El Economista - 70 años
Versión digital

mar 27 Feb

BUE 23°C
Pese a una muy buena licitación, hubo dólar récord y títulos débiles
Indicadores

Pese a una muy buena licitación, hubo dólar récord y títulos débiles

La secretaría de Finanzas colocó papeles ajustados por inflación por casi $4 billones, pero son muchas las complicaciones de la economía y los inversores siguen siendo reacios.

Luis Varela 16 enero de 2024

Con muchos frentes abiertos y a pesar de los elogios de la titular de Kristalina Georgieva, quien afirmó que Javier Milei está realizando una reforma en buena dirección, aunque demasiado desafiante, el mercado financiero argentino reaccionó de mala manera, incluso con una excelente licitación para cancelar vencimientos de deuda en pesos: los dólares libres pegaron un salto, la brecha cambiaria llegó al 48%, los bonos cedieron, el riesgo país subió y la Bolsa local tuvo otra ilusión, ya que mejoró en pesos pero bajó en dólares, junto con otro día negativo para las ADR argentinas en NY.

Durante toda la jornada hubo tres frentes que mantuvieron todo bajo presión: los importadores demandando más dólares ahora que sus cuotas de permiso para acceder a las divisas se va ampliando, la expectativa de una pronta devaluación ya que todos consideran que el crawling peg al 2% mensual no durará y una tasa de interés claramente negativa contra la inflación, que por ahora mantiene sin caer los stocks de depósitos, pero el dinero nuevo no se queda en los bancos, siguen buscando el refugio tradicional de la historia argentina: el dólar.

Tras el cierre del mercado, la secretaría de Finanzas confirmó que con 2.073 ofertas, el Gobierno recaudó nada menos que $ 3,98 billones en la licitación de Lecer y Boncer. El 40% de todo lo captado fue en una Letra del Tesoro Nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 20 de mayo de 2024 (x20y4 - nueva), el 33% en un Bono del Tesoro Nacional en pesos con ajuste por CER 1,80% vencimiento 9 de noviembre de 2025 (tx25 - reapertura) y el 27% restante en una Letra del Tesoro Nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 20 de febrero de 2024 (x20f4 - reapertura).

Pesos inflación
 

Pero eso no evitó que la tensión cambiaria continúe, pero lo que se llegó a otro día con valores récords en todos los dólares libres, blue, MEP y contado con liquidación, y con el CCL incluso cerrando largamente por encima de los $1.200, lo cual confirma lo que venían diciendo los analistas: la inflación heredada de la emisión gigantesca de los últimos meses de Sergio Massa está multiplicando la suba de precios, eso retrasa el tipo de cambio y el dólar, que es un precio más, más tarde o más temprano se pone en línea con todo lo que pasa en la economía y se va reacomodando.

Pero esta firmeza del dólar no fue únicamente local sino en todas partes. Los inversores especulativos de Wall Street empiezan a convencerse que probablemente la tasa base de la Fed, hoy colocada en el 5,5% anual, quizás no baje tan rápido y tantas veces como se esperaba para este año, y todo el cuadro monetario global cambió. 

  • Hubo un rebote en las tasas largas de EE.UU.: se pagó 4,8% anual a 1 año de plazo, 4% a 5 años, 4,1% a 10 años y 4,3% a 30 años. Y con eso en el exterior el dólar subió 1,9% en México, 1,3% en Brasil, 1% en Japón, 0,7% contra el euro y la libra, 0,3% en China y no cambió en Chile.

Y a nivel local, con un dólar exportador de $ 934,26, el Banco Central pudo comprar US$ 217 millones en el mercado, pero con un tipo de cambio que se va atrasando, la autoridad monetaria terminó perdiendo reservas por US$ 27 millones al final del día. Y detrás de esa señal de debilidad, el dólar blue saltó $50 hasta $1.180, el Senebi saltó $37,47 hasta $1.216,62, el MEP saltó $47,34 hasta $1.173,89 y el contado con liquidación saltó $33,43 hasta $1.212,71 pesos. Y con eso, la brecha entre el oficial y el blue fue del 36% y la brecha entre el ccl y el mayorista fue del 48%.

Detrás de esos movimientos y con un dólar global firme y sin señal de baja en la tasa norteamericana, la perspectiva parece mostrar que los commodities tendrán problemas para conseguir buenos precios pronto y los bonos de los mercados emergentes sienten ese movimiento. Así, con buen volumen, los bonos argentinos bajaron casi 1% y el riesgo país subió 15 unidades hasta 1.920 puntos básicos.

La idea de que la tasa que marca el titular de la Fed Jerome Powell baje solo tres veces este año, pero no en marzo, sino probablemente recién a partir de mayo o junio, debilitó posiciones en la Bolsa de Nueva York, por lo que el Nasdaq achicó 0,2%, el S&P bajó 0,4% y el Dow retrocedió 0,6%. Y detrás de eso, la bolsa de San Pablo bajó 1,6% y la Bolsa de México perdió 0,7%.

Jerome H. Powell, presidente de la Fed.
Jerome H. Powell, presidente de la Fed.

Y en el mercado bursátil local se volvió a vivir otra ilusión: con más negocios, la bolsa porteña subió en pesos pero bajó en dólares y las ADR argentinas bajaron en bloque en NY. Efectivamente, con $17.918 millones operados en acciones y $28.542 millones en Cedears, la bolsa de Buenos Aires subió 1,9%, pero bajó 2,5% medido en dólares. En tanto que las ADR argentinas en NY mostraron una suba del 4% para Central Puerto, pero luego baja en bloque del 2% al 6% para YPF, Edenor, Francés, Macro, Loma Negra, Galicia, IRSA, Bioceres, Despegar y TGS.

Y con el dólar y las tasas yankees como protagonistas, los commodities actuaron en consecuencia. Hubo una baja del 0,4% para el petróleo, los metales preciosos actuaron débiles, los metales básicos estuvieron mixtos, en Chicago los granos estuvieron débiles y en Rosario directamente marcaron bajas importantes, sobre todo una caída del 5,2% para la soja. Y lo único que pareció sobrevivir fue el mundo cripto, ya que el Bitcoin subió 0,3%, con variaciones mixtas para el resto de los valores de ese panel.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés