El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 14°C
Entrevista

Roberto Bouzas: “La principal duda para Argentina es si Brasil crecerá”

El Economista habló con Bouzas, sobre los desafíos en la integración con Brasil, principal socio comercial de Argentina.

"Si hemos sido incapaces de hacer una unión aduanera en treinta años, veo difícil que podamos adoptar una convertibilidad con Brasil"
"Si hemos sido incapaces de hacer una unión aduanera en treinta años, veo difícil que podamos adoptar una convertibilidad con Brasil"
14 octubre de 2022

La segunda jornada del 58° Coloquio de Idea que se desarrolla en Mar del Plata, tuvo una agenda signada por dos ejes: la inserción de la Argentina en la compleja realidad global y universo del empleo que genera desafíos. 

El primero de los ejes, contó con la presencia de Tomás Allende, Laura Barnator y Roberto Bouzas. También estuvo el secretario de Industria, José Ignacio De Mendiguren, Claudio  Rodríguez y Dante Sica. 

En tanto, en el debate respecto del empleo, si hicieron presentes los dirigentes gremiales Ricardo Pgnanelli (Smata), Gerado Mertínez (Uocra), el diputado Martín Tetaz y María Eugenia Prado. 

La jornada más política será hoy, con la presencia del presidente Alberto Fernández

El Economista habló con Bouzas, sobre los desafíos en la integración con Brasil, principal socio comercial de Argentina. 

¿Cuáles son las propuestas de integración para Argentina? 

Tenemos una visión y luego una serie de propuestas en cuatro áreas de política. Las cuatro áreas son la política comercial propiamente dicha, el fomento a las exportaciones, la política hacia la inversión extranjera y el desarrollo productivo e innovación. En cada una de estas áreas hay iniciativas y propuestas muy concretas que se van a conocer en un documento que Idea va a presentar en poco tiempo.  

Brasil es nuestro principal socio comercial. Hay elecciones. ¿Qué impacto puede tener en Argentina? 

Creo que el impacto es relativo. El impacto más importante pasa por si la economía de Brasil va a crecer o no. Ese es el principal signo de interrogación y lo importante para Argentina es que Brasil recupere un ritmo de crecimiento sostenido. Luego están todos los desafíos asociados al Mercosur. En ese punto tengo una visión más escéptica. Creo que a lo largo de tres décadas el Mercosur demostró sus limitaciones para lo que puede alcanzar, nunca es tarde para empezar de nuevo y hacerlo de manera efectiva. Pero no creo que el cambio de gobierno en Brasil vaya a tener un impacto en la dirección del proceso de integración. 

Se ha mencionado la posibilidad de una moneda común en el Mercosur. ¿Cómo lo evalúa? 

Más que una moneda común se ha hablado de un régimen de convertibilidad con el real. Personalmente y sin conocer los detalles de la propuesta me parece que si hemos sido incapaces de hacer una unión aduanera en treinta años, veo difícil que podamos adoptar una convertibilidad con Brasil. Nunca estuve convencido de que un régimen de convertibilidad sea un buen régimen para Argentina. Creo que resuelve la superficie del problema pero no el fondo que es la credibilidad de la política monetaria. Comprar credibilidad a través de un acuerdo internacional no necesariamente resuelve los problemas de fondo. 

En lo relativo a las matrices productivas de Argentina y Brasil. ¿Cómo se avanzaría hacia una integración? 

Argentina y Brasil en términos de su inserción internacional son muy similares. Ese es uno de los principales obstáculos para la integración. Pero si la Argentina tiene alguna chance de participar de manera activa de las cadenas internacionales de valor, es con la división del trabajo hacia el interior de ciertos sectores con Brasil. Eso ha ocurrido en la industria automotriz, en alguna medida también en la industria petroquímica. La integración de cadenas regionales es una opción fundamental. Todo ello requiere un marco regulatorio que hoy lamentablemente no hemos podido desarrollar en el plano regional. 

¿Cuáles son los desafíos que tendrá en materia de integración el Gobierno que venga a partir del 2023? 

La primera cuestión es el debate sobre la estructura de protección. Eso está asociado a la discusión de aranceles externos comunes, ya sea a través de la reforma o de la flexibilización. Otro punto es la armonización y convergencia regulatoria más ambicioso y por lo tanto más improbable de que ocurra pero es fundamental. El último punto es el de las negociaciones con terceros. El Mercosur tiene ahí una agenda pendiente, porque ha hecho pocos acuerdos y no ha tenido estrategia para negociar con terceros. De hecho, ha tenido una estrategia defensiva básicamente de no negociar, y llegó al acuerdo con EU a los empujones. O se avanza con una mayor convergencia entre los cuatro, o bien en una flexibilización del modelo.  

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés