El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Títulos aumentan con retraso, las tasas bajan y el dólar sube

Los títulos argentinos registraron ayer la suba que tuvieron los valores mundiales el lunes. En Argentina los inversores cancelan plazos fijo y dolarizan sus carteras. Hubo un fuerte aumento del contado con liquidación. Las cuentas fiscales siguen mostrando un importante desequilibrio.

22-06-2016
Compartir

por Luis Varela

Con efecto retardado por el feriado del lunes, los títulos argentinos tuvieron ayer la mejor rueda de las últimas semanas. Los bonos lograron subir tras seis ruedas consecutivas en baja (algo que permitió achicar el riesgo país hasta 511 puntos básicos) y la Bolsa anotó una suba de proporciones (ganó 4,65%), con doble volumen operado.

Sin embargo, esta movida claramente alcista no fue convalidada por los papeles argentinos que se negocian en Nueva York. Estos valores ya habían subido de manera firme el lunes, pero ayer en Manhattan hubo mayoría de bajas: los ADR tuvieron una suba del 1% para Pampa y Nortel, y un descenso del 1 al 2,4% para Macro, Francés, Galicia, Edenor, Ternium, Irsa prop y Petrobras Argentina.

Este cambiante resultado de las cotizaciones obedece esencialmente al pulso que se está siguiendo sobre el Brexit, el referendum que se realizará mañana en Gran Bretaña, para definir si continúa formando parte de la Unión Europea o decide apartarse.

Durante la semana pasada abundaron las encuestas que pronosticaban una ruptura con el continente y en el fin de semana se multiplicaron los sondeos que daban una leve ventaja al permanecer, pero en las últimas horas los análisis dicen que el tema está muy reñido, y que el resultado es incierto.

Frente a eso, voces muy reconocidas del mundo salieron a hablar para poner bien en claro los efectos de la decisión. La titular de la Reserva Federal, Janet Yellen, habló en el Senado norteamericano y dijo: “Los riesgos internacionales sobre todo por el Brexit y la posibilidad de un freno en las contrataciones en Estados Unidos requieren un enfoque cauto a la hora de subir los tipos de interés”.

Por su parte, el multimillonario inversor George Soros, advirtió que la moneda inglesa puede perder más del 20% frente al dólar si el Reino Unido vota a favor de salir de la Unión Europea: “Esto hará a algunas personas muy ricas, pero a la mayoría de los votantes considerablemente pobres”.

Conocido todo ese escenario, el dólar recuperó terreno contra casi todas las monedas, hubo bajas en los metales preciosos, y un fuerte descenso para los granos, sobre todo para el maíz, que perdió casi 6% en la Bolsa de Chicago.

En Argentina hubo mucha información económica: probablemente lo que más preocupa es la fuerte baja en la actividad económica, los graves problemas en muchas pequeñas y medianas empresas por las subas de las tarifas y las caídas de las ventas. Y, por si fuera poco, se detecta un peligroso crecimiento de cheques rechazados, alcanzando el máximo nivel de los últimos trece años.

Detrás de esta traba en la cadena de pagos, también trajo preocupación el segundo intento de Salta por colocar un bono relativamente pequeño, y la obligación de tener que suspender nuevamente la emisión de deuda porque las condiciones del mercado han variado: la ventanilla financiera no está tan abierta como hace unos días.

Con ese marco, el Banco Central realizó sintonía fina ayer en la habitual licitación de Lebac de cada martes. Bajó la tasa de las Lebac más cortas, del 32,25 al 31,5%, pero subió la tasa de las Lebac más largas, del 26 al 27,5%. Esta decisión se tomó porque los inversores están desensillando de las colocaciones a tasa de interés, para volver a dolarizar sus carteras: por cancelaciones de plazos fijos, los bancos se ven obligados a subir la tasa de interés.

De hecho, ayer se observó un firme aumento del dólar en todas sus variantes. El mayorista saltó hasta $ 13,99, el contado con liquidación subió hasta 14,11, el oficial pasó a $ 14,18 y el blue se estiró hasta $ 14,46, con una brecha cambiaria del 2%.

La preocupación de los inversores no es menor. La canasta familiar acaba de aumentar 42% anual, mayo contra mayo, y pese a esto el Gobierno decidió aumentar el costo para viajar en subterráneo: cada viaje pasará a costar $ 7,50.

Los datos fiscales

Es que le problema de fondo sigue sin solucionarse. El gobierno de Cambiemos anunció que se cuadriplicó el déficit financiero de las cuentas públicas: en mayo trepó a $ 24.000 millones.

Este tipo de decisiones políticas y estas cuentas que no cierran frenan cualquier intento de inversión seria y, obviamente, posterga toda pasibilidad de que el país se encuentre con generación de nuevo empleo privado. De hecho se supo también que el financiamiento de bancos al sector privado cayó en abril nada menos que 5,5%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés