Europa tiene el crecimiento más bajo desde 2014

Eurostat informó que el PIB de la zona euro subió en el tercer trimestre 0,2% contra el segundo y 1,7% contra el mismo período de 2017

14-11-2018
Compartir

El PIB de la zona euro subió en el tercer trimestre 0,2% con relación al segundo y 1,7% contra el mismo período de 2017, según informo Eurostat, la agencia europea de estadísticas. Se trata del peor dato para la economía europea desde comienzos de 2014.

Los datos muestran una desaceleración porque en el segundo cuarto del año el crecimiento anual había sido de 2,2% y de 0,4% con relación al cuarto anterior. La diferencia con Estados Unidos, que registró un crecimiento anual de 3% en el tercer trimestre, se sigue ampliando y explica, en parte, el distinto comportamiento de las monedas y las tasas de interés.

Alemania, que tiene la economía más grande la zona euro, anotó una contracción del 0,2% en el tercer trimestre con relación al segundo, mientras que Francia mostró una suba de 0,4%, España de 0,6% e Italia no tuvo variación.

Alemania tuvo su primera contracción en tres años y medio. Que su economía recupere dinamismo es clave porque representa más del 20% del PIB de la zona euro. En el deterioro de la performance alemana influyó la tensión comercial con Estados Unidos y la desaceleración económica de China que afectó sus exportaciones que son el motor de su economía.

Alemania, que tiene la economía más grande la zona euro, anotó una contracción del 0,2% contra el trimestre anterior

Alemania tiene un amplio superávit comercial y por eso es considerada, al igual que China, una de las grandes ganadoras de la globalización. El gobierno alemán espera que el PIB suba 1,6% en 2018 (a principios de año esperaba 2,3%) y 1,5% en 2019.

También Eurostat informó que el número de personas empleadas en la zona euro subió 0,2% en el tercer cuarto del año contra el segundo y 1,3% en la comparación interanual.

Los datos sobre producción industrial también muestran la debilidad de la actividad económica dado que en septiembre se produjo una contracción de 0,3% con relación a agosto y el incremento contra el mismo mes del año pasado fue de sólo el 0,9%.

Todos los indicadores económicos justifican la estrategia del Banco Central Europeo de ir reduciendo muy gradualmente los estímulos monetarios y demorar cualquier suba de la tasa de interés hasta el tercer trimestre del año que viene.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés