El Economista - 70 años
Versión digital

vie 07 Oct

BUE 17°C
Versión digital

vie 07 Oct

BUE 17°C
Tendencias

Los dólares financieros vuelan, bonos caen y el riesgo sube

Alergia al peso y a los títulos del Estado, pero persistente interés por los papeles privados y por lo dolarizado

El foco de la preocupación fue una fuerte baja en las reservas del BCRA con una notable cantidad de dinero chupado en Leliq
El foco de la preocupación fue una fuerte baja en las reservas del BCRA con una notable cantidad de dinero chupado en Leliq .
Luis Varela Luis Varela 23-09-2022
Compartir

Con más presión del oficialismo sobre la política y la justicia (como el intento de eliminar las PASO y el trámite iniciado en el Senado para ampliar la cantidad de jueces para la Corte Suprema), los inversores locales volvieron a repetir el mismo movimiento que realizan desde hace rato: abandonar todo lo que tiene que ver con el Estado (como los bonos y el peso argentino) y siguen tomando posiciones en acciones y en activos dolarizados.

Desde muy temprano cruzó a todos los negocios el rumor de que el viceministro Gabriel Rubinstein está preparando para Sergio Massa un nuevo esquema cambiario, que en principio se quería inaugurar en noviembre, pero como la mala reacción del mercado se va precipitando a gran velocidad y ahora se dice que la reforma del sistema cambiario no se hará en noviembre sino a partir del 1° de octubre, es decir dentro de diez días.

Por supuesto, no hubo ninguna confirmación oficial sobre esta posibilidad, pero tal como se viene diciendo desde mediados de mes se iría a un esquema desdoblado, con una suerte de dólar comercial y otro financiero. Por ejemplo, se especula con que el dólar oficial pasaría de $145 a $20, que el dólar ahorro subirían 40%, con dólar soja permitido hasta $200 y con el dólar tarjeta a $360,  para que todos los que viajen al Mundial no vacíen de reservas al Banco Central.

Las reservas del Central

Pero más allá de los rumores y de los movimientos de los inversores, el temblor principal del día volvió a estar en el Banco Central, que volvió a perder una enorme cantidad de reservas y que, al mismo tiempo, cometió un nuevo endeudamiento multimillonario en Leliq cortas. 

En números concretos, la autoridad monetaria perdió ayer nada menos que US$ 1.454 millones en reservas, una parte por un pago al FMI, otra parte por la persistente devaluación del swap en yuanes, otro poco por operaciones de comercio exterior y otro tramo por intervención en el mercado, para que las variables no se disparen a velocidades aún mayores.

Y lo que dejó con la sangre helada en los operadores fue el número final que reconoció el BCRA cobre la intervención en el sistema financiero, ya que al cabo del día terminó chupando depósitos de los bancos por anda menos que $ 924.108 millones en Leliq cortas, a 28 días, al 95% anual, por lo que la cifra recientemente confirmada de una deuda de $ 8 billones parece estar creciendo a una velocidad que ya asusta. Y lo que más resquemor causó fue que se informó que Economía le colocó al BCRA una letra en dólares a 10 años (que vence en 2032) por una cantidad que superará los US$ 5.000 millones.

En respuesta a eso, mientras en el mundo el dólar estuvo mixto un día después de que la Fed colocara sus tasas más altas desde 2008 (el billete subió 0,9% en Chile y 0,1% contra el euro y la libra, pero bajó 0,4% en México, achicó 1,1% en Brasil y cayó 1,2% contra el yen), en Argentina el dólar blue estuvo con una leve baja, pero los dólares financieros literalmente volaron.

"No tenemos compradores porque el chiquitaje no tiene plata ni para hacer las compras de almacén", decía un cuevero, por lo que el dólar blue bajó $2 hasta $285. Pero los dólares financieros se empinaron. El Senebi saltó $9,88 hasta $314,12, el MEP subió $3,41 hasta $302,19 y el contado con liquidación brincó $6,59 hasta $312,16 pesos. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 88% y la del CCL  y el mayorista trepó al 115%.

Los bonos para abajo

Con las movidas políticas y los cambios que se rumorean en los tipos de cambio fue un día muy malo para los bonos. Con buen volumen de negocios los titulos públicos bajaron más del 1% y fueron al peor precio de los últimos dos meses. Y en la city se sigue repitiendo que el "efecto Massa se diluyó", ya que con la baja de los bonos el riesgo país trepó otras 41 unidades hasta 2.434 puntos básicos, su nivel más alto de los últimos treinta días.

La suba de tasas que anunció la Fed el miércoles afectó a Wall Street, que volvió a bajar: el Dow cedió 0,3%, el S&P perdió 0,8% y el Nasdaq se hundió 1,4%. Pero las bolsas latinoamericanas estuvieron mixtas: de hecho la Bolsa de San Pablo subió 1,9% y la de México bajó 1,4%.

A nivel bursátil local el día no fue malo. Con $1.663 millones operados en acciones y $5.332 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 1,7%. Y los ADR argentinos en Nueva York anotaron subas del 1% al 2,9% para Telecom, Cresud e YPF, con bajas del 1% al 7,3% para Despegar, Mercado Libre, Edenor, IRSA, Loma Negra y Galicia.

La potente suba de tasas realzada por Powell anteayer fue opacada por un anuncio de Putin, reclutando civiles para enviar a la guerra con Ucrania, con graves manifestaciones en Moscú, y con el líder ruso amenazando a todo o nada para quedarse con toda la costa sobre el Mar Negro de Ucrania, manifestándose incluso en entrar en el territorio nuclear, lo cual lo coloca en una situación ciertamente inmanejable, con miles de rusos tratando de abandonar el país, en algo que podría precipitarse en pocos días, nadie sabe.

Más allá de todo, la tasa a 1 año de los bonos de la Fed subió a 4,1%, con la tasa a 10 años en 3,7%. Con varios bancos centrales del mundo imitando a EE.UU., subiendo sus tasas, incluso el Banco Nacional de Suiza y el Banco Central de Hong Kong. En medio de todo este movimiento sorprendió que con una inflación del 80% anual, Erdogán en Turquía resolviera reducir su tasa al 12%.

Commodities mixtas 

Con ese contexto, las commodities tuvieron resultados divergentes: el petróleo bajó 0,4%. Los metales preciosos actuaron débiles. Los metales básicos tuvieron una jornada mixta. En Chicago y en Rosario al trigo y en alguna medida al maíz no les fue mal, pero la soja bajó en ambos mercados. Y por último, el Bitcoin repuntó 0,4% con fuertes subas de hasta el 9% en el panel de las criptomonedas.

Este órdago de Putin lanzado después de que Powell fijara la tasa más alta desde 2008 y después de que China de alguna manera se alejara de la posición de Moscú tiene al mundo en vilo, porque el líder ruso está arrinconado, como un animal herido y su reacción puede ser impredecible. 

Frente a eso, llega el frio a Europa, el corte de petróleo y gas será algo que deberán soportar todos los países de la Unión Europea. Y este domingo Italia vota, para ver si va a un gobierno de derecha, como acaba de hacer Suecia. Son muchos componentes que plantean la idea de una perspectiva casi impredecible.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés