El Economista - 70 años
Versión digital

mar 29 Nov

BUE 30°C
Versión digital

mar 29 Nov

BUE 30°C

Los talibanes quieren un asiento en la ONU

Una carta de los talibanes al secretario general prepara el escenario para un enfrentamiento diplomático.

taliban-GettyImages-1233883955
taliban-GettyImages-1233883955
22-09-2021
Compartir

Los talibanes terminaron semanas de especulaciones sobre sus planes de buscar reconocimiento diplomático en las Naciones Unidas, pidiendo al secretario general, Anto?io Guterres, un espacio para hablar en la Asamblea General y solicitando que el organismo mundial expulse al actual embajador afgano de la ONU.

La noticia inyectó una nueva dosis de drama diplomático en la Asamblea General en un día en que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, defendió el liderazgo mundial y Guterres pronunció un discurso sombrío sobre cómo el mundo estaba parado en un "abismo" humanitario con la pandemia del coronavirus, las crisis y catástrofes climáticas que se avecinan.

El lunes, Ameer Khan Muttaqi, el autoproclamado ministro de Relaciones Exteriores de los talibanes, escribió a Guterres pidiendo participar en el debate de la Asamblea General esta semana, según Stephane Dujarric, portavoz principal de la ONU.

La medida prepara el escenario para una batalla política entre los talibanes y Estados Unidos y sus socios occidentales, que se muestran reacios a reconocer a los talibanes antes de que demuestre su voluntad de formar un gobierno inclusivo y respetar los derechos humanos del pueblo afgano, en particular de las mujeres.

También puso en aprietos al actual embajador de Afganistán ante la ONU, Ghulam Isaczai. Isaczai mantuvo su escaño incluso después de que los talibanes derrocaron a su gobierno el mes pasado.

Un actor importante en este conflicto será el Comité de Acreditación de la ONU de nueve miembros, que revisa casos de solicitudes en competencia para representar a un país en las Naciones Unidas. Estados Unidos está en ese comité. Por lo general, no se reúne hasta noviembre, así que no se espera una respuesta inmediata sobre el tema.

El caso del escaño de Afganistán refleja otra disputa diplomática con el comité de acreditación con respecto a Myanmar , donde la potencia militar que tomó el poder en un golpe de Estado este año insta a Naciones Unidas a instalar su embajador en Nueva York.

Ex funcionarios dijeron que no es probable que las Naciones Unidas otorguen a los talibanes su solicitud de un espacio para hablar en el último minuto. Sería un golpe diplomático para los talibanes cuando la mayoría de los países, sobre todo Estados Unidos, se resisten a entregar más victorias al grupo.

Los funcionarios estadounidenses y de la ONU ven otorgar legitimidad internacional a los talibanes como uno de los últimos puntos de influencia que les queda con el grupo extremista militante para proteger los derechos civiles en Afganistán y reprimir las represalias violentas contra los afganos que ayudaron a Estados Unidos y a los esfuerzos de guerra de la coalición durante 20 años.

Todavía depende de la buena voluntad de los talibanes para permitir que un pequeño número de ciudadanos estadounidenses y aliados afganos abandonen libremente el país después de la retirada caótica.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés