El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 12°C
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 12°C

El apagón no movió los precios de las energéticas en Wall Street

Con leve suba en la Bolsa de Nueva York, los ADR argentinos no fueron castigados por el apagón. Las bolsas latinoamericanas cedieron apenas. La sonrisa del día la generó la soja en Chicago, que logró su mejor precio de los últimos 120 días. Hoy y mañana la Fed concentrará la atención.

18-06-2019
Compartir

Por Luis Varela 

En un lunes lento, pasado por agua, la mayoría de los inversores hicieron zapping, abúlicos, intercambiando chats en las redes con una incógnita principal, que nadie parece poder dilucidar: ¿cuál fue el causante real del apagón que sufrió la Argentina durante casi cinco horas del Día del Padre?

Por supuesto, hubo versiones para todos los gustos: desde izquierdistas enojados planteando un atentado inserto en la guerra mundial que se desarrolla entre chinos y estadounidenses, hasta conservadores hartos que culpan de ineficiencia a cada uno de los funcionarios que ocupan alguna poltrona de los gobiernos nacional o provinciales de Argentina.

Mientras se deslizaba que este año, la insatisfactoria gestión económica de Macri, hará que la tasa de desempleo trepe al 12%, el peor registro desde 2005, increíblemente, el secretario de Energía Gustavo Lopetegui postergó explicaciones precisas sobre el apagón y aseguró que en quince días se conocerán las causas exactas.

En números concretos debe decirse, sin embargo, que con feriado en Argentina, las acciones de las empresas energéticas locales no sufrieron el “efecto apagón” en sus cotizaciones de Wall Street. Sin negocios en el mercado local, los ADR argentinas que cotizan en Nueva York mostraron una suba del 4,5% para Irsa P, y avances del entre 1% y 2% para Globant, Tenaris, YPF y Pampa E; con una sola baja para destacar, del 1,2% para banco Macro.

Sin embargo, los pocos negocios con bonos argentinos que se transaron en el mercado norteamericano mostraron bajas, por lo que el riesgo país subió 10 puntos tras el apagón, de 845 a 855 puntos básicos. En línea con un retroceso para los bonos de México, Brasil y Singapur, lejos de la mejora que vieron los emitidos por Italia.

En realidad, los negocios bursátiles en el mundo no movieron demasiado las agujas. Se registraron alzas 0,1% al 0,6% para los índices de la Bolsa de Nueva York, al tiempo que se anotó una baja del 0,4% para los índices de las bolsas de San Pablo y México.

Esto ocurrió mientras, reiteramos con feriado en Argentina, el dólar subió 0,5% contra la libra esterlina y 0,1% contra el mexicano y el chileno, pero registró bajas del 0,1% contra el euro y el real. Con varios analistas haciendo números iniciales sobre los movimientos que podrán anotar las monedas de América Latina, al compás de la cautela que se iniciará en todas partes, con los gobiernos e inversores concentrados en la reunión que realizará la Fed, para definir su tasa de interés entre hoy y mañana. Falta definir la fecha, pero el próximo paso de la Fed será reducir la tasa de interés y muchos bancos centrales del mundo seguirán ese camino, que incluso varios, ya iniciaron.

Por eso, los principales títulos financieros no tuvieron que ver ni con las monedas, ni con las bolsas, sino con dos grandes grupos económicos que hicieron ayer sus grandes jugadas, en medio de un desconcierto global, sobre la tendencia económica mundial.

Por un lado, el gigante farmacéutico Pfizer anunció la adquisición de Array BioPharma, una empresa biotecnológica especializada en medicamentos contra el cáncer, la última operación de una larga lista de fusiones realizadas recientemente en este sector. Pfizer informó en un comunicado que ofreció US$ 48 en metálico por cada acción de Array, por lo que el valor de la empresa sería de US$ 11.400 millones.

Y por otra parte, el magnate francés de las telecomunicaciones, Patrick Drahi, compró la casa británica de subastas Sotheby's por un valor total de US$ 3.700 millones. Ofreció US$ 57 por acción, es decir 61% más que el precio de la acción de Sotheby's al cierre de la Bolsa de Nueva York el 14 de junio, notable.

Debajo de todos estos meganúmeros, los movimientos de las commodities generaron también algunas sorpresas, entre ellas una sonrisa para Argentina. El petróleo bajó 1%, hasta US$ 52 por barril. Los metales preciosos estuvieron débiles: baja del 0,1% para las onzas de oro y plata. Los metales básicos evolucionaron mixtos: suba del 0,7% para el cobre, aluminio sin cambios y baja del 1,3% para el níquel. Hubo un salto del 7,5% para el bitcoin, con panel mixto para el

resto de las criptomonedas.

Y, para el final, la perlita del día para la necesitada Argentina: en Chicago la soja subió 1,8%, el maíz avanzó 0,4% y el trigo mejoró 0,2%. Con la suba de ayer, la soja cerró a US$ 335,38 por tonelada, su mayor precio de los últimos 120 días. Veremos qué ocurre hoy en la Bolsa de Rosario, en un año que se viene con la mayor cosecha de todos los tiempos.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés