El Economista - 70 años
Versión digital

mar 16 Abr

BUE 16°C
Análisis

Milei a la Santa Sede: la importancia de la Iglesia Católica

¿Cuál es la importancia de la Iglesia Católica en Argentina?

Javier Milei y el Papa. Karina, más atrás.
Javier Milei y el Papa. Karina, más atrás.

Primeros pasos de Milei, en falso para la Santa Sede

La relación entre Javier Milei y el Papa Francisco no empezó muy bien. En 2020, Milei calificó al Papa como el "representante del maligno en la tierra"; y en su entrevista con Tucker Carlson en 2023 declaró que Francisco "está del lado de las dictaduras sangrientas".

Sin embargo, durante la campaña presidencial, Milei aseguró haberse disculpado, y hace pocos días lo catalogó como el "argentino más importante de la historia". 

Por su parte, Francisco no solo felicitó al nuevo Presidente argentino por su victoria, sino que también declaró que en la campaña se hacen este tipo de declaraciones para "generar atención", pero que después "se caen solas". 

Este encuentro, un antes y un después

El 11 de febrero, el mandatario argentino asistió a la canonización de la beata María Antonia Paz de Figueroa, conocida como "Mama Antula", primera santa de origen argentino. En este primer encuentro, ambos compartieron palabras cordiales, comentarios graciosos y se dieron un cálido abrazo: "Recen por mí, yo lo hago por ustedes", terminó el Sumo Pontífice. 

Al día siguiente, Milei fue recibido en el Palacio Apostólico Vaticano para una audiencia privada con el Papa. En el marco de lo que se esperaba que sea una agenda de tipo social, hablaron sobre resolver la crisis en Argentina, la contención de la pobreza y potenciar el crecimiento productivo. Según el presidente, el Papa se mostró satisfecho con el programa económico del gobierno.  

Luego, Milei y su comitiva tuvieron una reunión con el Secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Parolin, y el Canciller, monseñor Gallagher, para conversar sobre las relaciones bilaterales, los conflictos internacionales y el compromiso por la paz. También hablaron sobre el programa del Gobierno para contrarrestar la crisis económica. 

El poder del catolicismo

En Argentina, 2 de cada 3 personas se identifican como católicas, y la Constitución de la Nación Argentina establece que el Estado debe sostener al culto católico. Sin embargo, es cierto que el número de fieles parece ir en descenso y cada vez son más los que están en contra de financiar a la Iglesia. Pero estos datos, ¿revierten realmente el poder de la Iglesia Católica?

milei francisco
 

Partamos del soft power. Todo culto logra una gran influencia en el sistema de creencias y valores de una sociedad. Para muchos, el mandato divino es superior al mandato de la ley. A su vez, la religión genera un sentido de pertenencia hasta a veces mayor que el de una nación. Aunque todos los cultos tienen este poder, el cristianismo es el que mayor cantidad de fieles reúne alrededor del mundo, siendo el catolicismo la rama mayoritaria, especialmente en Argentina.

Por otro lado, consideremos el poder económico. Según datos publicados por el Vaticano, se estima que la Iglesia Católica tiene un patrimonio superior a los 1.400 millones de euros, y algunas investigaciones hablan de hasta 2 billones. Distribuido en activos financieros, reservas de oro y propiedades, ese dinero se destina a sostener el culto en el mundo. 

En Argentina, aunque también con ayuda del Estado, todo eso se traduce en educación, parroquias, organizaciones sociales, entre otras cosas. 

Eso nos obliga a pasar al poder social. La Iglesia llega a lugares donde el Estado no. En nuestro país, la presencia de la Iglesia en los barrios populares es cada vez mayor y la contención integral que ofrecen en las comunidades (educativa, valorativa, familiar, sanitaria y hasta deportiva) se vuelve esencial. Hoy los curas villeros tienen un gran poder en territorio, al punto que en barrios coptados por el narcotráfico, a la parroquia "no la tocan". 

Y todo esto es lo que le da el indiscutido poder político. A lo que además se suma el liderazgo del propio Bergoglio.

El papa Francisco

Se dice que el Papa es una de las personas más poderosas del mundo. Su capacidad de influencia lo ha ubicado más de una vez en el top 10 del listado de la Revista Forbes, compartiendo la lista con figuras como Xi Jinping o Bill Gates, y ha sido considerada persona del año por la revista Time. Al final del día, tiene más de 1.300 millones de fieles siguiéndolo en todos los continentes. 

Además, Francisco vino a dejar su impronta. El hecho de presentar nuevas perspectivas sobre asuntos como el rol de la mujer en la sociedad, la identidad de género, el divorcio, el aborto, el cambio climático, la transparencia económica y los lujos de la Iglesia, el clericalismo y los abusos sexuales en el marco de la institución católica, es revolucionario.

Haciéndole honor a su nombre, es considerado uno de los Papas más cercanos a las comunidades vulnerables. Y no podemos olvidar el "hagan lío" de aquella Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro en 2013, o del "busquen y arriesguen, no tengan miedo" de la misma Jornada en 2023 en Lisboa. El Papa quiere que la iglesia se acerque a la gente, y lo está logrando. 

Esa persona, que invita a los fieles a emprender un camino sinodal (caminando juntos, a la par y abiertos al diálogo), que exhorta a la juventud a hacer del mundo un lugar más justo e inclusivo, y que no tiene miedo a desafiar el statu quo, es argentino. Criado en el sur global, su voz hoy moviliza estructuras a nivel internacional. 

Una relación importante, necesaria y excepcional

Después de tantos cruces, que Milei visite al Papa es una muestra del valor que tiene la Iglesia Católica en nuestro país. Su aporte valorativo, económico y social continúa siendo importante y hoy se vuelve un complemento para el Estado a la hora de contener la crisis económica y social que presenta el país. 

Y a todo esto se suma algo excepcional, el Papa es argentino. Considerando su liderazgo transformador, si hay un momento donde el valor político de la Iglesia y de la figura papal aumenta para nosotros, es ahora. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés