El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 11°C
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 11°C

Cotizaciones a los saltos en medio de un mar de rumores

Con aversión al riesgo, los inversores salen de las acciones y se van refugiando en bonos y en la compra de oro. El dólar cedió en todas partes, salvo en Argentina y México. Los más afectados fueron los bonos argentinos: el riesgo país llegó a 1.013 puntos, mayor nivel en más de cinco años.

04-06-2019
Compartir

Por Luis Varela 

Con rumores contrapuestos por todas partes, después de los resultados electorales del domingo en las provincias, y con Trump visitando a la reina de Inglaterra, la aversión al riesgo va ganando espacio entre los inversores de todas las latitudes, y las cotizaciones de muchos activos se movieron como si estuvieran en una montaña rusa.

El factor principal, en lo que atañe a los valores mundiales, tuvo que ver con posibilidades de que se desarrollen investigaciones dentro de Estados Unidos por posiciones monopólicas dominantes en varias empresas tecnológicas, y por eso en Wall Street se vieron bajas muy importantes, de más del 5%, en empresas gigantes como Facebook, Twitter, Alphabeth y otras.

Y en lo que hace al mercado local, los muy buenos resultados vinculados al justicialismo en las elecciones provinciales, con conteos de votos muy pobres para Cambiemos, agiganta la posibilidad de que Mauricio Macri tenga incluso problemas para llegar al balotaje, y que Alberto Fernandez (y Cristina), con su idea de refinanciar la deuda, pueda tener un acceso más cierto a la Rosada. Por eso, los bonos argentinos siguieron bajando y el riesgo país quebró hacia arriba los 1.000 puntos básicos, algo que no pasaba desde la apertura del año 2014.

En realidad, en todas partes se está observando una salida de las posiciones más riesgosas. Se venden acciones y se compran bonos estatales. Por eso ayer hubo una fuerte compra de bonos de Estados Unidos, también de Brasil, y la tasa a 10 años norteamericana cedió hasta el 2,07% anual, luego de haber estado a 3,2% hace apenas ocho meses.

Pero los inversores globales no desconfían únicamente de los activos de riesgo. Ayer también hubo una salida de posiciones dólar, por lo que el billete verde cedió en casi todas partes. En el exterior el dólar bajó 1% en Brasil, 0,9% en Chile, 0,8% contra el franco suizo, 0,6% contra el euro, 0,3% contra la libra y 0,2% contra el yen, y cerró sin cambios contra el yuan.

Hubo sólo dos lugares donde el billete estuvo hacia arriba. Anotó un aumento del 0,8% en México, donde subió de 19,60 a 19,76 mexicanos, debido a la amenaza de suba de aranceles que le está por aplicar Donald Trump si los mexicanos no toman medidas con las migraciones.

Y también estuvo algo hacia arriba en Buenos Aires. Los analistas afirman que los inversores estarán de salida de manera creciente, sin excepciones, desde ahora hasta la elección presidencial de octubre. Por eso ayer hubo una suba de 3 centavos para el dólar oficial hasta $ 46,13, un alza de 10 centavos para el dólar blue hasta $ 46,10 y una suba de 11 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 44,87. Pero la pérdida contra otras monedas fue mayor, con suba de 37 centavos para el euro hasta $ 50,43, alza de 32 centavos para la libra hasta $ 56,81 y suba de 12 centavos para el real hasta $ 11,54.

Las amenazas de desaceleración de la economía mundial están afectando de manera notoria a las commodities. Ayer, en la apertura de junio, hubo una nueva baja del 1,3% para el petróleo: achicó hasta US$ 52,80 por barril. Los metales preciosos firmes: salto del 1,5% para el oro y suba del 1,4% para la onza de plata. Los metales básicos estuvieron mixtos: suba del 0,8% para el cobre, baja del 0,9% para el níquel y descenso del 1,1% para el aluminio. Los granos también estuvieron mixtos en Chicago: suba del 3,4% para el trigo, baja del 0,1% para la soja y merma del 0,9% para el maíz. Y en Rosario hubo un salto del 8,3% para el sorgo, pero una baja del 1,1% para el trigo y descenso del 1,4% para el girasol. Al tiempo que el bitcoin abrió junio casi sin cambios, pero el resto de las criptomonedas cedió.

Los bonos de casi todas partes estuvieron hacia arriba. Se anotó, sin embargo, una baja para los bonos de Hong Kong y Australia, pero hubo una gran suba para los de Brasil e Italia. En el caso de los bonos argentinos, con pocos negocios, volvieron a bajar y testean el piso tocado en abril, por lo que el riesgo país se estiró hasta los 1.013 puntos básicos.

El 80% de lo operado en bonos se transó en tres papeles: AY24 66%, TC23 9% y AO20 5%. Y en los extremos hubo una suba del 6% para el bono PMJ21 y alzas del 1% al 2,5% para los bonos TC23, AA22, PBY22, AM20 y NO20. Y un recorte del 30% para el bono DICPD y descensos del 2% al 5% para los bonos TVPA, A2E2D, TVPP, DICP, A2E2, A2E7D, PARA, DICY, AC17, A2M2 y PAY0.

Las subas y bajas de los precios en las bolsas dejaron a algunos operadores con tortícolis. Finalmente, hubo cierre mixto en la bolsa de Nueva York: el Dow subió 0,1%, el S&P bajó 0,3% y el Nasdaq cayó 1,6%. A su vez, la Bolsa de San Pablo cedió 0,1% y la de México subió 0,8% (esperando negociaciones por aranceles con EE.UU.)

En la Bolsa porteña el día fue con leve baja: con $ 627 millones operados, el índice S&P Merval cedió 0,54%, con el 80% de lo operado en acciones transado en once papeles: Galicia se llevó el 19% de las operaciones totales, BYMA el 13% y Petrobras Brasil el 9%.

En los extremos se vieron subas del 1% al 3,7% para Tenaris, Morixe, Clarín, Petrobras Brasil, Phoenix, Valores, Telefónica, TGS e YPF. Con un derrumbe del 23% para Grimoldi y caídas del 2% al 9,4% para Caputo, Rosenbusch, Central Puerto, San Miguel, Longvie, Cuyana, Irsa, Metrogas, Quickfood, Supervielle, Introductora y Transener.

Al tiempo que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York tuvieron un día mixto, con subas del 3% al 4,5% para Bunge, Tenaris y Ternium; y bajas del 1% al 5,9% para Globant, Cresud, Irsa I, Edenor, Galicia y Francés.

Finalmente, en las tasas de interés locales no hubo grandes cambios. Por la Leliq, el Banco Central pagó 70,685% anual promedio y una tasa máxima del 70,740%. Y hubo una mínima suba para las tasas de los plazos fijos: pagaron 51% por plata chica y 55% por plata grande.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés