El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 15°C

En medio de una crisis política, Trump dejó Nueva York y se fue a vivir a Florida

01 noviembre de 2019

Llegó a la mayoría de edad en Queens, construyó la Torre Trump, protagonizó el reality neoyorquino "The Apprentice", quebró sus negocios seis veces, y atrajo a multitudes de fanáticos y manifestantes enojados a la Quinta Avenida después de su elección. A pesar de todo, el presidente de EE.UU. Donald Trump, para muchos estadounidenses el epítome de un neoyorquino, se fue de la ciudad que llamó su hogar de toda la vida.

A fines de septiembre, Trump cambió su residencia principal de Manhattan a Palm Beach, Florida, según los documentos presentados ante el Tribunal de Circuito del Condado de Palm Beach. Melania Trump, la primera dama, también cambió su residencia a Palm Beach en un documento idéntico.

Cada uno de los Trump presentó una "declaración de domicilio" diciendo que el Club Mar-a-Lago, el centro turístico de Trump en Palm Beach, será su residencia permanente.

El presidente confirmó la decisión en Twitter después de que The New York Times informara sobre la medida, diciendo que "haría de Palm Beach, Florida, nuestra residencia permanente".

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1190079191355670529

"Aprecio a Nueva York y a la gente de Nueva York", escribió, "y siempre lo haré". Pero “los líderes políticos de la ciudad y del estado me han tratado muy mal. Pocos han sido tratados peor ", dijo, describiendo su decisión como" la mejor para todos los involucrados ".

En los documentos, Trump dijo que "residía anteriormente en 721 Fifth Avenue", refiriéndose a la Trump Tower. Esa fue su residencia principal desde que se mudó al rascacielos de 57th Street en Midtown Manhattan en 1983.

Un archivo adjunto enumera sus "otros lugares de residencia" como 1600 Pennsylvania Avenue, la dirección de la Casa Blanca y su club de golf privado en Bedminster, NJ, donde pasa los fines de semana de clima cálido y algunas semanas cada verano.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, salió a hablar y negó que Trump contribuya al estado. "No es que Trump pagara impuestos aquí de todas formas. Todo suyo, Florida", expresó Cuomo también en Twitter.

Una fuente cercana a Trump dijo a The New York Times que el motivo del traslado de la residencia es fiscal, señaló la agencia de noticias EFE.

Florida no tiene impuesto estatal ni de sucesiones, por lo que se ha convertido en un destino muy popular para millonarios de Nueva York y del noreste del país para fijar sus residencias, especialmente desde los cambios impositivos que acarreó la reforma fiscal de Trump.

Con el cambio de residencia, Trump no tendrá que pagar el 9 % de impuesto estatal de Nueva York ni el 4 % de la ciudad, y sus sucesores evitarán el 16 % que el estado impone a las herencias superiores a los 10 millones de dólares.

Además, mientras Trump despierta un gran rechazo en su Nueva York natal, fuertemente demócrata, el estado de Florida, donde ya ganó en 2016, es de vital importancia para su eventual reelección el próximo año. Recientemente, comenzó su campaña con un mitin en Orlando.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés