El Economista - 70 años
Versión digital

lun 04 Mar

BUE 18°C
Panorama

El ómnibus será un Fitito: el dólar salta, los bonos se estancan y la Bolsa sigue

La imbatible defensa de kioscos que hunden al país desde hace décadas volvió a entregar otro día financiero complicado. El dólar blue se frenó pero los financieros saltaron y superaron los $1.300.

El presidente Javier Milei.
El presidente Javier Milei.
Luis Varela 19 enero de 2024

El otro día claramente desafiante, con más de la mitad de los diputados ausentes en el Congreso, de vuelta en sus provincias, visitando a sus familias, el Gobierno se vio obligado a ceder en buena parte de las medidas planteadas en la "ley ómnibus" para lograr el apoyo de los opositores más blandos, y ahora la expectativa es que haya dictamen de comisión recién para el lunes y que la discusión pase a recinto el martes, al filo del paro nacional organizado por la CGT para el miércoles próximo.

Frente a eso, el mercado financiero local volvió a reaccionar de mala manera. El dólar blue retrocedió algo, pero los dólares financieros volvieron a subir, con el dólar fuga pegando un salto y superando largamente los $1.300. Al tiempo que los bonos argentinos bajaron al menor nivel desde que Javier Milei está en Casa Rosada, por lo que el riesgo país volvió a subir. Y lo único que sigue sobreviviendo son las acciones, que siguen muy sostenidas en la Bolsa local y también en el panel de ADR argentinos que cotizan en la Bolsa de Nueva York.

  • Para lograr avanzar en lo que se pueda, el Gobierno aceptó quitar de la iniciativa temas muy grandes, como eliminar de la lista de las privatizaciones a la petrolera YPF, limitar las facultades que pedía el Presidente Milei, modificar la forma de ajuste de las jubilaciones, limitar la suba de retenciones a producciones agropecuarias, entre otras cosas. Y gracias a que se mantendrán todos esos kioscos, parece despejado el camino para que el PRO, la UCR y los Federales acompañaren a LLA para aprobar una iniciativa que en el mercado comenzaron a describir como "un ómnibus que se convertirá en un Fitito" (en alusión al pequeño autito más vendido en el país hace medio siglo).

Hay alguna resistencia. Como con la ley laboral actual, 200.000 pymes nucleadas en CAME no se animan a contratar gente nueva en blanco porque al querer despedir a alguien corren el riesgo de desaparecer por costos gigantescos. Y, detrás de las trabas al DNU interpuestas por la CGT y otros demandantes, el tema llegó a la Corte Suprema, y la Cámara de Comercio pidió participar en una reunión con la Corte para defender el DNU sobre todo en el tema laboral, en una movida a la que también se sumará la Unión Industrial Argentina, junto al G6 y a la Bolsa de Cereales de Córdoba.

El Congreso de la Nación.
El Congreso de la Nación.

Pero todo el tema está muy empantanado por la defensa de las corporaciones que traban al país desde hace décadas. El sindicato de los Moyano ratifica el paro del 24 de enero en un plenario con más de mil delegados, y en la reunión Pablo Moyano aseguró que Milei se convirtió en un simple empleado de las corporaciones internacionales

  • El camionero quiere que toda la sociedad trabaje para los sindicatos y para eso la CGT amenaza con movilizar a 500.000 personas, es decir al 1% de la población nacional, luego de que el peronismo sufriera la mayor derrota de su historia, con el 57% de la gente votando en contra. De fondo, casi como un tema de color, el vocero presidencial Adorni dijo que el 24 estará garantizado el derecho a huelga pero advirtió que a los empleados públicos se les descontará el día.

Y, mientras la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el jefe de Gobierno Jorge Macri dice que se garantizará la libre circulación de la gente, la multisindical le hará a Milei el paro general más veloz de toda la historia. En suma, mientras la sociedad quiere otra cosa, el peronismo busca su regreso: los gobernadores del PJ se reunieron en la casa de la provincia de Buenos Aires con Axel Kicillof como anfitrión, con la presencia de representantes de las centrales sindicales, los movimientos sociales e intendentes; todo para que el paro del 24 de enero desgaste lo que eligió la gente.

Mientras Argentina sigue sumergida en este enjambre, los mercados del mundo marchan en otra sintonía. La fortaleza de la economía estadounidense y la aprobación de un proyecto de ley para financiar al gobierno federal de Biden le dieron impulso a Wall Street y el rendimiento de los bonos de EE.UU. siguió subiendo, al tiempo que se esfuman esperanzas de pronto recorte de tasas. Así, las tasas largas norteamericanas se elevaron nuevamente: se pagó 4,9% anual a 1 año de plazo, 4,1% a 5 años, 4,2% a 10 años y 4,4% a 30 años. Y con eso en el exterior el dólar no cambió en Brasil y Japón, pero bajó 0,1% contra la libra y el yuan, cedió 0,3% contra el euro, 0,5% en México y achicó 1,2% en Chile.

Billetes De 100 Dólares Estadounidenses
 

En el mercado cambiario local continuó la acumulación de divisas en el Gobierno. Con el dólar exportador a $956,76, el BCRA compró US$ 116 millones en el mercado y al final del día la autoridad monetaria logró sumar US$ 121 millones a las reservas. Pero esto se está dando en un momento en el que la sociedad que votó a Milei está sufriendo un duro momento inflacionario. Se anunció, por ejemplo, que desde el 1° de febrero el valor del boleto mínimo de los colectivos pasará de $77 a $270, y si la tarjeta Sube no está registrada será de $400. 

Los jubilados pagarán $121 por viaje, pero deberán tener la Sube registrada (para hacerlo hay que ir a www.argentina.gob.ar /sube, y colocar nombre, apellido y DNI (y según se informó hasta el momento hay 33% de las Sube registradas). También, en febrero subirá el costo del viaje en trenes: el boleto mínimo se irá desde $47 a $ 130. Y desde marzo, tanto para trenes como para colectivos las subas serán mensuales, atadas al IPC que informe el Indec.

Todo este cuadro de situación está dejando sin dinero al denominado "chiquitaje" que participa sobre todo en el mercado blue y sigue ahuyentando a los que mueven capitales un poco más grandes. Así, el dólar blue bajó $20 hasta $1.220, el Senebi saltó $20,46 hasta $1.306,51, el MEP saltó $37,51 hasta $1.256,57 y el contado con liquidación saltó $24,21 hasta $1.308,59. Por lo que la brecha entre oficial y blue fue del 40% y la del CCL con el mayorista subió hasta el 60%.

Esta fuerte ausencia de pesos en gran parte de la sociedad hizo, por ejemplo que empezaran a brotar las cuasimonedas, como pasó durante la dura crisis de 2001. Con una emisión inicial por $ 22.500 M, la Legislatura de la provincia de La Rioja aprobó la creación de la cuasimoneda denominada Bono de Consolidación de Deuda (Bocade), aunque ya tiene sobrenombre: "Chacho", en homenaje al apodo de del caudillo Ángel Vicente Peñaloza que se enfrentó al poder central de Buenos Aires. Será usado para pagar salarios de empleados públicos, proveedores y otros compromisos. 

  • No pagan renta y las provincias vecinas a La Rioja ya advierten que no lo aceptarán como moneda de pago, por lo que se duda sobre cuál será su valor real inicial.

Entretanto, el ministro de Economía Luis Caputo, que tiene más veta de financista que de otra cosa, continúa haciendo manejos con la deuda para ir licuando todo lo que debe el Estado. En diciembre de 2023, el Tesoro ya le compró al BCRA los bonos Discount y Duales "DICP" y "TDF24" por un valor de $2.930 millones. Eso lo hizo con el dinero captado en las licitaciones de diciembre en un contexto en el que el BCRA no tenía reservas suficientes para pagar los vencimientos de estos bonos en febrero de 2024.

Y ahora, tras captar hace pocos días $4 billones en la última licitación de deuda, $3 billones se usaron para pagar vencimientos, pero el resto también fue a rescate en papeles que están cotizando con baja paridad y que presentan vencimientos en pesos de corto plazo que pueden darle más pasto al incendio inflacionario. Por eso, el Gobierno procedió con la recompra de bonos CER de manos del BCRA. 

Y la movida inicial fue el rescate parcial del bono T5X4 en pesos ajustado por CER con vencimiento 13 de diciembre de 2024, con un valor nominal por $273.000 millones (el 11% de la emisión inicial) y esa operación se liquidó a un valor de mercado de $ 322 por cada 100 de valor nominal, por lo que lo rescatado será dado de baja de los registros de la deuda pública. Y atención: desde que se anunció la operación con ese papel, su valor de mercado anotó un saltó de nada menos que un 25% en apenas diez días. 

Pero todo el cuadro político sigue generando desconfianza en los inversores, por lo que este viernes, con menos negocios, los bonos argentinos perdieron otro 0,5% y el riesgo país subió 4 unidades hasta 1.971 puntos básicos.

En el plano de los papeles privados, tal como se confirmó por la fortaleza de la economía norteamericana y el dinero garantizado para Biden, hubo otro día para arriba en la bolsa de Nueva York, con suba del 1,1% para el Dow, del 1,2% para el S&P y del 1,7% para el Nasdaq.  Al tiempo que la bolsa de San Pablo mejoró 0,3% y la de México avanzó 1,3%.

En el mercado bursátil local, mientras tanto, con $24.080 millones  operados en acciones y $28.351 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 3,6% (5,4% en dólares). En tanto que los ADR argentinos que cotizan en NY anotaron una suba en bloque del 1% al 5,7% para Telecom, Edenor, Mercado Libre, Francés, Galicia, Supervielle, Macro, YPF, Central Puerto Loma Negra, Cresud, Bioceres, IRSA y TGS; con baja del 2% para Despegar.

Finalmente, las commodities siguen danzando al compás de las tensiones geopolíticas y lo que se espera de las tasas de los principales Bancos Centrales. El petróleo bajó 1%, los metales preciosos y básicos actuaron mixtos, hubo en general un buen día para los granos tanto en Chicago como en Rosario (a pesar de la ola de frío glacial que sufre EE.UU.) y se registró un tímido rebote del 1% para el Bitcoin pero con posiciones más débiles para el resto de las criptomonedas.

La apertura de la semana entrante serán intensa porque se verá si finalmente la ley ómnibus reducida logra dictamen y si se vota en Diputados para luego pasar al Senado. También se verá si del lado de Diputados se termina de formar la Bicameral para decidir sobre el DNU. Y también deberá verse qué pasa en la Corte, cuando arranque el 1° tras la feria judicial. 

Todo eso tendrá en el medio el paro de la CGT, que estuvo muda mientras hubo una inflación del 200% y una pobreza con indigencia que se acercaron al 50% de la población, con mayoría de empleados en negro y monotributistas, y con la gente soportando un momento durísimo en sus casas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés