El Economista - 70 años
Versión digital

mar 23 Abr

BUE 17°C
Grupo Wagner

Putin logró controlar el intento de golpe

Por órdenes de su líder, Yevgeny Prigozhin, los combatientes del grupo mercenario Wagner detuvieron su avance hacia Moscú

Putin logró controlar el intento de golpe
25 junio de 2023

Este domingo, los combatientes del grupo Wagner se retiraron de la ciudad de Rostov, en el sur de Rusia, bajo un acuerdo que desactivó un desafío sin precedentes a la autoridad del presidente, Vladimir Putin, y detuvieron su avance hacia Moscú.

A partir del viernes, los mercenarios rusos, liderados por Yevgeny Prigozhin, se habían revelado contra Putin y comenzaron a avanzar contra Moscú, en lo que parecía un claro intento de golpe de Estado.

Desde que comenzó la guerra, las fuerzas de este grupo han librado las batallas más sangrientas y dijeron que su decisión de avanzar sobre Moscú tenía como objetivo destituir a los comandantes rusos corruptos e incompetentes.

Teniendo en cuenta que el Ejército ruso cuenta con casi un millón de soldados, parecía difícil creer que el grupo Wagner, con unos 70.000 soldados, pudiese derrocar a Putin.

Sin embargo, el sábado, tras arduas negociaciones, Prigozhin ordenó detener el avance para evitar el derramamiento de "sangre rusa" y regresaron a sus bases a cambio de garantías de seguridad. 

Así, Prigozhin se trasladará a Bielorrusia, según el acuerdo mediado por el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, aunque el motín abortado plantea grandes interrogantes sobre el control de Putin sobre Rusia.

Además, también se confirmó que se retiraría un caso penal contra Prigozhin por insurrección y que los combatientes de Wagner que se unieron a su causa no enfrentarían ninguna acción.

En varios videos difundidos en redes sociales, se podían observar a los mercenarios retirándose en un convoy de vehículos blindados, tanques y autocares con el sonido de vítores, cánticos de "Wagner" y disparos de celebración de los residentes.

Prigozhin acusó durante meses al ministro de Defensa, Sergei Shoigu, y al jefe del Estado Mayor, Valery Gerasimov, de incompetencia y de retener municiones a sus combatientes mientras luchaban para tomar Bakhmut, en Ucrania.

Wagner, cuyos hombres en Ucrania incluyen a miles de exprisioneros reclutados de las cárceles rusas, se ha convertido en un negocio internacional en expansión con intereses mineros y combatientes en África y Medio Oriente.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés