El Economista - 70 años
Versión digital

jue 22 Feb

BUE 27°C

Esperable: la Fed subió la tasa

Y anunció que la subirá tres veces más en 2018

14 diciembre de 2017

Sin sorprender a nadie, la Reserva Federal subió la tasa de interés en un cuarto de punto y la llevó a un rango de entre 1,25% y 1,50%.

Pero lo más relevante fueron las definiciones sobre los próximos pasos de la Fed y sus pronósticos económicos  para 2018.

La entidad mantuvo la hoja de ruta que había anunciado en septiembre y prevé tres subas de tasas en 2018 y dos, tanto en 2019 como en 2020.

En materia de crecimiento,  hubo una corrección alcista y ahora se espera que el PIB suba 2,5% este año y el próximo mientras que en las proyecciones de septiembre se apuntaba al 2,4% y al 2,1% respectivamente. Los avances en el Capitolio en torno a la rebaja de impuestos probablemente hayan influido en ese cambio porque le daría un impulso al nivel de actividad. Ayer se anunció que los republicanos del Senado y los de la Cámara de Representantes llegaron a un acuerdo que se conocerá en todos sus detalles en los próximos días. La bade de compromiso es que la tasa de los impuesto para los individuos será algo menor  y la de las empresas algo mayor de lo que se preveía.

A su vez, casi no hubo cambios en materia de pronósticos de inflación y precisamente ayer se informó  que en noviembre el Indice de Precios al Consumidor subió el 0,4% en noviembre que llevó el incremento interanual al 2,2%  aunque la inflación básica, que excluye a los precios volátiles, marcó un modesto 0,1% con lo cual aumentó 1,7% con relación al año pasado. Pero sí se modificaron los de la tasa de desempleo. Antes se esperaba que fuese de 4,1% en los próximos dos años, pero como ese porcentaje ya se alcanzó, la Fed apuesta ahora por el 3,9%.

En su última conferencia de prensa antes de dejar el cargo, Janet Yellen destacó la buena situación en la que se encuentra la economía mundial que registra un “crecimiento sincronizado”.

De todas maneras, la Fed entiende que, a pesar del menor desempleo y la mayor actividad, la política gradualista en materia de tasas puede continuar porque la baja tasa de inflación y la mínima suba de los salarios indican que la economía está lejos de recalentarse y exigir un ajuste más brusco de la política monetaria.

Los mercados financieros reaccionaron de manera previsible al escenario moderado, en particular en materia de inflación, que planteó la Fed. Las acciones subieron en Wall Street, bajaron los rendimientos de los bonos del Tesoro a diez años y el dólar retrocedió 0,7% contra una canasta de monedas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés