El Economista - 73 años
Versión digital

lun 15 Jul

BUE 11°C
Problema

La Inteligencia Artificial, ¿un problema para el cambio climático?

El desarrollo de estas innovadoras herramientas requieren el consumo de una gran cantidad de agua

La Inteligencia Artificial, ¿un problema para el cambio climático?
27 febrero de 2024

En la actualidad, existen dos tendencias que generan gran interés en la mayoría de los países y que, aunque pocos saben, son opuestas entre sí: la lucha contra el cambio climático y el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA).

En un momento en el que las temperaturas globales rompen todos los récords, las empresas de tecnología más grandes del mundo han aumentado sustancialmente el uso de agua para enfriar los centros de datos. 

Por lo general, el desarrollo de productos que utilizan IA se logra a través de grandes modelos de lenguaje capaces de procesar y crear enormes cantidades de texto, datos numéricos y de otro tipo. 

Pero el problema es que estos modelos requieren grandes cantidades de potencia informática para funcionar, lo que, a su vez, implica el uso de inmensas granjas de servidores que utilizan agua helada para enfriar los equipos.

En este sentido, Microsoft, Google y Meta han aumentado su consumo de agua en los últimos años y los académicos sugieren que la demanda de IA aumentaría la extracción de agua a cantidades de entre 4.200 y 6.600 millones de metros cúbicos para 2027.

Por ello, investigadores de la Universidad de California en Riverside explicaron que este es un "momento crítico para descubrir y abordar la huella hídrica secreta de los modelos de IA en medio de la crisis cada vez más grave de escasez de agua dulce, el empeoramiento de las sequías prolongadas y el rápido envejecimiento de la infraestructura hídrica". 

En 2022, el último período para el que hay cifras disponibles, Microsoft aumentó su consumo de agua más del 34 %, Google 22 % y Meta 3 %, como resultado de su creciente uso de centros de datos. 

Sin embargo, estas empresas tienen como objetivo devolver a sistemas como los acuíferos más agua de la que consumen para 2030, a través del financiamiento de trabajos para mejorar la infraestructura de riego o restaurar los sistemas de humedales. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés