El Economista - 70 años
Versión digital

dom 19 May

BUE 11°C
"The Big Con"

Las consultoras "infantilizan" a los gobiernos, dice Mariana Mazzucato

"Un terapeuta que tiene a su cliente en terapia para siempre obviamente no es un muy buen terapeuta", dicen

Mariana Mazzucato y Rosie Collington ya generan polémica y debate
Mariana Mazzucato y Rosie Collington ya generan polémica y debate
21 febrero de 2023

La teoría es sencilla: cuando las organizaciones enfrentan desafíos, contratan a personas externas de alto coeficiente intelectual, habilidades especializadas y nuevas ideas. Aunque los externos cuestan mucho, no se quedan mucho tiempo y pagan con creces mejorando la eficiencia. 

La práctica, dicen Mariana Mazzucato y Rosie Collington, es distinta.

Cuanto menos cuando "las organizaciones" son los gobiernos del mundo y las "personas externas" son algunas de las "Big Three": McKinsey, Bain y Boston Consulting Group.

Los consultores, dicen las Mazzucato y Collington (autoras del nuevo libro "The Big Con"), supuestamente son contratados para proyectos cortos, pero nunca parecen irse. Una especie de consultoría eternas.

¿Y el problema? ¿Son muy caras? ¿Están "cooptadas"? No. Están obstaculizando la capacidad de los gobiernos para mejorar la eficiencia de sus políticas públicas. 

Las consultoras y otros subcontratistas, argumentan las autoras, saben menos de lo que dicen, cuestan más de lo que parecen y, a largo plazo, impiden que el sector público desarrolle capacidades internas. 

"No estamos en contra de los consultores. El problema es cuando una industria no tiene ningún incentivo para que el gobierno sea independiente. Un terapeuta que tiene a su cliente en terapia para siempre obviamente no es un muy buen terapeuta", dicen. 

Las cuatro grandes del mundo de la auditoría (Deloitte, Ernst & Young, KPMG y PwC) también son blanco de las críticas del libro que, por ahora, ha sido más efectivo para generar polémica que aportar soluciones al problema que denuncia.

"El problema es que aprendes de tus errores, aprendes haciendo, ensayo y error. Entonces, cuando el gobierno comienza a subcontratar, por miedo al riesgo, en realidad se vuelve como un bebé. Esto es bueno para los consultores porque entonces tienes estos gobiernos infantilizados que se vuelven adictos a ti", dijo Mazzucato en un reportaje a The Spectator.

Fernández, con Stiglitz y Mazzucato en octubre de 2022
Fernández, con Stiglitz y Mazzucato en octubre de 2022

En diálogo con el FT, Mazzucato, bastante popular dentro de la heterodoxia económica mundial, dice que los consultores tampoco son "neutrales" sobre el papel del Estado, y dice, por ejemplo, que promovieron adelgazar el Estado después de 2008. 

El libro insignia de la economista italiana llegó en 2013 ("The Entrepreneurial State") y ahí detalló el rol decisivo de los gobiernos en el desarrollo de tecnologías, que luego derramaron afuera, como el GPS, Internet o las pantallas táctiles

El servicio civil (la burocracia estatal, en lenguaje más antiguo) no puede igualar el salario o la capacitación que brindan las consultorías privadas. Pero si asumiera más responsabilidad y pagara un poco mejor, podría atraer a los graduados más brillantes. "De hecho, puedes tener un servicio civil creativo y dinámico", dice Mazzucato. 

"Por diseño, estamos haciendo que sea mucho más interesante trabajar en Google, Goldman Sachses y McKinsey. ¿Cómo revivir el servicio civil? Es cambiando el mandato del gobierno. Tenemos que hacerlo realmente 'cool' (genial)", dijo ante el FT. 

Parece imposible.

Mazzucato con el Papa Francisco
Mazzucato con el Papa Francisco

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés