El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

Créditos: pymes alertan por encarecimiento

Por la suba de la tasa de interés definida por el BCRA y la quita de subisidios a los créditos blandos

13-11-2017
Compartir

La suba de la tasa de interés definida por el BCRA y la quita de subisidios a los créditos para la industria colocará en situación de crisis a las pymes industriales, afirmó en un comunicado Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA).

Estos dos factores "pondrá en crisis terminal a las pymes del sector, debido al encarecimiento del financiamiento y la pérdida de competitividad frente a la importación", aseguró Rosato.

El dirigente dijo que en la actualidad las pymes industriales enfrentan un mercado financiero secundario con tasas que superaron el 30% a partir del último incremento del BCRA y que muchas estarán obligadas a funcionar fuera de la formalidad para poder recuperar rentabilidad sin costos financieros.

“El nuevo parámetro de costos lleva a ser cada día más caro el funcionamiento formal porque las pymes se financian con la venta de cheques para pagar salarios o comprar insumos para que las fábricas sigan funcionando. Si ahora les cobran más del 30% se hace casi imposible continuar en funcionamiento y lleva a muchas a una crisis terminal”, enfatizó.

El IPA pedirá una entrevista con el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, para plantear la realidad “delicada” y el “perjuicio” que le generará a las pymes la finalización del crédito a las tasas subsidiadas para la inversión productiva que el BCRA anunció la semana pasada.

“Queremos hablar con el presidente del BCRA porque esta nueva disposición, sumada a las tasas de interés en alza, obliga a la informalidad, en donde se paga al contado y los fabricantes se pueden hacer de dinero líquido", aseveró Rosato.

Si bien los industriales destacaron la decisión del Gobierno de combatir la inflación, la política de suba de tasas del BCRA generó “encarecimiento para las pymes por falta de financiamiento en el corto plazo”, lo que lleva al sector a “perder competitividad porque su rentabilidad la está dejando en los bancos”.

El Banco Central decidió empezar a liberar gradualmente a los bancos, a partir de enero, de su obligación de destinar una parte importante de su depósitos a préstamos a empresas con tasas reales negativas.

La movida reduce el porcentaje de depósitos privados que deberán destinar los bancos a la llamada “línea de inversión productiva”: el monto caerá mensualmente del actual 18% de los depósitos al 16,5% en enero y finalizará en 0% en diciembre de 2018, según la Comunicación “A 6.352” del BCRA.

La línea había sido lanzada por el Central en 2012, durante el gobierno de Cristina Kirchner, con el fin de que los bancos asistan al sector productivo y estimulen la actividad económica.

Por esta regulación hasta ahora las entidades están forzadas a volcar casi una quinta parte de los depósitos privados en créditos para empresas -especialmente pequeñas y medianas- a tasas cercanas al 17% anual, contra una inflación que fue del 24% en septiembre y una tasa del BCRA que subió a 28,75%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés