El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 13°C
Escenario

Los primeros 100 días de guerra en Ucrania podrían ser solo el comienzo

El presidente de EE.UU. Joe Biden anunció esta semana que proporcionará sistemas de misiles de largo alcance a Ucrania

El presidente Volodimir Zelenski visita Kharkiv.
El presidente Volodimir Zelenski visita Kharkiv.
03 junio de 2022

100 días después de la invasión rusa de Ucrania, no se vislumbra el fin del derramamiento de sangre y ninguna de las partes parece estar preparada para una victoria decisiva.

Vladimir Putin no logró tomar Kiev, pero ahora se está moviendo hacia su objetivo declarado de "liberar" la región de Donbas en el este de Ucrania, y los expertos dicen que es poco probable que Ucrania obligue a las fuerzas rusas a abandonar el país por completo.

Ninguno de los bandos está dispuesto a deponer las armas, y la ventaja en el campo de batalla pronto podría volver a Ucrania.

Según los informes, las fuerzas rusas han tomado la mayor parte de la ciudad clave de Severodonetsk en los últimos días, un progreso sorprendentemente rápido dado el éxito anterior de Ucrania en la guerra urbana.

Rusia está convirtiendo las ciudades en escombros antes de tomarlas, y también está infligiendo numerosas bajas a las fuerzas mejor entrenadas de Ucrania, que se concentran en el Donbas.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dice que Ucrania está perdiendo entre 60 y 100 soldados por día, y Rusia ahora controla el 20% del territorio de Ucrania.

No obstante, varios analistas militares creen que la capacidad de Rusia para avanzar se agotará relativamente pronto, lo que podría darle a Ucrania, mientras atrae fuerzas de reserva y armamento occidental, una oportunidad para contraatacar y recuperar territorio a medida que avanza el verano.

Pero también es posible que Putin vuelva a expandir sus objetivos más allá del Donbas, después de que sus ofensivas iniciales en Kiev y otras ciudades colapsaran. Las fuerzas rusas parecen estar adaptándose a esos fracasos anteriores.

En cualquier caso, el progreso reciente de Rusia ha amortiguado, al menos temporalmente, la especulación de que Ucrania podrá perseguir a Rusia de regreso a las líneas anteriores a la invasión, o fuera del país por completo.

No es contra Ucrania, es contra Occidente

Dentro de Rusia, el apoyo público a la guerra se mantiene relativamente estable en alrededor del 80%, según la encuestadora independiente más respetada de Rusia, el Centro Levada, aunque las encuestas son tensas en tales circunstancias.

Los rusos ven cada vez más el conflicto contra Occidente, en lugar de solo contra Ucrania, lo que "ayuda a movilizar el apoyo al régimen", dice el informe.

Estados Unidos está enviando sofisticados sistemas de cohetes que permitirán a las fuerzas ucranianas atacar desde la distancia.

  • Ucrania ha prometido no utilizarlos para atacar dentro de Rusia, pero el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, acusó a Joe Biden de  "echar leña al fuego deliberadamente".
  • Biden, por su parte, escribió en el NYT que su objetivo es poner a Ucrania "en la posición más fuerte posible en la mesa de negociaciones" ayudando a fortalecer su posición en el campo de batalla.

Alerta máxima por los alimentos

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski , no ha mostrado inclinación a aceptar un acuerdo que cede más territorio a Rusia. Putin tampoco se mostró dispuesto a hablar con Zelenski, en absoluto.

  • El canciller alemán Olaf Scholz y el presidente francés Emmanuel Macron mantuvieron sus llamadas a Kiev y Moscú con la esperanza de generar un impulso para la diplomacia.
  • Pero actualmente parece probable que una guerra que ha durado 100 días pueda prolongarse por cientos más.

Un conflicto prolongado repercutirá cada vez más en la economía mundial. Los líderes mundiales y las organizaciones internacionales están haciendo sonar la alarma sobre cómo la continuación de los combates, los bloqueos rusos y las sanciones occidentales devastarán el suministro mundial de alimentos.

El mundo mira hacia otro lado 

Pero la atención global está comenzando a decaer. Ha habido una disminución de 22 veces en las interacciones de las redes sociales (me gusta, comentarios, acciones compartidas) en los artículos de noticias publicados sobre Ucrania entre la primera semana de la guerra y la semana más reciente, informa Neal Rothschild de Axios, según los datos de NewsWhip.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés