El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 18°C

Llegó el rebote técnico, pero esto recién comienza

El Merval logró rebotar 1,85% ayer, pero seguirá la volatilidad

23 junio de 2017

Por Germán Fuentes Jefe de Inversiones en Contraeconomía

Después del 21-J, vino la calma a los mercados y el tan ansiado rebote técnico apareció. Más allá de que el Merval se haya pintado en su mayoría de verde durante el día de ayer, esto no implica que el temor o la volatilidad se haya disipado. Es más: esto recién comienza.

El martes, MSCI volvió a calificar a nuestro mercado financiero como fronterizo, alejándolo del tan ansiado emergente. Esto provocó que la Bolsa porteña perdiera 4,82% y que empresas como Agrometal o Pampa vieran desplomar sus cotizaciones 7,95% y 8,35%, respectivamente.

Dicha calificación netamente inesperada por el consenso de los analistas locales e internacionales, pateó para adelante la posibilidad de ingreso de capitales provenientes de fondos institucionales internacionales debido a que solo pueden invertir en posiciones de países emergentes o desarrollados. De haber podido ingresar Argentina al índice de mercados emergentes Morgan Stanley Capital International (MSCI), la compra de activos argentinos se hubiese colocado en torno a los US$ 1.000 millones.

Sin embargo, el banco basó su determinación en la “irreversibilidad” de los cambios económicos que está llevando a cabo el actual Gobierno, que en otras palabras significa que desde afuera están esperando que Mauricio Macri gane las elecciones en octubre para, recién llegado el 2018, volvernos a calificar.

Durante la sesión de ayer los papeles locales, así como también los ADRs, lograron recuperarse parcialmente de la caída experimentada en la sesión del miércoles negro. El Merval logró escalar 1,85% quedando de este modo a las puertas de los 21.000 puntos, con subas encabezadas por TGSU2, YPFD, SAMI y TRAN que treparon 4,89%, 4,83%, 4,76% y 4,24%, respectivamente.

Mientras que el volumen operado, si bien fue elevado, no logró posicionarse por arriba de las últimas diez ruedas.

Es importante también destacar, por un lado, la visión del análisis técnico que indica que hasta tanto el Merval no recupere los 21.850 puntos es muy probable que sigamos viendo ruido en las próximas sesiones. Por otro lado, la política local con las PASO en el mes de agosto y las elecciones en octubre también traerá volatilidad a los mercados. Por lo tanto, habrá que estar atentos a no tomar decisiones apresuradas.

Ahora bien, de cara a lo próximo que vendrá tendremos que ser muy cautelosos con los activos que queremos conservar en cartera. Si bien eso depende de nuestra aversión al riesgo, no hay que descuidar los fundamentals de la macro y de los activos en sí a la hora de ajustar nuestras posiciones.

Para los amantes al riesgo tendrán que tener en cuenta que mientras el Merval no perfore la barrera psicológica de los 20.000 puntos no hay razón alguna para pasarse a activos menos riesgosos. Hoy lo que prima es el wait and see y no hay motivo alguno, por lo menos en el corto plazo, para entrar en pánico.

En cambio, si el inversor no se tiene “cómodo” después de lo ocurrido el miércoles y se encuentra posicionado largo en equity y además teme que el Gobierno tenga una mala performance en las elecciones de octubre, lo más aconsejable es que un porcentaje de su cartera la pase a renta fija.

Por último, si bien toda baja parecería ser oportunidad de compra ya que los drivers de Argentina a mediano plazo siguen siendo favorables habrá que ser muy selectivos a la hora de salir a comprar. Por esto motivo solo habrá que adquirir aquellos activos en los cuales detectemos valor.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés