El Economista - 70 años
Versión digital

vie 14 Jun

BUE 18°C

Dólar encorsetado con tasas, acciones y bonos bajando

El dólar está planchado y las tasas siguen bajando. Sorprendió un dato de inflación menor al esperado. Hubo bonos mixtos con riesgo país en baja. Y la Bolsa opera cada vez menos volumen y menos empresas.

20 noviembre de 2019

Por Luis Varela 

A apenas 17 ruedas de la asunción de Alberto Fernández como presidente de Argentina, el mercado local sigue con la misma condición que muestra desde hace varias jornadas: dólar controlado por el cepo, tasas de interés en lento descenso, con bonos y acciones en baja, pero con un clima híperselectivo.

La gran sorpresa de ayer tuvo que ver con el dato de inflación que calculó el Indec: mientras la gente se asombra con los precios que se ven en los supermercados, oficialmente se informó que la inflación de octubre fue de apenas 3,3% para el mes, lo cual significa que en diez meses de 2019 la inflación acumuló 42,2% y en últimos doce 50,6%.

Con el actual estado de las cosas, analistas, inversores y ahorristas se la pasan preguntando por doquier para ver si encuentran algún dato concreto sobre el foco central del plan económico que piensa aplicar Fernández a partir del 10 de diciembre.

Sin tener certeza de nada de lo que se dice, el rumor principal parece determinar que desde diciembre las tasas de interés de los plazos fijos serán negativas y con el cepo cambiario en plena ejecución, lo que se intentará es que la gente gaste el dinero y ponga la economía en movimiento.

Al mismo tiempo, también se repite, sin ninguna certeza, que se impondrá un impuesto a la riqueza, posiblemente a los fondos del exterior, y que también estudian aplicar un duro impuesto a la herencia. Todo con un reperfilamiento de la deuda que vendrá con más plazos y con quita.

Frente a esto, la participación de los inversores volvió a bajarle le pulgar a las acciones, que sufrieron su séptima rueda de bajas consecutivas, pero los bonos estuvieron mixtos, con algunos repuntando de manera consistente, por lo que en definitiva el riesgo país de la Argentina retrocedió ayer 76 unidades hasta 2.437 puntos básicos.

Hay mucha preocupación porque según se dice el gobierno de Fernández favorecerá la emisión de pesos para generar mayor actividad, sin tenerle tanto miedo a la inflación. Pero economistas como Sigaut Gravina advirtió ayer que por la compra de dólares que realizó en los últimos días “el BCRA ya emitió $ 90.000 millones”.

Con ese dato de fondo, el dólar libre amagó con subir en la apertura de ayer, pero al cierre el blue terminó sin cambios y sólo saltó el contado con liquidación. El dólar oficial bajó 3 centavos hasta $ 62,97, el blue cerró igual a $ 66,75 y el dólar mayorista también finalizó sin cambios a $ 59,72. Con el BCRA ganando US$ 83 millones para las reservas que ahora alcanzan a US$ 43.555 millones.

El único dato complicado se vio en el contado con liquidación, que subió 82 centavos, hasta $ 76,79, con los operadores advirtiendo que “según parece el plan de Gobierno irá otra vez contra los que operan en blanco, y los que van en negro están viajando ahora a gran velocidad”.

Con desequilibrios y tensiones en casi toda América Latina, en el exterior el dólar subió otro 0,8% en Chile y tuvo un alza del 0,5% en Brasil, pero bajó 0,1% en México, cedió 0,2% contra la libra y descendió 0,4% contra el yen.

En consecuencia, medidos en pesos, la libra subió 9 centavos hasta $ 76,75, el real subió 9 centavos hasta $ 14,22 y el euro subió 1 centavo hasta $ 65,67. Y por todo eso la brecha entre el dólar oficial y el blue es del 6% y la brecha entre el ccl y el mayorista es del 28,6%.

El Banco Central mientras tanto mantuvo su orientación hacia la baja de tasas. La tasa de las Leliq está en el piso planteado por la autoridad monetaria: pagó 63,001% promedio, con máximo del 63,018%. Y los bancos volvieron a bajar la de los plazos fijos: pagaron 45% anual por plata chica y 47% por plata grande.

Con una tensión global que sigue en aumento, hubo una fuerte baja para los bonos de Italia y Grecia, con suba para los de Australia y Canadá. En Argentina, mientras tanto, el precio promedio de los bonos sufrió otra baja, llevándolos al peor valor desde agosto, pero el 83% de lo operado en bonos se transó en tres papeles: AY24 55%, AA22X 23% y TJ20X 5%.

Y en los extremos se vieron subas del 2% al 4,8% para los bonos PARP, AC17C, PARYC, DICYC, PBA25, A2E7, PARYD y AC17. Y una caída del 11,7% para el bono TO21X y bajas de entre 3% y 7% para los bonos DICYX, TVPY, A2E2C, PUM21, TC21X, BPMD, PAA0, PARAC y PR13.

En la Bolsa de Buenos Aires siguieron entrando balances. Entraron otros 25 trimestrales, de los cuales 16 entraron con ganancias y 9 con pérdidas. Y atención que hay seis empresas que no cumplieron con la presentación formal, lo cual plantea que podrán tener alguna penalización, o quizás dejes de operar, no se sabe.

En el exterior las bolsas estuvieron casi laterales. Hubo cierre mixto en la Bolsa de Nueva York, con suba del 0,1% para el S&P, y caídas del 0,1% para el Dow y el Nasdaq. Al tiempo que se anotó una suba del 0,5% en la Bolsa de San Pablo y del 0,2% en la de México.

En el mercado bursátil local, con $ 475 millones operados, la Bolsa de Buenos Aires cayó otro 4,1%, con el 80% de lo operado en acciones transado en diez papeles: G.F. Galicia tuvo el 18% de los negocios totales, YPF el 15% y Pampa Energía el 11%. Hay menos negocios porque se fue Petrobras y se reduce el número de papeles en un país que expulsa empresas.

En los extremos se vio un salto del 13,9% para Gas Natural y subas del 2% al 4,2% para Molinos, Esmeralda, Camuzzi, Indupa, Longvie y Metrogas. Con derrumbes del 6% al 9,5% para Introductora, ByMA, Dycasa, Central Costanera, Edenor, TGS, TGN, Banco Macro, Transener, Central Puerto Y Cablevisión.

Entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York hubo mayoría de bajas: suba del 1% al 4,2% para Irsa P, Globant e YPF; bajas de que dueron del 1% al 7,2% para Edenor, Irsa I, Macro, TGS, Galicia, Pampa E, Telecom Cresud.

Finalmente en las commodities se registró una suba del 1,2% para el petróleo, que llevó el precio del barril a US$ 57,73 dólares. Los metales preciosos estuvieron firmes: alza del 0,6% para la onza de plata y suba del 0,5% para el oro. Los metales básicos actuaron débiles: baja del 0,5% para el cobre, descenso del 1% para el aluminio y caída del 1,9% para el níquel. En Chicago hubo leve baja para el trigo y cierre sin cambios para la soja y el maíz. En Rosario: suba del 2,1% para el girasol, alza del 1,4% para el maíz y mejora del 0,6% para el trigo, con baja del 1,6% para la soja y caída del 3,8% para el sorgo. Y hubo baja del 1,1% para el bitcoin, con descensos mayores para el resto de las criptomonedas, salvo el Iota.

***

La Fed de Nueva York, alineada

El presidente del Banco de la Reserva Federal, John Williams, ratificó la estrategia de la entidad en un discurso pronunciado ayer en Washington. Destacó, como suele hacerlo Jay Powell, que la Fed no está atada a una hoja de ruta predeterminada sino que va adecuando su política a la evolución de la economía. Una pruebe de ello, según Williams, es que las tasas de interés se subieron en tres oportunidades en 2018, pero al cambiar el escenario, decidió bajarlas en tres oportunidades durante este año. También dejó en claro que está cómodo con el actual nivel de tasas porque permiten que la economía tenga un buen desempeño. Que Donald Trump haya bajado sus críticas a Powell, con el que se reunió esta semana en la Casa Blanca, es un reconocimiento de que la estrategia de la Fed no es una decisión unipersonal sino que es acompañada por todos los integrantes de la entidad. Por eso, más allá de que Trump haya dicho que en su encuentro con Powell se hablaran de todos los temas, desde la Fed dejaron en claro que se rarificó la posición expuesta la semana anterior en el Congreso

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés