El Economista - 70 años
Versión digital

mie 29 Jun

BUE 14°C
Versión digital

mie 29 Jun

BUE 14°C
Sanciones

Rusia admite que su economía está recibiendo "graves golpes" a medida que crece el aislamiento

No obstante, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que hay "cierto margen de seguridad, hay potencial, hay algunos planes, se está trabajando"

Rusia admite que su economía está recibiendo "graves golpes" a medida que crece el aislamiento
Rusia admite que su economía está recibiendo "graves golpes" a medida que crece el aislamiento
02-03-2022
Compartir

La economía rusa está recibiendo "graves golpes", reconoció el Kremlin este miércoles, ya que el creciente aislamiento del país aumenta la presión sobre su tambaleante sistema financiero.

Apple, ExxonMobil, Ford, Boeing y Airbus se unieron a una lista de empresas que cerraron o suspendieron sus operaciones en Rusia en respuesta a la invasión de Ucrania y las consiguientes sanciones occidentales, y la rama europea del banco más grande de Rusia colapsó luego de una corrida en sus depósitos. 

  • El rublo volvió a debilitarse para negociarse a 112 por dólar estadounidense.

"La economía de Rusia está experimentando serios golpes", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, en una llamada con periodistas extranjeros. "Pero hay un cierto margen de seguridad, hay potencial, hay algunos planes, se está trabajando".

Peskov estaba respondiendo a una pregunta sobre el comentario del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su discurso sobre el Estado de la Unión de que la economía rusa había quedado "tambaleada" por las sanciones.

Sberbank, el mayor prestamista de Rusia, dijo el miércoles que abandonaría Europa, con la excepción de Suiza, luego de que los reguladores bancarios en Austria forzaran el cierre de su subsidiaria de la UE con sede en Viena. 

  • El Banco Central Europeo había advertido a principios de esta semana que era probable que Sberbank Europa quebrara después de que los depositantes se apresuraran a retirar su dinero tras la imposición de sanciones occidentales a gran parte del sistema financiero de Rusia.

Sberbank dijo que sus subsidiarias habían enfrentado "una salida excepcional de fondos y una serie de preocupaciones de seguridad con respecto a sus empleados y oficinas", dijo el grupo en un comunicado, y agregó que una orden del banco central ruso le había impedido rescatarlos.

  • Las sanciones bancarias son parte de un paquete más amplio de medidas que ha tomado Occidente, de una escala sin precedentes contra una economía de la importancia de Rusia, con el objetivo de cortar la financiación del esfuerzo bélico del presidente ruso, Vladimir Putin
  • Francia estima que se han congelado activos rusos por valor de 1 billón de dólares, incluida aproximadamente la mitad de las reservas de guerra del gobierno ruso.

Moscú ha respondido con una serie de medidas de emergencia destinadas a prevenir el colapso financiero, detener el flujo de efectivo fuera del país y preservar sus reservas de divisas. El banco central más que duplicó las tasas de interés al 20% y prohibió a los corredores rusos vender valores en poder de extranjeros.

Más controles de capital

El mercado de valores ruso se cerró el lunes y no ha vuelto a abrir desde entonces. El banco central dijo que permanecería cerrado hoy. 

El gobierno ordenó a los exportadores cambiar el 80% de sus ingresos en moneda extranjera por rublos y prohibió a los residentes rusos realizar transferencias bancarias fuera del país.

Las petroleras lideran el éxodo empresarial

Las riquezas energéticas de Rusia no han sido el objetivo directo de las sanciones occidentales, pero muchas de las compañías petroleras más grandes del mundo están abandonando el país o deteniendo nuevas inversiones en proyectos para explorar y desarrollar campos.

A Moscú también le resulta más difícil vender envíos de crudo ruso a comerciantes y refinerías preocupados por verse atrapados en la red de sanciones financieras. Los operadores petroleros también desconfían del riesgo para los barcos en el Mar Negro.

ExxonMobil dijo el martes que abandonaría su último proyecto en el país, Sakhalin-1, que fue catalogado como "una de las inversiones directas internacionales más grandes en Rusia". Una subsidiaria de Exxon era el operador del proyecto, y la decisión de la empresa de retirarse pondrá fin a su presencia de más de 25 años en Rusia.

BP, Shell y la noruega Equinor han dicho esta semana que tienen la intención de salir de sus negocios rusos ante un probable impacto de miles de millones de dólares en sus balances. TotalEnergies de Francia ha detenido nuevas inversiones.

Apple, la empresa más valiosa del mundo, anunció el martes que dejó de vender todos sus productos en Rusia debido a la invasión de Ucrania. Apple también dijo que se movió para limitar el acceso a los servicios digitales, como Apple Pay, dentro de Rusia, y restringió la disponibilidad de las aplicaciones de los medios estatales rusos fuera del país.

Ford dijo el martes que suspenderá sus operaciones en Rusia, con efecto inmediato. El fabricante de automóviles tiene una participación del 50% en Ford Sollers, una empresa conjunta con la empresa rusa Sollers.

Boeing suspende el apoyo a las aerolíneas rusas. Un portavoz de la compañía dijo el martes que Boeing estaba pausando "los servicios de repuestos, mantenimiento y soporte técnico para las aerolíneas rusas" y que también "suspendió operaciones importantes en Moscú y cerró temporalmente nuestra oficina en Kiev".

Airbus también dijo que suspendería los servicios de apoyo y el suministro de repuestos a las aerolíneas rusas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés