El Economista - 70 años
Versión digital

lun 17 Jun

BUE 15°C
Debates

Salir del cepo cambiario: el riesgo de confundir causas con efectos

¿Es realmente relevante centrar el debate sobre la temporalidad en quitar el cepo?

El cepo cambiario es un síntoma, una manifestación de un problema estructural y de gran envergadura.
El cepo cambiario es un síntoma, una manifestación de un problema estructural y de gran envergadura. .
Gustavo Reija 27 julio de 2023

El debate económico preelectoral parece haberse concentrado en la discusión acerca de la temporalidad que demandará salir del cepo cambiario. 

Más allá de la importancia que dicha temporalidad pudiera tener debemos considerar que centrar el debate en tal cuestión es, como mínimo, perder un valioso tiempo que debiera estar dedicado a otra discusión.

El cepo cambiario es un síntoma, una manifestación de un problema estructural y de gran envergadura. 

Tal como la aparición de fiebre alta en un organismo, es un indicador que algo está funcionando mal y que su eliminación con medidas transitorias, como sería tomar únicamente un antipirético, no sólo escondería el problema estructural causante sino que, seguramente, lo agravaría.

Para comprender acerca de que estamos hablando tenemos que considerar que la demanda de pesos en nuestra economía no deja de caer, producto del impuesto inflacionario que todos los poseedores de nuestra moneda nacional pagamos diariamente y que no deja de incrementar su tasa.

La base imponible de este impuesto no legislado es la cantidad de pesos que tenemos en nuestros bolsillos, lo que hace perfectamente racional la decisión de "huir" de la tenencia de los mismos.

Pesos inflación
 

Ante tal situación la demanda de dólares se incrementa y, ante la escasez de la divisa norteamericana, surge la figura del cepo como restricción al acceso de la misma.

Obviamente que, como no podía ser de otra manera, aparecen aquí los mercados paralelos y el sinfín de cotizaciones existentes al día de hoy en nuestra economía, generando graves distorsiones en el proceso de asignación de recursos y condiciones de incertidumbre no compatibles con un proceso de inversión productiva de mediano plazo.

Estado deficitario, régimen de alta inflación y carencia de reservas en el Banco Central constituyen un combo perverso en el marco del cual el cepo cambiario aparece como barrera al cambio de cartera monetaria de los agentes económicos produciendo la aparición de múltiples cotizaciones que, lógicamente, implican múltiples brechas.

Dicho esto, volvamos a la cuestión central. ¿Es realmente relevante centrar el debate sobre la temporalidad en quitar el cepo? ¿No deberían los dirigentes que compiten por dirigir nuestro país, enfocarse en la formulación de un plan integral de reforma de los problemas estructurales que, como consecuencia, diera lugar a la desaparición del cepo?

La discusión acerca de las medidas de política pública que permitan implementar un plan económico integral, que contemple los aspectos fiscales, monetarios y cambiarios, es lo que se requiere en este momento.

La fecha se salida del cepo cambiario será una consecuencia del éxito o fracaso de dicho plan pero, en ningún caso, será la causa originante del destino que el plan tenga.

Creer que eliminar el cepo el primer día de asumido el próximo Gobierno provocará la desaparición de los problemas económicos estructurales sería un grave error de diseño de la política económica futura.

Implementar, a partir del primer día, un conjunto de medidas que incluyan lograr el déficit cero en el 2024, la reforma a la Carta Orgánica del Banco Central, eliminando la posibilidad de emisión para financiar el déficit, crear las condiciones para un crecimiento exponencial de nuestras exportaciones y reformar el sistema impositivo y de incentivos económicos, orientándolo a potenciar un proceso de inversión productiva sostenida con condiciones de sostenibilidad en el tiempo, es lo que se requiere para converger hacia un mercado único y libre de cambio en el menor tiempo posible. 

Los márgenes de libertad de acción que la próxima administración tendrá serán mínimos y el recurso más escaso del que contará para la implementación de un plan económico integral será el tiempo.

Entonces, se vuelve crucial para el éxito de la próxima gestión no confundir síntomas con enfermedad ni causas con efectos.

En esta nota

Dolar Blue

Compra $1250.00

Venta $1280.00

14/06 16:25

2.81%

DOLAR OFICIAL

Compra $922

Venta $922

17/06 19:59

0%

DOLAR CCL

Compra $1267.39

Venta $1267.39

14/06 19:59

0%

DOLAR TARJETA

Compra $1475.2

Venta $1475.2

17/06 19:59

0%

DOLAR QATAR

Compra $1475.2

Venta $1475.2

17/06 19:59

0%

DOLAR MAYORISTA

Compra $903.5

Venta $903.5

17/06 14:59

0%

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés