El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 17°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 17°C

Cristina y Lula pueden volver, pero sin soja, energía ni minería

Nadie puede afirmar a ciencia cierta que Cristina y Lula no pueden volver, aun con sus complicaciones crecientes ante la Justicia

13-07-2017
Compartir

 Por Daniel Montoya Politólogo y analista internacional (@DanielMontoya_)

A la hora de evaluar las posibilidades de Cristina Kirchner en las próximas elecciones legislativas de la provincia de Buenos Aires, la mayoría de los encuestadores hacen referencia a la combinación de piso alto y techo bajo. En términos numéricos, la reciente encuesta de Management & Fit del mes de junio calcula que su base electoral podría expandirse hasta el  39% pero nunca sobrepasando esa cifra ya que, del otro lado, 59% de los entrevistados manifiestan un rechazo frontal hacia su candidatura. Dicha conjunción induce a numerosos líderes políticos y de opinión a excluir a Cristina de la competencia presidencial 2019. En un sistema de ballotage, el análisis tiene indudable lógica. En caso de que su performance en provincia sea extrapolable al ámbito nacional, la segunda vuelta electoral terminaría agrupando al 60% que está en contra.

Sin embargo, el análisis de los últimos sondeos de opinión provenientes de Brasil obliga a tener cautela y evitar los velorios apresurados. A mediados de 2016, dos años antes de la próxima elección presidencial de 2018, 50% del electorado brasilero respondía que no votaría “de ninguna manera” al ex presidente Lula da Silva. Ese dato, combinado con su arraigo firme en sectores de menores ingresos y nivel de educación, componía un escenario político donde, de acuerdo a Datafolha, Lula ganaba en primera vuelta pero perdía en segunda vuelta contra cualquiera de los otros candidatos más factibles, fuera Aécio Neves, Geraldo Alckmin o Marina Silva. Por el contrario, el mismo estudio a casi un año de la presidencial, arroja la foto inversa, es decir, Lula ganando la segunda vuelta en cualquier contexto, sea Alckmin, Doria, Bolsonaro, salvo Silva en situación de virtual empate.

En síntesis, nadie puede afirmar a ciencia cierta que Cristina y Lula no pueden volver, aun con una condena en primera instancia en el medio como la que ya alcanzó al ex presidente brasileño y podría alcanzar a su ex par argentina en el futuro. Si deberían regresar, o no, es otro debate. La popularidad y gloria política de ambos está asociada a un sistema económico de la década pasada motorizado por súper commodities  ?soja, energía y minería?  que será irreproducible en la próxima. Por varios motivos. En primer término, la transformación de China hacia una economía estimulada más por el consumo doméstico que por los grandes planes de infraestructura, provocó que el Gigante Asiático recorte su tasa de crecimiento a la mitad del doble dígito de la década anterior. Ello tiene impacto directo sobre el precio de largo plazo de uno de los principales productos de Argentina y Brasil (soja y derivados), cuya gravitación hoy alcanza 31% y 14% de las exportaciones totales de cada país. ¡Qué lejos quedará esta tonelada de soja alrededor de U$S 400 de aquella que volaba por arriba de U$S 500!

Por otra parte, los profundos cambios tecnológicos y geopolíticos que dieron un vuelco al mercado energético internacional e impulsaron los precios a la baja, tendrán consecuencias inmediatas no sólo a nivel de la factura exportadora de Brasil y Argentina -6% y 3% de sus exportaciones totales- sino también con relación a la capacidad que tendrán ambos países para atraer inversiones. En tal aspecto, resultan decisivas las transformaciones de fondo causadas por la expansión de la oferta de gas natural en Estados Unidos a partir de la revolución del fracking y el abaratamiento de los costos de producción de energía solar, nuclear, eólica, hidroeléctrica y geotérmica. Al día de hoy, la competencia con la energía de fuentes fósiles es tan intensa, que alrededor del 40% de la oferta energética americana proviene de fuentes alternativas. ¡Qué distante será este barril de petróleo alrededor de U$S 50 de aquel que rondaba por encima de U$S 100!

Por último, tampoco soplará viento de cola en el terreno de la minería. El crecimiento moderado de la economía china suavizará el precio del mineral de hierro y derivados, una commodity que representa en la actualidad casi el 10% de las exportaciones brasileñas. En el caso de los metales preciosos, tampoco se puede esperar un aumento brusco del precio del oro, un mineral que representa hoy 4% de las exportaciones totales de Argentina y cuyo precio fluctúa en relación inversa a un dólar que es previsible que continúe fortaleciéndose a partir de la llegada de Donald J. Trump al poder. Aquello que sí podría representar una oportunidad a futuro para Argentina, es el fortalecimiento de la demanda de plata y litio a instancias del crecimiento de la industria de energía solar. ¡Cuán lejana será esta onza de oro alrededor de U$S 1.100 versus aquella que fluctuaba alrededor de U$S 1.800!

En una palabra. Cristina y Lula pueden volver, pero el mundo material que sustentaba sus políticas no. El escenario de precios internacionales de esta nueva fase no solo achica la factura exportadora de ambos países sino que, en el plano de la atracción de inversiones, exacerba la necesidad de mejoras regulatorias y de costos ante la ausencia de señales de precios a la suba. Dicho contexto, plantearía a ambos líderes el eventual desafío -que nadie que regresa desea- de alumbrar un nuevo libreto económico que incluya un capítulo central respecto a la generación de riqueza en un contexto internacional complejo y, en el plano político, un guión que incorpore la idea de un pacto social con distintos actores que deberán acomodarse a un nuevo escenario de vacas flacas. Todo indica que será una década con los grandes motores de crecimiento tradicionales de la región en revisión, donde ir por el mismo camino solo garantizaría mantener vigente aquella máxima del Quijote de Cervantes: “Nunca segundas partes fueron buenas”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés