Presionado por el IPC, el BCRA está obligado a mantener las tasas

Se descuenta que la entidad no hará movimientos y dejará todo tal cual está: los pases seguirán en 26,25%

26-06-2017
Compartir

Mañana habrá otra reunión de Política Monetaria en la cual la mesa chica de la entidad que conduce Federico Sturzenegger decidirá el rumbo de las tasas en Argentina. Se descuenta que la entidad no hará movimientos y dejará todo tal cual está: los pases seguirán en 26,25%. Por un lado, el BCRA quiere certificar que los datos que están viniendo de junio van en el sentido deseado. En ese orden, las consultoras privadas están estimando que los precios subirán este mes en torno al 1,4%, impulsados principalmente por el rubro alimentos y bebidas. Si ese fuera el dato final, que se conocerá recién el 11 de julio vía el Indec, no habría demasiado que festejar si bien se consolida en otro mes con precios más controlados. Sería mayor al 1,3% de mayo y no estaría acercándose a la barrera o piso de 1% mensual, al cual quiere llegar la autoridad monetaria. De todas maneras, sería mejor que julio cuando habrá aumentos ya establecidos que impulsarían al índice a un piso de 1,5%, según los privados.

Alguna pista dejó la última aparición pública de Sturzenegger. Fue la semana pasada en un Foro de Economía y Negocios de la Fundación Libertad. Reiteró que la inflación irá decreciendo aún más (después del dato de mayo) y en julio estará en un rango de 21% o 22% anual, los niveles “más bajos desde 2009”. Si bien repitió que tendrían cinco meses para recorrer el camino hacia una inflación de “12% al 17%”, agregó que es preciso que los precios estén encaminados hacia fin de año en un sendero que los deje bien posicionados para el 2018. Ese número es 1% mensual o menos. “Seguiremos buscando garantizar un sesgo de política monetaria adecuado para consolidar el proceso de desinflación y continuar con este proceso descendente”, arengó Sturzenegger en el auditorio.

Para Econviews, la consultora de Miguel Kiguel, la proyección que tienen sobre la tasa de política monetaria es que se mantendrá sin cambios en el nivel actual de 26,25% en encuentro del Comité de Polítca Monetaria de mañana. “Luego se recortará 75 puntos básicos por mes hasta llegar a 21,75% a fin de período”, dicen. Antes, la consultora decía explícitamente que en julio arrancaría la poda de tasas. Ahora borró ese pronóstico y solo dice que “más adelante” las recortarán, sin fecha cierta.

Desde el Banco Mariva, por ejemplo, dicen que el relajamiento de las tasas empezará después de conocerse el dato del Indec el 11 de julio. Estiman que podría empezar a verse en la licitación de Lebac del 18 con una baja de tasas para ese momento, pero no aclaran si también ese corrimiento se hará visible en la tasa que rige el Central (los pases).

“No van a hacer nada hasta tener la situación mucho más controlada. Está claro que no tienen motivaciones políticas como podría tener otro banco central. Ellos van a demorarse el tiempo que sea necesario para volver a cortar las tasas. Ya tienen la experiencia de lo que pasó a fin de año cuando relajaron de más. No van a cometer el mismo error dos veces”, aventuraban desde una entidad de capitales extranjero. “Pensá que el riesgo de reputación ya está muy en el límite. Si a no cumplir la meta se le puede sumar otro error de timing, este BCRA habría quemado sus credenciales. Y cuando ocurre eso, en Argentina, la historia termina mal”, agregó el ejecutivo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés