El Economista - 70 años
Versión digital

sab 18 May

BUE 9°C

Hillary vuelve a liderar en todas las encuestas

La economía de Estados Unidos sigue creciendo a tasas muy bajas pero eso no afecta la imagen de Barack Obama.

02 agosto de 2016

En medio de la campaña electoral de Estados Unidos, está instalado el debate sobre la marcha de la economía. Los republicanos describen un escenario complejo mientras que los demócratas rescatan los avances logrados, por ejemplo, en materia de empleo. Lo cierto es que la economía estadounidense está creciendo muy poco. El PIB subió 0,9% en el cuarto trimestre de 2015, 0,8 en los primeros tres meses de este año y 1,2% en el segundo trimestre. Este último dato fue particularmente decepcionante porque los analistas esperan un incremento de 2,5%. De todas maneras, lo que más subió fue el consumo privado, lo que permite una lectura más positiva del resultado que estuvo muy influido por la liquidación de inventarios. Son números que le dan argumentos a Donald Trump aunque sus propuestas que apuntan a restringir el comercio agravarían el cuadro económico.

Más datos

Ayer se conocieron los datos sobre las tendencias de la actividad manufacturera que registró un índice de 52,6 puntos en julio, que al superar los 50 puntos indica que el sector continúa en expansión, pero tuvo una ligera caída con relación a junio cuando registró 53,2.

A partir de los datos del PIB, volvieron a descender las posibilidades de una suba de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal en algunas de las tres reuniones que tiene pautadas antes de fin de año. De todas maneras, el presidente del banco de la Reserva Federal de Dallas Robert Kaplan, declaró ayer que todavía es muy temprano para descartar una suba de tasas en septiembre. Sostuvo que antes de ese encuentro habrá dos informes más sobre el mercado de trabajo, y además, se conocerá la primera revisión sobre los datos del PIB, todo lo cual permitirá tener un panorama más claro sobre la marcha de la economía y en función de ello tomar una decisión. Otro tema clave es el del nivel de inflación que aún no se ubica en el 2% que es la meta de la autoridad monetaria. La baja del precio del petróleo que ayer se ubicó, luego de varios meses, por debajo de US$ 40 el barril aleja toda posibilidad de una aceleración de la tasa de inflación. Pero también Kaplan advirtió que las Fed, al tomar medidas de política monetaria, también toma en cuenta el escenario global porque es consciente que sus decisiones impactan más allá de las fronteras estadounidenses. Por lo tanto, nada está dicho por ahora. Pero así como en las semanas previas parecían prevalecer las ideas de los que querían subir las tasas, los últimos datos fortalecen la postura de Janet Yellen de actuar con cautela.

Las encuestas

Mientras tanto, comienza a medirse el impacto que tuvieron las convenciones partidarias en la intención de voto. Según una encuesta de CBS difundida ayer, Hillary Clinton supera a Trump 46% a 39%. Antes se había difundido otra realizada por la CNN en la cual la candidata demócrata se imponía a Trump por 52% a 43%. Son datos previsibles dada la efectiva Convención Demócrata que se contrapuso a la Republicana que estuvo plagada de contratiempos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés