Brasil concentrará las miradas en 2018

La expectativa de una recuperación mayor, el debate por las reformas estructurales y, además, las elecciones presidenciales

27-12-2017
Compartir

Brasil será uno de los países que se seguirán con más atención el año que viene. Y hay razones que lo justifican porque sigue embarcado en un proceso de cambios estructurales que podrían tener su punto más alto si efectivamente se avanza a partir de febrero con la reforma del sistema previsional. El Gobierno considera que es una modificación calve para que Brasil pueda pensar en tener una situación fiscal sólida en los próximos años. Poco tiempo después se lanzará la campaña para las elecciones presidenciales del 7 de octubre que todavía no muestran candidatos consolidados ni una tendencia definida más allá del liderazgo que por ahora tiene el expresidente Lula en las encuestas sobre intención de voto. Más allá de los nombres, la puja será entre los que sostienen la actual agenda de reformas y quienes la cuestionan.

Y el tercer punto por el cual Brasil llamará la atención es por la recuperación económica que mostrará. Luego de una severa recesión, la economía comenzó una leve recuperación este año y en 2018 será el mercado emergente, excluyendo a los asiáticos, de mayor crecimiento. Por otra parte, la mayoría de los analistas entienden que esa tendencia no se verá afectada por la lógica incertidumbre que produce todo proceso electoral más luego del proceso político vivido que derivó en la destitución por parte del Congreso de la última presidenta elegida por el voto popular.

Los pronósticos En ese marco, los analistas del mercado en Brasil volvieron a corregir  a la baja sus pronósticos de inflación para 2017 que pasó de 2,83% a 2,78%.  Así surge del informe Focus que elabora semanalmente el Banco Central que también muestra un ajuste en la inflación proyectada para 2018 de 4% a 3,96%.

En ese contexto se espera que la tasa Selic se ubique en 6,75% a fines de 2018, una leve baja con relación al 7% actual.

En materia de nivel de actividad, continúan mejorando los pronósticos.  La suba esperada del PIB pasó de 0,96% a 0,98% este  año y de 2,64% a 2,68% el próximo.  De esta manera, los analistas privados se van acercando al Gobierno que apuesta por un crecimiento del 3% en 2018. Las proyecciones para la producción industrial se mantuvieron en 2,03% para este año y bajaron levemente de 3% a 2,98% para 2018.  A su vez, según los analistas, el saldo positivo de la balanza comercial sería de US$ 66.000 millones en 2017 y de US$ 52.500 millones el año que viene, mostrando en ambos casos una leve suba con relación los números del Focus de la semana pasada.

En el escenario cambiario proyectado no hubo variaciones significativas y el dólar se cotizaría a 3,30 reales a fines de este año y a 3,32 cuando cierre 2018. Hace cuatro semanas las proyecciones eran de 3,25 y 3,30 respectivamente. De todas maneras, los pronósticos sobre el tipo de cambio están muy condicionados por lo que ocurra en los mercados globales.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés