El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 12°C
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 12°C
Datos del SIPA

Tras 20 meses, el empleo asalariado privado superó el nivel de la prepandemia

En diciembre, hubo 9.800 asalariados registrados privados más que en febrero de 2020: industria y servicios profesionales y empresariales (principalmente software) fueron los grandes motores.

Tras 20 meses, el empleo asalariado privado superó el nivel de la prepandemia
Tras 20 meses, el empleo asalariado privado superó el nivel de la prepandemia .
09-03-2022
Compartir

El Ministerio de Trabajo informó ayer que en diciembre pasado el número de trabajadores registrados del sector privado logró superar levemente los niveles previos a la pandemia. Al interior de ese universo, hay sectores de la economía que vienen más rezagados en ese proceso, frente a otros que ya habían superado los guarismos de febrero de 2020.

Según explicó la cartera en su panorama laboral, en diciembre pasado el número de trabajadores con empleo asalariado registrado en empresas privadas creció 0,5% respecto a noviembre. “Este porcentaje implica que durante ese mes, 28.000 personas accedieron a puestos de trabajo formales en el sector privado”, comentó el reporte.

Tras 20 meses, el empleo asalariado privado superó el nivel de la prepandemia
Tras 20 meses, el empleo asalariado privado superó el nivel de la prepandemia Fuente: Daniel Schteingart

Trabajo destacó que la tasa de crecimiento mensual observada en dicho segmento es muy elevada considerando la dinámica laboral en Argentina. Por caso, durante los cuatro años comprendidos entre diciembre de 2015 y diciembre de 2019, el mayor crecimiento mensual del empleo registrado fue del 0,2%. Asimismo, durante los últimos 13 años, en tan sólo 7 períodos mensuales, el empleo asalariado registrado presenta un crecimiento mensual del 0,5% o más. 

Con el crecimiento verificado en diciembre, el empleo asalariado registrado privado mostró un crecimiento consecutivo en los doce meses de 2021 y acumuló durante el año pasado un incremento del 3,2%. “Como resultado de esta tendencia expansiva, a fines de 2021 se consigue recuperar la totalidad del empleo asalariado registrado perdido durante la pandemia”, consignó el reporte. 

De hecho, el nivel de empleo asalariado registrado a diciembre de 2021 superó en 0,2% el valor verificado en febrero de 2020, el mes previo a la irrupción del Covid-19 en nuestro país. “Esta situación se logra como consecuencia de la reincorporación de casi 200.000 trabajadores al empleo asalariado formal durante un plazo de 17 meses”, añadió la cartera que conduce Claudio Moroni. 

Por su parte, recordó el informe, el número de personas con trabajo registrado en el sistema de seguridad social (incluyendo empleo asalariado público y privado, y trabajo autónomo y monotributistas) había superado el nivel previo al comienzo de la pandemia en el mes de mayo de 2021. Sin embargo, el empleo público y el cuentapropismo fueron los que habían explicado las mayores incorporaciones al mercado de trabajo.

En diciembre último, el número total de personas con trabajos formales era 2,6% mayor al verificado en febrero de 2020, justo antes de la irrupción de la pandemia (porcentaje que implica 309.000 personas más con aportes a la seguridad social). 

Heterogeneidades

No obstante, Trabajo reconoció que la expansión del empleo presenta velocidades diferentes por sector y, “en función del impacto de la pandemia”, varias actividades lograron recuperar la totalidad del empleo perdido. 

En ese sentido, se advirtió que, en diciembre de 2021, 7 de las 13 ramas de actividad analizadas presentaron, al menos, el mismo nivel de empleo asalariado registrado del que tenían antes de la irrupción del Covid-19. En particular, se destacan los servicios empresariales, la industria manufacturera y la construcción, las cuales presentaron una dinámica expansiva en términos de empleo, que permitió incrementar las respectivas dotaciones de personal en más del 2,5%, en relación a los niveles previos a la pandemia. 

Tras 20 meses, el empleo asalariado privado superó el nivel de la prepandemia
La industria y los servicios profesionales y empresariales (principalmente software) fueron los grandes motores de la mejora del empleo. Fuente: Daniel Schteingart

En otras cuatro ramas de actividad (comercio, salud, pesca y electricidad, gas y agua), el empleo en el último mes del año pasado superaba los registros de febrero de 2020, aunque en magnitudes más “modestas”, en el orden del 1%.

Finalmente, el informe resaltó que en siete sectores el nivel de empleo se encontraba por debajo de la situación de febrero de 2020. En tres actividades, la brecha entre febrero de 2020 y diciembre de 2021 es inferior al 2%: enseñanza, minería y agricultura. En las restantes cuatro actividades, la brecha es superior al 2%: hoteles y restaurantes, servicios sociales y personales, transporte y servicios financieros. 

“Cabe señalar que la rama de hoteles y restaurantes fue una de las más afectadas por la pandemia, y por ello, se observa que el nivel de empleo de diciembre de 2021 todavía resultaba muy inferior al observado en febrero de 2020 (-14,8%)”, comentó la cartera laboral. 

Sin embargo, agregaron que “como consecuencia de la reactivación de la economía, de la expansión de la vacunación entre la población y de las medidas adoptadas para fomentar la actividad turística (por ejemplo, el Programa PreViaje), el empleo se está recuperando fuertemente”. En ese sentido, el empleo de esta rama entre el valor más bajo de la serie iniciada en febrero de 2020 y diciembre de 2021, se incrementó 9%, convirtiéndola en una de las más dinámicas de la economía. 

A nivel territorial, al igual que en lo sectorial, hubo grandes heterogeneidades
En valores absolutos, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba estuvieron entre las de mayor creación neta de empleos, mientras que CABA y Mendoza en las de mayor destrucción neta. Fuente: Daniel Schteingart

Más datos de diciembre

Por otro lado, en diciembre, el trabajo independiente presentó un crecimiento en relación al mes anterior (+0,6% o 15.200 más). Esta situación se explica, principalmente, por la dinámica del monotributo social que presentó un fuerte crecimiento en la cantidad de aportantes (+11%, o 45.600 personas). Sin embargo esa expansión fue contrarrestada por caídas en monotributo (-1,8%, -32.00 personas). Por su parte, la cantidad de aportantes al régimen de autónomos presentó un crecimiento (+0,4%, 1.300 mil personas más).

Balance 2021

En la comparación interanual, el total de personas asalariadas se expandió un 3,3% (+314.300 trabajadores). Este incremento obedece tanto a las variaciones positivas verificadas en el sector privado, como en el sector público, que incorporaron 187.700 y 128.300 trabajadores, respectivamente (variaciones del 3,2% y 3,9%, en cada caso). 

Finalmente, el trabajo independiente en conjunto se expandió 8,5% (+202.300 trabajadores) en la comparación interanual. No obstante, la dinámica laboral fue heterogénea: el número de trabajadoras y trabajadores encuadrados en el monotributo social y monotributo creció (+24,6% y +7,1% respectivamente), mientras que la cantidad de aportantes al régimen de autónomos cayó (-0,3%).

Expectativas

De acuerdo a la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), correspondiente a enero pasado, el nivel de empleo privado registrado en empresas de más de 10 personas ocupadas del total de los aglomerados relevados tuvo un incremento de 0,3% en relación al mes anterior, retomando la tendencia de crecimiento que se venía observando desde julio de 2021. “En términos interanuales, se observa un crecimiento del empleo de 1,3%”, dijo Trabajo.

En relación a los meses de enero de los años anteriores, se observó una variación positiva de similar magnitud a la del año pasado y mayor que la observada en los años 2018 y 2019, mientras que en enero de 2020 la evolución del empleo, en el contexto de pandemia, resultó negativa. 

Según consignó la EIL, el crecimiento del empleo en este mes se explica por el aumento de las contrataciones de personal en paralelo a una leve reducción de las desvinculaciones. Tanto la tasa de entrada como de salida se ubican en valores similares al año 2018 y mayores a los años posteriores. Este nivel de los indicadores es acorde al mayor dinamismo observado en el mercado de trabajo.

Por otro lado, siendo el primer mes de levantamiento de la prohibición de despidos, no se vio un aumento de la tasa de salida. “Por el contrario, se sostuvo en un nivel similar al de los últimos dos meses”, explicó Trabajo.

Las expectativas empresariales en cuanto a la contratación de personal para los próximos tres meses continúan siendo positivas, observándose el noveno mes consecutivo con valores altos en términos históricos (4,8%). 

Este indicador, surge de la diferencia entre la proporción de empresas que esperan aumentar sus dotaciones y aquellas que esperan disminuirla: del 6,5% de las empresas que declaran que harán cambios en sus dotaciones en los próximos 3 meses, el 5,6% espera aumentar la dotación y apenas el 0,9% estima que la reducirá. 

“Estas expectativas, que resultan altamente positivas evaluadas en el mediano plazo, permiten pensar en la continuidad del escenario de expansión que se viene registrando en los últimos meses”, afirmó el reporte. 

Por provincias

En la comparación regional, 17 provincias lograron recuperar los niveles previos al inicio de la pandemia. Entre las que mostraron el mayor dinamismo se destacan Catamarca (+7,5%), Tierra del Fuego (+7,3%), Formosa (+6,1%), Misiones (+5,1%), San Luis (+3,4%), Chaco (+2,8%) y La Pampa (+2,6%). 

Teniendo en cuenta su peso en el empleo total, otras provincias que incidieron fuertemente en la recuperación general del empleo fueron Santa Fe (+2,4%), Córdoba (+1,5%) y Buenos Aires (+1,2%). En el grupo de provincias que aún no alcanzó el empleo de febrero de 2020 se encuentran Mendoza (-3,1%), CABA (-2,5%), Jujuy (-2,3%), Neuquén (-2,1%), Chubut (-1,1%), Salta y Tucumán (-0,9%). 

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés