El Economista - 70 años
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 19°C
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 19°C

“El Merval estaba en niveles muy bajos”

El Economista dialogó con Nicolás Cappella (Invertir en Bolsa) sobre el futuro del Merval

23-11-2017
Compartir

Entrevista a Nicolás Cappella Invertir en Bolsa Por Ariel Bazán

En una semana con muchas novedades para los mercados, como el regreso de las "ventas en corto", el analista de research Nicolás Cappella (Invertir en Bolsa), trazó un panorama para El Economista  sobre el escenario actual en el mercado accionario.

¿Es sustentable la racha alcista que viene teniendo el Merval?

Muchos ven la continuada empinada que vino teniendo estos años como una burbuja que no puede seguir mucho más, pero la realidad es que estaba muy abajo, a precios muy subvaluados. Hubo una tendencia de reversión del índice, acompañada por años bastantes alcistas en todas las Bolsas del mundo y sustentada por los buenos balances que vinieron mostrando la mayoría de las empresas. Las compañías locales tuvieron un cambio en sus ganancias operativas y hasta hubo sectores que antes perdían plata, como la energía, y ahora están empezando a marcar resultados positivos.

Hay buenos indicadores que justifican el alza entonces...

Sí, hay números que justifican las subas, en un escenario donde habrá aumentos de tarifas para los sectores públicos y energéticos y un posible incremento del consumo. Se está hablando de que Argentina puede crecer en 2018 3% y si las empresas pueden acompañar esta recuperación el Merval va a seguir para arriba.

¿Cuáles son los mejores sectores para invertir en este escenario?

Entre final de este año y comienzos del próximo deberíamos ver mejoras en el sector gasífero, con los aumentos de tarifas ya acordados y pactados tanto en transporte como en distribución. Lo mismo con energía eléctrica, donde hay empresas que vienen muy bien, como Central Puerto, Edenor ?que dio vuelta sus pérdidas? y Transener ?que en un año tuvo ganancias muy grandes?. También el sector industrial debería mostrar mejoras, sobre todo por un aumento del consumo.

¿Y dentro del sector energético a qué conviene apostar?

Va a depender del nivel de riesgo que se quiera tomar, pero lo más conveniente es buscar empresas que tengan buena salud financiera, que no estén muy endeudadas, y que con las subas de tarifas hayan mejorado sus números. En el sector gasífero, por ejemplo, Distribuidora Gas Cuyana pasó de perder plata operativamente a ganar más de $ 200 millones en el último trimestre, además de que no tiene deuda financiera e hizo inversiones que le generan mucho rédito. En la parte de generación Central Puerto es el jugador principal a nivel nacional, fue muy beneficiada por el aumento de tarifas y no tiene mucha deuda. En igual situación está Transener, cuyo balance fue muy bueno.

¿El sector bancario sigue siendo la "apuesta segura" para el inversor?

Los bancos son siempre la apuesta segura, están en la cartera de cualquier inversor. Deberían crecer en 2018 si pueden aumentar su nivel de créditos, para lo cual tendrían que incrementar la cantidad de depósitos ofreciendo tasas más atractivas. Pero para esto último tienen bastante por hacer, considerando que Argentina tiene uno de los ratios de crédito más bajos de la región: estamos en 16% o 17% del PIB, cuando otros países tienen entre 35% y 40%.

¿Cuáles son los bancos más convenientes para apostar?

El Galicia es siempre un protagonista muy importante y habría que ver aún hasta dónde llega la cotización del Macro por los problemas con su titular, Jorge Brito (por su implicación en la causa que tiene preso al ex vicepresidente Amado Boudou). Junto al Macro son muy fuertes a nivel nacional, con presencia en todas las provincias y mucho market-share. Por otra parte, el que este año tuvo muy buena performance fue el Supervielle, que presentó buenos números y fue uno de los que más subió.

¿Las acciones del ByMA son un activo para considerar?

Sí, ya que se basan en un negocio respetable, con comisiones estables y de poco riesgo. Estos papeles seguirán bien después de todas las medidas que se están tomando para darle mayor profundidad al mercado y más aún si el MSCI nos sube a "emergentes". Por esto último es que hoy se están pagando caro las acciones del ByMA (a $ 250): se cree que en mayo podríamos ser recalificados a "emergentes" y vendrían entonces muchos flujos de afuera, sobre todo de fondos que por mandato deben invertir en países emergentes.

¿Esta vez conseguiremos ser ascendidos a "emergentes"?

Son todos muy optimistas y creo que están dadas las condiciones para eso. Cuando nos pospusieron este año dijeron que querían ver si los cambios hechos iban a ser permanentes y en ese sentido ahora tenemos más chances, con un mercado más grande, el BYMA cotizando ya como acción, el regreso de las "ventas en corto" y una nueva Ley de Mercado de Capitales por salir. El triunfo electoral oficialista puede ser visto, precisamente, como una señal de que los cambios que se empezaron a hacer tendrán más permanencia y no serán transitorios.

Hablando de eso, ¿cómo cambiará la operatoria con el regreso de las "ventas en corto"?

Esa operatoria le va a dar un poco más de profundidad al mercado y debería hacerlo un poco más "profesional", ya que en las grandes Bolsas siempre se pudo hacer. Hay que ver igual cómo se implementa porque nuestro mercado es bastante chico, aunque es positivo que se haya fijado el límite de que no se no puede tirar el precio por debajo de lo que está cotizando. Es una medida que estaba faltando, dará más profundidad al mercado y permitirá armar distintos tipos de cobertura ante bajas.

**

EL DATO

DCGU2

“Me gustó mucho el balance de Distribuidora de Gas Cuyana y pienso que es una muy buena alternativa de inversión para el rebalanceo de carteras que estamos viendo”, dice el economista Javier Iglesias. Los datos que cimentan su visión bullish: en el 3ºT, la compañía gano $159 M con una facturación de $857 M; sacando la contingencia judicial (no recurrente) la compañía tuvo un margen neto del 22% (de los más altos del sector); tiene pactados aumentos tarifarios por 40% en diciembre y 30% en abril (que van a aumentar los ingresos de la compañía a una tasa muy superior al resto de su estructura de costos) y, además,  tiene un balance sin deuda y unos $ 1.400 M en efectivo y equivalentes de alta liquidez. “Es una compañía con un calce en su capital de trabajo muy favorable para rebotes en la economía y para estos aumentos tarifarios”, agrega Iglesias. “Se le puede asignar cómodamente un precio objetivo de $70 por papel”, remata.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés