El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 35°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 35°C

Peña defendió el gradualismo ante “el sector business”

La primera plana del Gobierno, presente en el 53º Coloquio de IDEA

13-10-2017
Compartir

Primero, María Eugenia. Segundo, Marcos. Tercero, Horacio. Y, cuarto, Mauricio. Los nombres de pila -una costumbre en el argot del PRO- que bajaron a Mar del Plata no son fruto del azar. El Gobierno jugó fuerte en el 53º Coloquio de IDEA, y juega de local. El objetivo último es claro: una mayor participación de los empresarios en la nueva era. Tanto en lo discursivo como en lo fáctico y real, es decir, con la inversión. Factor clave para darle sobrevida a los “brotes verdes” que ya empiezan a echar raíces.

Sin prometer nada. Más bien, pidiendo y sugiriendo que arrancó una nueva etapa y señalando que algo van a tener que ceder. Y que va a ser lento. “Tenemos que pasar a una etapa de reformas en la que cada uno tiene que ceder un poco. Si los que tenemos poder no estamos dispuestos a ceder nada, digámosle a la gente que no vamos a hacer nada para que cada uno viva un poco mejor”.

Lo dejó muy en claro Marcos, el cerebro y líder del Gabinete del Presidente. “La sección business nos reclamaba que el pollo estaba frío y nosotros estábamos intentando que no se estrellara el avión”, dijo, aludiendo a la pretensión de los empresarios de que los tiempos de las reformas se aceleren. El gradualismo no se negocia, sugirió Peña. Metamensaje: es el único camino posible y necesitamos que lo entiendan, y apoyen.

Cambio, agregó, que ya comprendieron los argentinos.  “El argentino se hartó de convivir con un país partido, con fracaso, narcotráfico y pobreza fruto del error dirigencial”, dijo.

Y las oportunidades están. Este país es enormemente diverso, enormemente complejo, y tiene una gran herramienta: la fuerza emprendedora del pueblo argentino que es conmovedora”, afirmó en diálogo con Carlos Pagni.

“No hay ningún otro país del planeta que tenga las condiciones estructurales que tenemos nosotros, de un país grande, rico en recursos, con baja población como para poder resolver el problema de la pobreza”, dijo Peña, en referencia a ese gran norte que tiene Cambiemos.

Y con un método que probó ser bueno en 2016, aunque menos en 2017 (lógico, por ser año electoral): el diálogo. “El nivel de coordinación, de trabajo y de agenda que tenemos hoy con los gobiernos provinciales es inédito en Argentina”, enfatizó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés