El Economista - 70 años
Versión digital

vie 02 Dic

BUE 26°C
Versión digital

vie 02 Dic

BUE 26°C
CEP XXI

PIB per cápita: supera 4,3% al de diciembre de 2019 y retornó a los niveles de mediados de 2018

La expectativa era que Argentina retornaría al PIB per cápita de la prepandemia en 2026, destacó el CEP XXI. Todavía se encuentra 9% por debajo del pico de septiembre de 2011.

En marzo de 2022 la actividad creció 3,6% contra 2021 y 15,4% contra 2019.
En marzo de 2022 la actividad creció 3,6% contra 2021 y 15,4% contra 2019.
26-04-2022
Compartir

La economía creció cerca del 1% en el primer trimestre de 2022, en comparación con el cuarto de 2021. Así, anotó el mejor primer trimestre desde 2018. 

La recuperación permitió recomponer el PIB per cápita en 4,3% en febrero, superar los niveles de diciembre de 2019 y ubicarse en niveles de mediados de 2018. Así se desprende del último Informe de Panorama Productivo del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI).  “Todavía el ingreso per cápita se encuentra 9% por debajo del pico de septiembre de 2011”, añaden.

cep
Fuente: CEP XXI

  • La actividad industrial creció casi 4% respecto al primer bimestre de 2021, y tuvo el mejor arranque de año desde 2018. Asimismo, 12 de 16 sectores industriales produjeron más que en 2019 y que en 2021. 
  • Se crearon más de 4.000 empleos formales en febrero y se volvió a superar la marca de 1,2 millones de puestos de trabajo industriales registrados, que no se daba desde septiembre de 2018. 
  • La producción automotriz superó las 48.000 unidades en marzo y creció 12,9% interanual, alcanzando el mayor nivel de producción desde mediados de 2018. 
  • En materia de energía, de la mano de los récords en Vaca Muerta, en el primer trimestre del año la producción de petróleo crudo alcanzó el mayor nivel en diez años. En tanto, la de gas natural se expandió 12% interanual y fue la tercera mejor de la última década, por detrás de 2019 y 2020. 
  • La suba de las exportaciones de bienes -que en el primer trimestre del año alcanzaron el récord, en precios corrientes, de US$ 19.352 millones- fue, junto con una notoria sustitución de importaciones en la industria, un factor muy relevante de la recuperación económica.
  • Desde el punto de vista de los sectores productivos, el informe del CEP XXI destaca dos grupos de actividades que traccionan la actividad: las que reactivaron tempranamente y continuaron mejorando (como la construcción, la industria, el comercio y los servicios profesionales y empresariales) y las que estuvieron inicialmente muy golpeadas por la pandemia, pero que en los últimos meses manifestaron una clara recuperación (como servicios sociales, personales y culturales y transporte y comunicaciones). 
  • Al interior de la industria, que creció casi 4% respecto al primer bimestre de 2021, y tuvo el mejor arranque de año desde 2018, 12 de 16 sectores industriales produjeron más que en 2019 y que en 2021. 
  • Su buen desempeño está impactando directamente en el empleo: en febrero de 2022, se crearon más de 4.000 empleos formales, y se volvió a superar la marca de 1,2 millones de puestos de trabajo industriales registrados, que no se daba desde septiembre de 2018. 

Marzo, con datos dispares

Los primeros datos adelantados industriales de marzo son dispares. Por un lado, datos favorables indican que, con un día hábil menos que en 2021, la producción automotriz superó las 48.000 unidades y creció 12,9% interanual, alcanzando el mayor nivel de producción desde mediados de 2018. 

Asimismo, los despachos de cemento crecieron 7,6% interanual y fueron los segundos mejores de la historia para dicho mes. 

En tanto, las cantidades importadas ligadas a la producción y la inversión industrial (bienes intermedios, bienes de capital y partes y piezas ligadas a bienes de capital) arrojaron un récord histórico para el mes de marzo, principalmente en bienes intermedios y bienes de capital. 

Por otro lado, dichos datos contrastan con lo que se observa en la siderurgia y en consumo energético industrial, que dan cuenta de cierta desaceleración del ritmo de producción manufacturero. 

De acuerdo a nuestro índice adelantado de producción industrial, en marzo de 2022 la actividad creció 3,6% contra 2021 y 15,4% contra 2019. En la medición mensual desestacionalizada arrojó una caída del 1,9% respecto a febrero. A nivel sectorial, en marzo 7 de las 14 ramas industriales relevadas incrementaron su consumo eléctrico respecto al año pasado y 8 de 14 cayeron en la medición desestacionalizada frente a febrero. Asimismo, de 1.046 plantas industriales apenas el 43,7% consumió más energía que en marzo de 2021, lo cual es consistente con cierta desaceleración”, señalan desde el CEP XXI. 

Un sector que viene experimentando un gran repunte es el hidrocarburífero, de la mano de récords en Vaca Muerta. En el primer trimestre del año, la producción de petróleo crudo alcanzó el mayor nivel en diez años. En tanto, la de gas natural se expandió 12% interanual y fue la tercera mejor de la última década, por detrás de 2019 y 2020. 

“El auge de Vaca Muerta ha tenido un gran impacto positivo en el empleo formal en Neuquén: de acuerdo al informe, durante la última década la provincia fue por lejos la de mayor expansión del empleo privado formal (+32,9%), cifra que cobra mayor relevancia habida cuenta de que éste estuvo estancado a nivel nacional”, agrega el CEP XXI. 

Inversión sustitutiva

Por su parte, el informe analiza la dinámica de la inversión productiva en Argentina. La inversión creció 29,5% entre fines de 2019 y fines de 2021, lo que representa la cifra más alta comparada con más de 40 países con información disponible hasta la fecha. 

“La inversión ha sido muy motorizada por la mejora de la situación en ramas como la industria (que es uno de los principales motores) y por la mayor disponibilidad de financiamiento productivo, que alcanzó los mayores niveles desde el año 2018. Asimismo, los componentes de la inversión han cambiado: han ganado protagonismo las maquinarias y equipos de fabricación nacional vis á vis las importadas, lo cual es consistente con un creciente proceso de sustitución de importaciones y con un claro repunte registrado en la producción y el empleo en la industria automotriz y de bienes de capital”, agrega el informe. 

De acuerdo a datos del CEP XXI, en enero de 2022 la industria de bienes de capital superó los 94.000 puestos de trabajo formales, el mayor guarismo desde al menos 2018 y más de 5.000 puestos por encima de fines de 2019.

***

Los números de la línea blanca

Gran parte de los electrodomésticos fabricados a nivel local experimentaron una fuerte recuperación de sus niveles de producción. En 2021, las unidades producidas de calefactores y estufas fueron las segundas más altas desde al menos 1990, solo por detrás de 2017. También sobresalió la elaboración de aires acondicionados con el mejor nivel de los últimos cinco años. Son varios los factores detrás de ese comportamiento, dijo el CEP. En primer lugar, el giro en la política de financiamiento, tanto a empresas (vía baja de tasas) como al consumo (con el relanzamiento del Ahora12). En segundo término, la irrupción de la pandemia generó un cambio en los patrones de consumo: en la medida en que el consumo de servicios como gastronomía, transporte, cultura y turismo estaba limitado y las personas pasaban más tiempo en los hogares, se incrementó la demanda de bienes durables. En tercer lugar, y al igual que lo ocurrido en ramas como la automotriz, maquinaria agrícola, calzado o prendas de vestir, la producción local amplió su participación dentro del mercado debido a una importante sustitución de importaciones.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés