A tener cautela con el potencial del litio

Federico Muñoz destaca que, aunque presenta potencialidades sobre todo si se desarrollan eslabonamientos, aún es un mercado ínfimo

12-06-2017
Compartir

La fiebre del litio es por ahora un asunto sobre el cual ocuparse para generar inversiones y estar a la altura cuando el mercado comience a volverse realmente significativo. Y es también un proyecto a futuro sobre el cual tener cautela ya que, al menos ajustándose a la realidad, sigue siendo un mercado muy pequeño y sobre el cual está todo por hacerse. Nada permite exagerar las expectativas respecto al desarrollo potencial que le puede brindar a la economía.

Un informe reciente de Federico Muñoz y Asociados destaca todas las potencialidades de un mercado en el que Argentina tiene un papel protagónico, ya que junto con Bolivia y Chile forma parte del “triángulo del litio”, una región que concentra el 60% de las reservas probables de “oro blanco”. El país concentraría en particular 9 millones de toneladas de litio en su territorio (como referencia cabe destacar que la producción bruta total mundial en 2016 fue de 600.000 toneladas). Aunque los proyectos para comenzar a explotarlas son hasta ahora incipientes.

Además se trata de un mercado en crecimiento. La explosión de la industria tecnológica que apareció con el cambio de siglo, por caso, más que triplicó la producción mundial, de la mano de un incremento en la demanda, ya que el litio se usa para las baterías de notebooks y celulares. Ahora la prominente industria de los vehículos eléctricos prometería un nuevo impulso para el futuro.

Aun así, destaca Muñoz, hay que ser cautelosos: “No podemos perder de vista que el del litio es todavía un mercado muy pequeño. Las exporta ciones mundiales del metal sumaron en 2016 pocos menos de US$ 1.200 M.”.

“El tamaño aun pequeño del mercado global invita a desinflar las desmedidas expectativas que algunos han cifrado en este metal como eventual vehículo de desarrollo de nuestro país. De todos modos, evidentemente hay una oportunidad para llevar inversión y empleo a una región como el NOA. Es también muy auspicioso que se haya creado en Jujuy el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas sobre Litio y sus Aplicaciones. Las oportunidades económicas que ofrezca el litio serán tanto más provechosas cuantos más eslabonamientos productivos sea capaz de generar, especialmente, aquellos intensivos en capital humano que demanden investigación y desarrollo local”, detalla.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés