacas y no enfermarse.

Incluso el viernes, citó las advertencias de Trump de que la cura no debería ser peor que la enfermedad, como justificación de su propio curso de mantener abiertas las fábricas y las empresas y negarse a cerrar las fronteras.

"La vida sigue. No se puede poner en espera ", dijo, y anunció que Bielorrusia no cancelará las celebraciones del 9 de mayo Día de la Victoria, un día en que los veteranos de la Segunda Guerra Mundial se unen para celebrar.

Lukashenko ordenó a los servicios de seguridad del estado que investiguen a cualquiera que informe falsamente sobre muertes por coronavirus.

Por si fuera poco, se despachó sobre el vodka, que se promocionaba en la época soviética como una "cura" para casi todo. Recomendó a las personas no solo beberlo, sino lavarse las manos con él.

Sin embargo, esa bebida no es lo suficientemente fuerte como para matar al Covid-19, ya que los especialistas recomiendan desinfectantes que contengan al menos 70% de alcohol. La mayoría de los vodkas contienen 40%.

“No bebo, pero recientemente he estado diciendo que las personas no solo deben lavarse las manos con vodka, sino también envenenar el virus con él. Deberías beber el equivalente de 40-50 mililitros diariamente ", dijo.

Por último, mientras las fake news vuelan por las redes sociales, sugirió que tomar una sesión de sauna con frecuencia podría ayudar a combatir el virus, que según él no sobrevive a altas temperaturas.

"Vayan a los saunas. Dos o tres veces por semana les hará bien".

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés