El Economista - 70 años
Versión digital

sab 22 Jun

BUE 17°C
Por Guzmán

A Batakis la espera un tenso recibimiento por parte del mercado financiero y se prolonga la crisis

La confirmación de Silvina Batakis no es precisamente lo que esperaba escuchar el mercado financiero

Batakis llegaría a profundizar la visión más cristinista de la economía, una idea divorciada de lo que espera el mercado
Batakis llegaría a profundizar la visión más cristinista de la economía, una idea divorciada de lo que espera el mercado
Leandro Gabin 04 julio de 2022

Después de más de 24 horas sin ministro de Economía, la confirmación de Silvina Batakis al Gobierno no es precisamente lo que esperaba escuchar el mercado financiero. 

En medio de lo que será una rueda reducida en volumen por el feriado del 4 de julio en Estados Unidos, los activos argentinos y el dólar blue seguramente marcarán un escenario de tensión por la nueva inquilina en Hacienda. 

No hubo un giro ortodoxo, como algunos creían cuando se barajaban nombres con más presencia, sino más bien todo lo contrario. Y Batakis llegaría a profundizar la visión más cristinista de la economía, una idea divorciada de lo que espera el mercado y que podría complicarle el arranque de la gestión. 

"Comenzamos una nueva etapa de la gran crisis argentina del 2022", dice Jorge Piedrahita, CEO de Gear Capital Partners en Nueva York. "Alberto no tiene el poder político que se necesita para apoyar un ministro que implemente medidas duras de forma que se pueda evitar otra crisis", agregó. Para el financista, más allá de que no le gusta el perfil de Batakis, el tema es que "el problema es también político". "¿Tendrá el apoyo para frenar la crisis? No se ve en este instante", reseñó. 

Batakis es, para gran parte de los portfolio managers del exterior, una desconocida. Los operadores locales la conocen un poco más pero su perfil no es precisamente afín al mercado, sino más productivista. 

  • “Es una Felisa Miceli”, resumía un banquero privado local. “No es mala, pero está lejos de ser la persona idónea para enfrentar una crisis de esta magnitud. Se necesitan muchas más credenciales que ella no tiene”, agregaba.

El temor de los grandes bancos del exterior era precisamente lo que teminó pasando: que Martín Guzmán haya sido "lo más potable" que tenía para presentar Alberto Fernández. Sin el poder para reclutar economistas de mayor renombre como Martín Redrado, o incluso Emmanuel Alvarez Agis (que se sponsorea sus propias giras a Nueva York para hablar con clientes y bancos), el Gobierno se quedó con una economista que parece que no gravitará positivamente en las expectativas. 

Goldman Sachs resaltó en un informe a clientes previo a que se conociera el nombre de Batakis pero después del portazo de Guzmán, que la salida del ministro "podría verse como otro golpe político al presidente Alberto Fernández (quien enfrenta sus índices de aprobación más bajos desde las elecciones de 2019) y puede comprometer la relación con el FMI". 

  • "Una presidencia políticamente más débil e impopular aumentaría el riesgo de que la política macro se vuelva más heterodoxa e intervencionista", decía Alberto Ramos, el jefe del banco que cubre Argentina. Profecía cumplida. 

Para Goldman Sachs, es probable que los mercados de activos argentinos, en particular el mercado de divisas, "permanezcan bajo presión" porque esperaba un reemplazo "con credenciales sólidas y una influencia significativa y capital político propio para mejorar la política macro". 

"Dada la política inestable actual y el entorno político, en nuestra evaluación, la probabilidad de que Argentina cambie hacia una combinación de macropolíticas más disciplinada y convencional es baja. Y dado el bajo capital político de la administración actual, existe el riesgo de que la calidad de la combinación de políticas se debilite aún más", afirma Ramos.

En términos de precios, pareciera que está todo dado para que el lunes los dólares alternativos (el blue y el MEP, el CCL no operará hasta el martes por el feriado americano), picarán en punta. Un indicio imperfecto es lo que se vio en los primeros movimientos con el denominado "dólar cripto", que había subido el sábado cuando Guzmán renunció mientras que hablada CFK en Ensenada y seguía picante tras el anuncio de la nueva ministra de Economía: se vendía entre $275 y $303 en los principales exchanges de criptomonedas que operan en Argentina. 

fwyntejxgamcfcm
El “dólar cripto” se vendía a más de $300 en varios exchanges

Este movimiento podría predecir lo que será la rueda del lunes del dólar blue, que arrancará seguramente con un salto cambiario relevante y se transformará en el primer dolor de cabeza que tendrá que enfrentar Batakis. Los bonos serán otro cantar: habrá que esperar al martes cuando esté Wall Street funcionando. Pero ya los traders empezaron a proyectar lo que pasaría. 

"Los bonos a 20 centavos de dólar estaban baratos, pero la verdad es que no me asombraría que fueran a 15-10 centavos porque la señal es muy mala. Llega una persona de Wado de Pedro, por ende ligada a Cristina, y peligrará un acuerdo con el FMI y el ajuste fiscal que se empezó a buscar", comentaban desde un banco extranjero. 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés