Filtración

Las tarifas de energía de 2022 y una posible nueva interna

El sector más kirchnerista del Gobierno salió a marcar la cancha y dijo que habrá un solo aumento para la electricidad y el gas

Las tarifas de energía de 2022 y una posible nueva interna
30-12-2021
Compartir

El Gobierno prevé anunciar un aumento en las tarifas de luz y gas de entre 17% y 20% en los primeros meses del próximo año, adelantaron fuentes oficiales. Ese sería el único incremento del año y servirá de referencia para todo el país.

Además, en las primeras semanas de 2022 también se pondría en marcha la segmentación de tarifas, que en una etapa inicial alcanzaría a alrededor de 500.000 usuarios con viviendas ubicadas en zonas de alto valor fiscal de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

El aumento sería de entre 17% y 20% como techo, dijeron las fuentes, las que precisaron además que “en el caso de la distribución eléctrica, esa recomposición es la base para viviendas del Area Metropolitana Buenos Aires (Amba), mientras que el incremento del gas será a nivel nacional”.

  • El 20% de aumento promedio para los hogares debe tomarse como “pauta del aumento tarifario del Gobierno para 2022”, agregaron.
  • Desde el Gobierno subrayaron que el criterio oficial para el año próximo es que todo aumento tarifario esté por debajo de la inflación.

En ese marco recordaron que durante 2021 hubo un incremento del 9% para la luz y del 6% en el caso del gas. En ese momento se dio una disputa entre el secretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo y el titular de Economía, Martín Guzmán, quien finalmente no pudo imponer su visión de incrementar más las tarifas para bajar los subsidios.

Las fuentes también adelantaron que en las primeras semanas del nuevo año se pondría en marcha la segmentación de tarifas, que en una etapa inicial alcanzaría a 500.000 usuarios del AMBA.

  • “El programa de segmentación irá avanzando sobre el universo de usuarios que están en condiciones de afrontar el pago pleno de la energía, quitando el subsidio que existe en la actualidad”, ratificaron las fuentes, quienes recordaron que “el 60% de la tarifa en el AMBA está hoy subsidiada”
  • “En una primera etapa, (la segmentación tarifaria) solo afectará al 10% de los usuarios de la Ciudad de Buenos Aires y los 24 municipios del conurbano que la rodean”, detallaron.

En la segmentación se utilizará el parámetro de las valuaciones de las viviendas en las que se prestan los servicios. En el caso de la electricidad, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre) definirá "polígonos geográficos" en los que irá removiendo las subvenciones.

A modo de ejemplo dijeron que en la Ciudad de Buenos Aires pagarán tarifa plena los que vivan en propiedades donde el metro cuadrado supere los US$3700; en tanto que en la provincia de Buenos Aires dejarán de percibir la asistencia los barrios cerrados, la actividad financiera y los emprendimientos relacionados con el juego.

De esta forma, un departamento que en la actualidad paga $500 de luz en un barrio de altos ingresos pasaría a abonar $2.500 mensuales, según las proyecciones que manejan las distribuidoras.

La noticia resultó sorpresiva, ya que el ministro Guzmán venía señalado la necesidad de una recomposición tarifaria que implique bajar la carga en los subsidios energéticos. En 2021, esas erogaciones alcanzarían US$ 10.000 millones.

Las subas de hasta 20% quedarían por debajo de una inflación que se espera sea similar a la de este año, que finalizará cerca del 50%. Entonces, es difícil esperar una reducción en la carga de los subsidios. El proyecto de Presupuesto 2022 preveía una baja del 1,8% a 1,3% del PIB de la mano de la segmentación.

Esa intención se daba en el marco de las negociaciones por la deuda de US$ 45.000 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En las discusiones uno de los focos centrales es la reducción del déficit y la actualización de los precios relativos entre los que se encuentran las boletas de energía y el tipo de cambio.

Fuentes del Frente de Todos señalaron que los trascendidos vinieron de parte de la subsecretaría de Energía Eléctrica que comanda Basualdo, funcionario que responde a la vicepresidenta Cristina Kirchner. Ese gesto se tomó como una nueva forma de “marcar la cancha” sobre los aumentos en 2022.

En el caso de la electricidad, el Gobierno define solo las tarifas de Edenor y Edesur en el área metropolitana de Buenos Aires, pero en el caso del gas su alcance es nacional.

En ese marco, el Ministerio de Economía quedó en medio de una interna que no protagonizaron, pero que no dejó parado en el lugar más cómodo al ministro Guzmán quien podría quedar en offside si decide convalidar aumentos por encima del techo del 20%.

Desde el Ministerio de Economía afirmaron que el ministro está al tanto y de acuerdo con la información que se hizo pública, aunque eso no coincide con la reducción de subsidios que planeaba llevar adelante.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés