Por las sanciones

Rusia frena venta de bonos hasta 2023 y amenaza con acciones legales si cae en default

La calificación crediticia de Rusia se redujo a "incumplimiento selectivo" en S&P

Antón Siluánov culpa a las sanciones por problemas con el pago de bonos.
Antón Siluánov culpa a las sanciones por problemas con el pago de bonos.
11-04-2022
Compartir

Rusia frenará la venta de bonos por el resto del año y tomará acciones legales en caso de caer en default, indicó hoy el ministro de Finanzas del Kremlin, Antón Siluánov, luego de que el último sábado la agencia calificadora Standard & Poor´s colocara al país en “default selectivo”.

“Acudiremos a los tribunales, porque hemos tomado todas las medidas necesarias para que los inversores reciban sus pagos”, anticipó Siluánov, en una entrevista al diario ruso Izvestia, según consignaron las agencias AFP y Bloomberg.

La agencia de calificación S&P Global Ratings redujo el sábado la calificación de los pagos en divisas de Rusia a “impago selectivo” luego de que Moscú pagara en rublos dos bonos de deuda pactados en dólares durante la semana pasada.

De esta forma, S&P rebajó la nota de “CCC-“ a “CC”, es decir, a sólo dos niveles del default, lo cual lo atribuye a las sanciones a Rusia que han reducido las reservas de divisas disponibles en casi dos tercios además de restringir su acceso al sistema financiero.

Las restricciones en los flujos financieros internacionales dificultan la capacidad de los tenedores de bonos no residentes para recibir los pagos a tiempo.

Por estos motivos, luego de la invasión de Rusia en Ucrania, numerosos especialistas advirtieron que Moscú podría caer en default tras las sanciones de Occidente.

  • Con la amenaza de la cesación de pagos, los costos de seguros de deuda de Rusia subieron marcadamente, y durante la semana pasada, equivalían a un riesgo de 99% de default durante este año.
  • Sin embargo y pese a las dificultades para transferir los pagos, esto no ha ocurrido hasta el momento.

Pese a la amenaza de tomar acciones legales, Siluánov admitió que ello "no será un proceso fácil”.

“Presentaremos nuestras facturas al tribunal confirmando nuestros esfuerzos para pagar tanto en moneda extranjera como en rublos”, explicó el ministro sin especificar a qué órgano jurídico recurrirá Rusia.

Y señaló que el país “tendrá que demostrar su posición de forma muy activa, a pesar de todas las dificultades".

"Rusia intentó de buena fe pagar a los acreedores externos transfiriendo las cantidades correspondientes en moneda extranjera para pagar nuestra deuda", agregó Siluánov quien acusó a los "países occidentales" de efectuar una "política deliberada" para "crear artificialmente un impago por todos los medios".

Según el ministro de Finanzas, la deuda externa de Rusia actualmente asciende a unos 4.700 millones de rublos (equivalentes a US$ 56.700 millones), es decir, el 20% de la deuda pública total.

"Si se libra una guerra económica y financiera contra nuestro país, estamos obligados a reaccionar, cumpliendo todas nuestras obligaciones", advirtió.

Asimismo, Siluánov afirmó que Rusia frenará las subastas de bonos debido a los costos prohibitivos para el país en el mercado de deuda.

“No planeamos ir al mercado local o al mercado externo (de deuda) durante este año. No tiene sentido porque el costo de los empréstitos sería cósmico”, aseveró.

En ese sentido, según Todd Schubert, jefe de activos fijos en el Banco de Singapur, la posición holgada de las finanzas de Rusia, que incluye ingresos de casi 1.000 millones de euros al día por ventas de energía a la Unión Europea, le otorgará “flexibilidad al Gobierno para abstenerse a entrar al mercado público de deuda”.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés