El Economista - 70 años
Versión digital

lun 15 Abr

BUE 22°C
Este Gobierno se financia en pesos, y la porción denominada Dollar-Linked, que se ajusta por el tipo de cambio oficial, paga tasas de interés del 0%
Criticó a JxC

Rubinstein: "La deuda en pesos es absolutamente manejable y sustentable"

"Cuidar el sistema financiero y mercado de capitales local es prioritario para este Gobierno", dijo el N°2 de Sergio Massa

Gabriel Rubinstein 07 febrero de 2023

A diferencia del período 2016/2019, en que se emitía mayoritariamente deuda en dólares, hoy el mercado de deuda en pesos constituye la principal fuente de financiamiento del Tesoro. Además, para 2022 la asistencia del BCRA representó sólo el 20% del financiamiento en pesos, destacándose que durante el segundo semestre de 2022 se realizaron cancelaciones parciales de la deuda en pesos con el BCRA.

Este Gobierno no sólo no se endeudó con el exterior, sino que además reestructuró más de US$ 100.000 millones de títulos de deuda en moneda extranjera, renegoció el préstamo Stand-By de 2018 con el FMI por más de US$ 44.000 millones, arribó a un nuevo acuerdo con el Club de París y reconstruyó el mercado de deuda en pesos luego de su reperfilamiento (defaulteado) por el Gobierno anterior en 2019.

Como resultado, el ratio deuda-PIB, que se había incrementado durante 2015-2019 desde 52,6% a 89,8%, al tercer trimestre de 2022 ya acumula un descenso de 10 puntos porcentuales hasta el 79,8%. 

Al mismo tiempo, se verifica una "desdolarización" de la deuda respecto de la recibida en 2019, pasando de una proporción de deuda en dólares del 70% al 53% actualmente. Es decir, la deuda en relación al tamaño y capacidad de la economía es sensiblemente menor en muy poco tiempo, tanto por un buen manejo de la deuda como también por el crecimiento económico desde la recuperación post pandemia.

Por otro lado, a diferencia del período 2015-2019, la actual estrategia de financiamiento se basa en la emisión de deuda en la moneda que el país emite. Aquel Gobierno emitió Letes en dólares a cortísimo plazo con tasas cercanas al 7,5% anual, llegando a acumular hacia finales de 2019 un monto equivalente al 8% del PIB que ellos mismos tuvieron que "reperfilar"; perjudicando principalmente a los ahorristas argentinos. Este Gobierno se financia en pesos, y la porción denominada Dollar-Linked, que se ajusta por el tipo de cambio oficial, paga tasas de interés del 0% (cero por ciento).

Por su parte, el BCRA, al igual que todos los bancos centrales del mundo, realizan operaciones en el mercado para asistir y estabilizar el sistema bancario. Esto fue crucial para garantizar estabilidad durante la pandemia, el shock internacional de la guerra en Ucrania y cuando dirigentes de JxC sugirieron pretender repetir su propia historia en caso de ganar las elecciones en 2023.

La deuda en pesos es absolutamente manejable y sustentable.

Representa en su totalidad el 24% del PIB (incluyendo bonos de largo plazo como el Discount y el Cuasipar), de la cual la mitad está en manos del propio Estado Nacional. Esto compara con deudas internas equivalentes al 36% del PIB en el caso de Colombia y del 65,6% del PIB en el de Brasil.

Cuidar el sistema financiero y mercado de capitales local es prioritario para este Gobierno, ya que sin mercado de capitales no hay financiamiento para el desarrollo.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés