El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 May

BUE 10°C
Cambio climático

La "era nuclear" llegó a su fin en Alemania

Pese a la crisis energética que atraviesa el Viejo Continente, el país germano decidió cerrar sus últimas tres centrales

La "era nuclear" llegó  a su fin en Alemania
16 abril de 2023

En plena lucha contra el cambio climático, y mientras la guerra en Ucrania continúa, Alemania tomó una decisión más que polémica: este fin de semana cerró sus últimas tres centrales nucleares en funcionamiento.

 

Las centrales Isar 2, Emsland y Neckarwestheim 2 fueron desconectadas, aunque la medida no fue sorpresiva, ya que estaba programada para fines de 2022, aunque fue postergada por la guerra en Ucrania. 

Así, tras más de sesenta años de lucha, los "verdes" han obtenido su triunfo, si bien muchos creen que la decisión es un error que podría condenar al país germano. 

En 2002, varios años después de lo que fue el accidente de Chernóbil, el canciller Gerhard Schröder firmó la ley para abandonar progresivamente la energía nuclear. Sin embargo, tras la catástrofe de Fukushima, en Japón, fue Angela Merkel quien decidió acelerar el proceso.

La medida siempre fue polémica por varias cuestiones: por un lado, está comprobado que la energía nuclear no es contaminante. Por ello, que Alemania, un defensor de la lucha contra el cambio climático, haya tomado esta decisión no deja de ser llamativa, ya que esto incrementó su dependencia de los combustibles fósiles. 

Esto también incrementó la dependencia de Alemania de algunos países como Rusia, algo que hoy en día sufre como consecuencia de la guerra: los precios se han disparado ya que, ante las sanaciones occidentales, Moscú ha respondido cerrando los grifos de gas. Y, a su vez, esto ha generado que Alemania deba recurrir a otras fuentes de energía, como la quema de carbón, lo que ha elevado sus emisiones de dióxido de carbono. 

Intentando justificar la decisión, la ministra de Medio Ambiente y miembro del Partido Verde, Steffi Lemke, explicó que Alemania estaba abandonando la energía nuclear porque nunca se pueden descartar accidentes catastróficos, "ya sea por un error humano como Chernóbil, desastres naturales como Fukushima... o ataques, como sufre Ucrania a causa de la guerra de Rusia".

Pero lo más llamativo es que Francia, la otra gran potencia económica de toda la UE, implementará una estrategia totalmente opuesta a la alemana: no solo ha encargado la prolongación de la explotación de los actuales reactores más allá de los 40 años para los que fueron concebidos (hasta 50 o incluso 60 años), sino que ha lanzado la construcción de al menos otros 6.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés