El Economista - 70 años
Versión digital

sab 20 Abr

BUE 25°C
Europa

Macron, con el carisma vacío y las elecciones europeas a la vuelta de la esquina

Macron, quien hace menos de dos años proclamaba ser un muro ante la extrema derecha, ahora declara una lucha contra las raíces que alimentan a la misma

Macron, con el carisma vacío y las elecciones europeas a la vuelta de la esquina
Juan Martín Lloret 31 marzo de 2024

En el corazón de la política contemporánea, las campañas electorales se han convertido en un campo de batalla donde las estrategias de comunicación y las plataformas digitales juegan un papel fundamental. Y, en Francia, esta realidad no es una excepción. 

En la actual campaña por las elecciones europeas del 9 de junio, hemos sido testigos de una serie de cambios significativos que están remodelando el panorama político del país y, en última instancia, podrían tener un impacto en el futuro de Europa. 

En lugar de depender únicamente de los tradicionales discursos políticos, los partidos están recurriendo a herramientas como TikTok para llegar a un público más amplio y diverso. 

El caso de la extrema derecha, con su joven político Jordan Bardella, representante del partido Rassemblement National de Marine Le Pen, es un ejemplo destacado de cómo la innovación en la comunicación política puede traducirse en un éxito electoral palpable. 

Con millones de reproducciones en vídeos cortos, han logrado generar un impacto significativo en las encuestas de intención de voto, llegando al primer lugar y desafiando así las formas convencionales de hacer campaña.

le pen
Le Pen y Bardella

Por otro lado, el presidente Emmanuel Macron ha revelado su presunta conexión con lobbies empresariales, particularmente en el caso de Uber, sacado a la luz en 2022 por el diario inglés The Guardian. Estos han socavado su imagen de líder progresista y han generado desconfianza entre la población. 

Este mes, cuando se trató la ley de regulación de plataformas digitales a nivel europeo para otorgar más derechos a los trabajadores de aplicaciones como Uber, el Gobierno francés intentó bloquear el proyecto de ley en el Consejo de la Unión Europea. 

Así, aunque Macron muestra una retórica pro Europa, queda en claro que cuando el teléfono suena y el lobby está detrás, todo es negociable. Esta actitud se refleja también en su posición hacia el Mercosur, que no sorprende y que probablemente no cambiará hasta junio debido a la fuerte presión del sector agrícola francés, que se opone al acuerdo con el Mercosur, así como a las cuotas preferenciales para Ucrania y al tratado entre la UE y Canadá.

Por otra parte, la controvertida ley de migración en Francia ha generado una gran polémica debido a su alineamiento ideológico con la extrema derecha lepenista. La aprobación de una ley, que impone restricciones aún más severas a todo tipo de migración al país, ha sido considerada por Marine Le Pen como una "victoria ideológica". 

Macron, quien hace menos de dos años proclamaba ser un muro ante la extrema derecha, ahora declara una lucha contra las raíces que alimentan a la misma. Este viraje hacia la derecha es cada vez más evidente y suscita preocupaciones sobre el rumbo político que está tomando Francia.

A diferencia del resto del Viejo Continente, las elecciones europeas en Francia son tratadas como comicios de popularidad interna donde se pone más énfasis en quién sale mejor parado para las próximas elecciones presidenciales de 2027 que en la dirección de las instituciones europeas.

Pero, en este contexto de transformación política, emerge una nueva figura en el escenario francés: Raphaël Glucksmann. Con un enfoque renovado y una estrategia de comunicación efectiva, ha logrado captar la atención de los jóvenes europeos y revitalizar el discurso de la izquierda con un fuerte uso de la plataforma digital Instagram, donde es el eurodiputado con más seguidores de toda Europa. 

Su ascenso como líder político representa un cambio significativo en el panorama político francés y europeo, y sus propuestas, centradas en la protección de los trabajadores y la solidaridad internacional, están ganando tracción entre una base de seguidores cada vez más amplia. 

Glucksmann ha ganado notoriedad por sus campañas en contra del gobierno chino y a favor de los trabajadores de la comunidad uigur, así como también con su campaña en contra del fast fashion.

glucksmann
Raphaël Glucksmann

Sin embargo, las elecciones del 9 de junio no son las únicas que están bajo el escrutinio de los europeos, ya que el posible cambio en la Casa Blanca en noviembre suscita preocupaciones en Bruselas. Así, Europa despierta de un largo sueño bajo el paraguas americano y reconoce que la seguridad colectiva no está asegurada. 

Una vez más, Macron intenta asumir un papel protagónico frente a la guerra en Ucrania. Se ha debatido la posibilidad de enviar tropas francesas a combatir, pero cuando se analizan las cifras de ayuda económica enviada a Kiev, es evidente el limitado apoyo francés en comparación con Alemania. 

Del mismo modo, al observar la cantidad de refugiados ucranianos recibidos, se percibe la falta de una participación real por parte de Francia frente a países como Alemania y Polonia. El carisma macronista comienza y termina en el discurso político.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés