El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 15°C
Panorama

Vienen tiempos difíciles y el dólar y los títulos saltan

Con expectativas de una gran devaluación y un fogonazo inflacionario, ahorristas e inversores huyen del peso. Los menos especializados van a los dólares libres. Algunos siguen comprando acciones. Pero los que más saben van a los bonos y los hacen subir al mejor nivel en dos años.

Vienen tiempos difíciles y el dólar y los títulos saltan
Luis Varela 23 noviembre de 2023

Cuando aún faltan 17 días (12 ruedas) para que asuma el nuevo Gobierno, la segunda rueda financiera con Javier Milei como Presidente electo tuvo ayer un nuevo aumento para los dólares libres, sobre todo los financieros, un firme salto para los bonos con un brinco que los coloca en el mejor valor en más de dos años y con otro gran repunte en la Bolsa porteña, que se acerca al nivel pre primera vuelta, aunque los ADR argentinos en Nueva York estuvieron mixtos, con mal día sobre todo para los bancos locales.

Mientras el actual oficialismo sigue buscando explicaciones por la derrota, advirtiendo que se viene una situación crítica para toda la sociedad, los gobernadores de JxC reclamaron que el Gobierno central debe compensar a las provincias por las recientes modificaciones aplicadas por Sergio Massa en IVA y Ganancias. Y lo que sigue sobrevolando sobre el clima político es la misma campaña del miedo que se ejecutó en el pre-balotaje, exigiéndole al Gobierno que anuncie de qué modo va a resolver temas críticos, como la baja de 15 puntos en el rojo fiscal y cuasi fiscal, reclamando que anticipe cuál será el plan económico y los nombres de cada responsable de cada ministerio.

Las definiciones de Milei

El presidente electo, Javier Milei, en Neura.
 

De modo contundente, Milei advirtió que "vamos tener que soportar seis meses muy duros para evitar una hiperinflación, pero ese va a ser el principio del despegue". El Presidente electo dijo de alguna manera que se posterga por ahora la dolarización, y se espera buscar una unificación cambiaria en la zona de los 650 pesos por dólar, anticipándose además que se va a tener que hacer un nuevo acuerdo con el FMI, repitiendo una y otra vez que se van a respetar los contratos y que se van a pagar todas las deudas. Y, para dar una señal de dónde puede venir buena parte del ajuste, Milei intranquilizó mucho a los gobernadores, ya que nombró a Guillermo Ferraro para ser el ministro encargado de realizar un gran recorte en la obra pública, unificando el control de una mega estructura sobre Transporte, Obras Públicas, Energía, Minería y Comunicaciones.

Además de esa clara decisión de intentar buscar un equilibrio fiscal de entrada, la Argentina recibió ayer otra buena noticia: en respuesta a la apelación que hizo el país por el caso YPF, la jueza estadounidense Loretta Preska, decidió que la Argentina no debe depositar el monto de US$ 16.000 millones por la expropiación de la petrolera, aunque exigió que presente activos que actúen como garantía.

Los movimientos del dólar

dolar
 

Pero, más allá de todo eso, el tamaño del agujero fiscal, mas la necesidad de desregular y destrabar cientos de precios que están aplastados desde hace varios semestres, determinaron que ayer se observara una verdadera convulsión con el dólar, no tanto en el mercado informal sino sobre todo dentro de los bancos: el blue terminó con una leve suba, acercándose a su máximo histórico, pero los dólares financieros libres mep y ccl saltaron más del 10%. La causa esencial de este movimiento muestra que ahorristas e inversores están huyendo del peso por donde pueden, ya que se espera una devaluación inminente.

En los números que se manejan en el dólar futuro del Rofex, el dólar oficial cerró ayer a $356,60, y para fin de noviembre se pactó a $363 ( es decir con un aumento de menos del 2% para la próxima semana, mientras Massa y su equipo sigan en Economía), pero para fin de diciembre, con el nuevo Gobierno ya al mando, y con nueva conducción en el BCRA, se negoció a $ 785, es decir que se espera un aumento del 120% en los próximos 40 días.

Por esta razón, los grandes grupos exportadores (concentrado en 10 multinacionales) están pasando su dinero de fondos money market (pesos a un día ajustables por tasa de interés del 110% anual) a fondos dollar linked (ajustables por el tipo de cambio). La razón es simple: si se quedan en fondo a tasa obtendrían menos del 15% de rendimiento en las próximas seis semanas, mientras que en los fondos atados al dólar oficial la renta puede ser ocho veces más grande.

Los datos del Central

Banco Central BCRA
 

Detrás de toda esta masa de decisiones, según los últimos números oficiales entregados ayer mismo por el BCRA, que son del jueves anterior al balotaje, se observa que el stock total de depósitos a plazo fijo en pesos que hay en los bancos argentinos está hoy nominalmente exactamente igual que en un día antes de las PASO: lo cual significa que en las últimas cuatro semanas los plazos fijos pagaron 24% de interés pero la masa de dinero total que hay en esa colocación creció 0%. Y, además, el stock total de depósitos en dólares privados que tiene el sistema financiero local creció cero desde la primera vuelta en la que fue eliminada Patricia Bullrich de la competencia electoral.

Esas decisiones con los movimientos de dinero no vienen solas, hay presiones de todo tipo. Los gobernadores de JxC están dispuestos a darle tiempo a Milei, pero advierten que no le entregan un cheque en blanco. Y mientras los expertos en finanzas se van de las colocaciones en tasa para irse a posiciones atadas al dólar, el 50% de pobres que hay en el país va a tener que digerir el tsunami que generara el plan platita de Massa, con las consultoras calculando que el IPC de noviembre será del 13%, que diciembre puede llegar al 25%, y que enero y febrero también serán muy altos, aunque todavía no hay proyecciones definidas.

Por supuesto, los primeros en correrse frente a lo que viene son los bancos, que tienen a especialistas en finanzas, que le acercaron a los equipos de Milei diferentes alternativas para manejar la bomba de Leliqs, que en este momento alcanza los $ 23 billones, proponiéndole que el nuevo Gobierno entregue alternativas de bonos voluntarios, con diferentes rentas o incluso posibilidades de realizar diferentes descuentos impositivos, con tal de no obligar a la población a sufrir un nuevo Plan Bonex, como pasó con la híper de Alfonsín-Menem, en el arranque de los años ´90.

Los desafíos

Por supuesto, se vienen tiempos complejos, tanto que Lisa Schineller, managing director de S&P Global Ratings, la conocida agencia calificadora de riesgo, le advirtió a Milei que para intentar salir de la crisis "se necesita una gestión política y económica astuta". Señaló que vienen momentos difíciles, con alta inflación y alta convulsión social. Ya este fin de semana, después de las urnas hubo subas de hasta el 40% en los supermercados, con las góndolas empezando a llenarse inmediatamente.

Todos estos enormes desafíos se contraponen con una situación financiera global que va cambiando. Las solicitudes de desempleo en EE.UU. alcanzaron su nivel más bajo en cinco semanas y el mercado laboral se mantiene ajustado. Sin embargo, las tasas largas de EE.UU. continuaron sostenidas: se pagó 5,3% anual a 1 año de plazo, 4,5% a 5 años, 4,4% a 10 años y 4,6% a 30 años. Y detrás de eso en el exterior el dólar subió 0,9% en Japón, 0,5% en China, 0,4% contra la libra y en Chile y 0,3% contra el euro, y no cambió ni en Brasil ni en México. Por lo que el billete verde no tuvo ni una sola baja.

Las compras del Central

Billetes De 100 Dólares Estadounidenses
 

A nivel local, el mercado cambiario siguió tenso. Con el dólar Martini para la exportación (50% oficial y 50% CCL, lo cual representó ayer un valor de 662,38 pesos, el BCRA pudo comprar en el mercado apenas US$ 8 millones y al final del día la autoridad monetaria perdió otros US$ 101 millones en las reservas. Y debe advertirse que, además de la bola de Leliq, se les debe a los importadores un monto de unos US$ 50.000millones, con resolución aún desconocida.

Frente a todo eso, los dólares libres subieron. El dólar blue subió $5  hasta $1.080, el Senebi subió $5,50 hasta $992, el MEP saltó $46,59 pesos hasta $977,03 y el contado con liquidación saltó $65,39 hasta $950,42. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 189% y la del CCL con el mayorista fue del 167%.

Pero el compromiso de Milei de cumplir con todas las deudas a través de un acuerdo con el FMI, tras el guiño de Biden, ayer con más negocios, los bonos argentinos subieron otro 4,9%, y alcanzaron el mayor valor en dos años, por lo que  el riesgo país bajó 51 unidades hasta 2.124 puntos básicos. Eso se concretó en un día en el que se realizó la licitación revancha de colocación de deuda en pesos, en la que el Gobierno tomó otros $30.115 millones, esta vez en una Letra del Tesoro Nacional ajustada por CER con vencimiento el 20 de febrero próximo.

Buen día para las acciones

A nivel papeles privados, fue una buena rueda en todas partes. Se anotó otro día en alza para la bolsa de Nueva York: el Dow subió 0,5%, el Nasdaq subió 0,5% y el S&P mejoró 0,4%. En tanto que la Bolsa de San Pablo subió 0,1% y la de México subió 0,3%. Pero lo mejor estuvo en el mercado local: con $33.298 millones operados en acciones y $22.971 millones en Cedears, hubo una suba del 5,8% en pesos en la Bolsa de Buenos Aires (del 5,3% en dólares). Al tiempo que los ADR argentinos en Nueva York mostraron subas del 1% al 3,4% para IRSA, Telecom, Mercado Libre, Edenor e YPF; con bajas del 1% al 14% para Francés, Galicia, Macro, Supervielle, TGS, Loma Negra y Cresud.

Las commodities quietas

Por último, frente a un mundo que va mostrando señales de desaceleración, los commodities están como estacionados. El petróleo bajó 1,1%, los metales tanto preciosos como básicos estuvieron débiles. En cuanto a granos, en Chicago el trigo estuvo bien, pero el maíz y la soja actuaron en baja. Mientras que en Rosario hubo un fuerte repunte para maíz, trigo y soja. Y la nota del día, sin duda, vino del mundo cripto, ya que a contramano de las bajas de oro y plata, el Bitcoin subió otro 0,5%, pero la segunda moneda famosa del sector, el Ethereum pegó un salto del 7%, con todos los observadores girando cabezas.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés