“Las pymes deben adaptarse para sacar créditos”

Darío Wasserman, presidente del consejo de administración de Garantizar, prevé un fuerte crecimiento en 2017 y una consolidación del negocio

22-06-2017
Compartir

Entrevista a Darío Wasserman Presidente de Garantizar

El último año la oferta de crédito para el sector productivo dio un vuelco radical. Las líneas de Crédito para Inversión Productiva, tanto de la banca pública como privada, que arrancaron al 22% anual y ahora están en 17% son una opción muy razonable. En este contexto de mayor demanda de financiamiento para microempresas y pymes, las sociedades de garantía recíproca (SGR) son instrumentos flexibles y que se adaptan a las necesidades de cada pyme. Darío Wasserman, presidente del consejo de administración de Garantizar, prevé un fuerte crecimiento este año y una consolidación del negocio.

¿Hay mayor demanda de créditos por parte de las pymes?

Este año venimos muy bien, trabajamos con el Banco Nación, el Banco Ciudad, el Supervielle, el Banco Santander, con las líneas de crédito para inversión productiva a una tasa 17%.

¿Cuál es la estructura de Garatizar?

Por un lado, los que aportan al sistema que son los protectores, con el fin de la desgravación impositiva. Ahí el Banco Nación es el principal accionista, con el 32% del paquete accionario y el resto está diversificado en unos 420 aportantes, que por lo general son los principales bancos del sistema y grandes empresas. Hay otra parte accionista, que son las mismas pymes que solicitan garantías, también se asocian a la SGR. Hay unas 15.000 socias de Garantizar.

¿Qué participación de mercado tiene Garantizar?

Somos líderes por lejos, tenemos el 70% de las pymes avaladas por el sistema de garantías, estamos hace veinte años en el mercado y en garantías otorgadas y saldo de garantías avaladas al sistema estamos cerca del 50%, entre las otras treinta SGR que operan en el país.

El Gobierno quiere mejorar el financiamiento a pymes y, en ese sentido, creció la oferta de líneas de crédito. Pero ¿cómo está la demanda, las pymes conocen el sistema?

No todas las pymes lo conocen, por eso desde que asumimos en 2016 tratamos de estar en todo el país, abrimos 18 sucursales, estamos remodelando todas, vamos a tener 24 sucursales y estamos haciendo mucha publicidad en todo lo que es marca y los servicios que brindamos. El mercado es muy grande y no damos abasto.

¿Cuál es la principal ventaja de las SGR frente al crédito bancario? 

El banco pide muchísmos más papeles, es más exigente y muchas veces no se pone a darle las soluciones que necesita cada pyme. Nosotros somos más abiertos, si tuviste algún cheque rechazado y lo arreglaste, te damos el crédito, el sistema bancario no.

¿Qué tipo de empresas se acercan a la SGR?

Todas, pero hoy el principal demandante es la industria, y después vienen comercio, agro y servicios en igual porcentajes, aunque construcción ha crecido últimamente. También tenemos muchos casos de startups, que arrancan su relación crediticia avalado con nosotros. En un banco si no tenés un antecedente, no podrías. Al no estar regulados por las normas de Basilea, hay ciertos parámetros en los que podemos ser más flexibles y a medida de la pyme, a diferencia del banco.

¿Por qué la industria es la que más demanda este tipo de asistencia?

Nuestro principal producto hoy es la garantía financiera a largo plazo, entonces en proyectos de inversión, compra de maquinarias, renovación de equipos, inversiones en nuevas plantas o remodelaciones, somos el vehículo por excelencia del financiamiento a largo plazo.

¿Cuál es el plazo promedio de los créditos?

El promedio de nuestra cartera es cinco años. El crédito promedio es $2,5 millones y el 60% son  líneas de poco monto.

¿Cómo está funcionando la demanda en el interior del país?

Hace poco abrimos una sucursal en Bahía Blanca y está andando muy bien. También Salta, Corrientes, Córdoba y muchas zonas que quizás no son el centro urbano pero funcionan muy bien, Rosario, Santa Fe y obviamente, Buenos Aires.

¿Qué falta para que fluya más el crédito a las pymes?

Las pymes tienen que adaptarse a cómo sacar un crédito. Muchas pymes son informales, a medida que va teniendo su formalidad las leyes de Pyme o Emprededores van funcionando. Es un trabajo de educación a la pyme. Para los emprendedores o microempresas tenemos líneas mucho más ágiles de hasta $1 millón, con documentación más reducida y contestamos en menos de 72 horas. La garantía máxima es de $42 millones y tarda un mes.

¿Qué nivel de morosidad tiene el sistema?

La cartera en situación irregular es del 2%, está por debajo del sistema financiero. Por lo general las pymes pagan y pagan muy bien porque valoran estas herramientas a bajas tasas que quizás no podrían tener con otras fuentes de financiamiento.

¿Qué perspectivas tienen para los próximos meses?

El ultimo ejercicio, que cerró en mayo, crecimos 65% interanual en montos y más de 110% en cantidad de pymes asistidas. Hicimos mucha inversión en las sucursales en el interior, duplicamos fuerza de venta en el territorio. El año pasado fue un poco de acomodar la estructura para que este año explote en crecimiento. A las pymes les decimos, que vengan, que no tengan miedo. Y ahora hay mucha expectativa con ON Pyme Garantizada que lanzó el viernes pasado la Comisión Nacional de Valores.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés