El Economista - 70 años
Versión digital

lun 24 Jun

BUE 8°C
Crisis

Boris Johnson, muy complicado: dos ministros claves le “vacían” el Gobierno

Sus ministros de Finanzas y de Salud, Rishi Sunak y Sajid Javid, respectivamente, presentaron sus renuncias.

Boris Johnson, muy complicado: dos ministros claves le “vacían” el Gobierno
06 julio de 2022

Nuevo golpe para el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, aunque esta vez podría ser letal.

Ayer, Johnson hacía malabares para mantenerse en el poder luego de que sus ministros de Finanzas y de Salud, Rishi Sunak y Sajid Javid, respectivamente, presentaran sus renuncias. 

La noticia salió a la luz mientras el Primer Ministro se disculpaba por haber nombrado al legislador Christopher Pincher, denunciado por conductas sexuales inapropiadas, a cargo del cuidado pastoral en el Partido Conservador.

A esto se suman otros escándalos de Johnson, como las fiestas que se organizaron en su residencia y en su oficina de Downing Street durante la cuarentena por la pandemia del coronavirus.  

Además, como si fuese poco, el Reino Unido atraviesa una dura crisis económica, impulsada por la inflación más alta en 40 años y una posible recesión, ya que su PIB no crece desde hace tres meses.

Ante este panorama, tanto Sunak como Javid, que habían apoyado públicamente a Johnson, dijeron en sus cartas que ya era suficiente.

Sunak fue el más duro de ambos y explicó “que yo renuncie a mi cargo mientras el mundo sufre las consecuencias económicas de la pandemia, la guerra en Ucrania y otros desafíos graves es una decisión que no he tomado a la ligera".

"El público espera con razón que el gobierno se lleve a cabo de manera adecuada, competente y seria (…) lamento decir, sin embargo, que está claro para mí que esta situación no cambiará bajo su liderazgo (de Johnson) y, por lo tanto, también ha perdido mi confianza", agregó Sunak, que será remplazado por Nadhim Zahawi, hasta ayer ministro de Educación. 

Tras las renuncias, la libra esterlina se desplomó frente al dólar y alcanzó un mínimo de dos años, manteniendo su tendencia a la baja por el temor a una posible estanflación. Sin embargo, muchos creen que una potencial destitución de Johnson podría estabilizar la moneda británica. 

En este sentido, algunos funcionarios se mostraron leales a Johnson, como su ministra de Relaciones Exteriores, Liz Truss, quien dijo que estaba "100% detrás del Primer Ministro".

Sin embargo, en el Parlamento ya iniciaron las negociaciones para intentar destituirlo tan solo un mes después de que el Primer Ministro sobreviviera a un voto de confianza. 

El BoE inglés ve un futuro oscuro

Mientras el primer ministro Johnson enfrenta una nueva crisis política, el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) advirtió que las perspectivas económicas para el Reino Unido y el mundo se estaban oscureciendo.

Actualmente, el Reino Unido enfrenta una inflación de más del 9%, la más alta en cuatro décadas, que podría superar las dos cifras para octubre. A esto se suma que su PIB mostró un crecimiento cero en febrero, mientras que se contrajo en abril y marzo, lo que podría convertirse en una recesión. 

Así, muchos temen que la combinación de estas dos tendencias desemboque en la tan temida estanflación. 

Ante este panorama, Andrew Bailey, gobernador del Banco de Inglaterra, dijo que "la perspectiva económica global se ha deteriorado notablemente. Las condiciones financieras globales en su conjunto se han endurecido significativamente". 

Por ello, pese a que consideró que los bancos británicos estaban bien posicionados para soportar una grave recesión económica, también mencionó que se esperaba que sus índices de capital disminuyeran en los próximos trimestres.

Además, respecto a la crisis del costo de vida por la galopante inflación, Bailey dijo que los bancos eran resistentes a las vulnerabilidades de la deuda entre los hogares y las empresas.

Según varias instituciones internacionales, entre ellas el FMI y la OCDE, el Reino Unido es la economía occidental más susceptible a la recesión y a una inflación persistentemente, por lo que se pronostica que su crecimiento será del 0% en 2023.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés