El Economista - 70 años
Versión digital

sab 22 Jun

BUE 18°C
Las consecuencias de la guerra en Ucrania ya llegaron”, dice el Gobierno y defin
Tensión

"Las consecuencias de la guerra en Ucrania ya llegaron", dice el Gobierno y define si sube las retenciones

El Gobierno analiza cómo desacoplar los precios locales de los internacionales, sin sumar un conflicto con el agro. El campo dijo que no hay margen.

15 marzo de 2022

En los últimos días, legisladores y ministros han apelado a tecnicismos y omisiones selectivas en su paso por el Congreso. La semana pasada, la batalla fue por el fraseo del acuerdo con el FMI. JxC pidió que el articulado no diga "refinanciamiento" y el FdT, que no diga "deuda” ni “endeudamiento”. ¿Ponemos "operaciones de crédito público contenidas", laudó Sergio Massa? 202 votos a favor.

Ayer, el ministro Martín Guzmán dijo que “no se está contemplando un aumento de los derechos de exportación de los granos”. No mintió, pero el uso de la palabra “granos” excluye a los subproductos de la soja (la harina y el aceite), cuyas exportaciones están cerradas desde el domingo a la tarde y cuya alícuota de retención estaría por subir de 31% a 33%. Nadie en el Gobierno lo negó y cuesta encontrar un explicación alternativa al cierre del registro en un contexto donde, además de inflación en alza, faltan dólares.

Una medida que, calculan en el sector, dejaría unos US$ 425 millones adicionales para las arcas del Estado, con retenciones totales arriba de US$ 9.000 millones.

Suba de Retenciones
La medida incrementaría la recaudación fiscal por DEX en US$ 425 millones, +5% adicional a la recaudación total por este tributo por las cadenas de cultivos estimada en US$ 9.000 millones para 2022

Ayer por la tarde, la portavoz Gabriela Cerruti se acopló a las palabras de Guzmán y dijo que "se están estudiando una cantidad de medidas" y "ninguna de esas medidas es la suba de la retención a la producción de maíz, la soja o el trigo". 

Fue un intento de contener una corrida informativa que había generado, como obvio coletazo (además del enojo en el campo), la posibilidad de que Juntos por el Cambio no apruebe el acuerdo con el FMI en el Senado. 

Durante su presentación ante un plenario de comisiones del Senado para analizar el acuerdo con el FMI, Guzmán enfatizó que se buscará "contar con instrumentos para poder evitar que haya un efecto desestabilizante en el costo de la canasta alimentaria de millones de argentinas y argentinos" a raíz del impacto de la guerra entre Ucrania y Rusia en los precios de los commodities. Por eso, la recaudación adicional de las retenciones podría ir a fondear un fideicomiso para subsidiar el precio de la harina. Hasta anoche, eran versiones.

Por otra parte, Guzmán recordó que se viene "trabajando con los fideicomisos, buscando que haya contribuciones voluntarias, que se puedan utilizar para lograr una brecha entre la evolución del precio internacional y la del precio interno de los alimentos".

Sin embargo, enfatizó que se enfrenta "un shock de una magnitud que es difícil encontrar precedentes en mucho tiempo", por lo que "las decisiones que se tomen tienen que tener en cuenta la naturaleza del problema" y que "se busca siempre alcanzar equilibrios entre los incentivos a la producción y el impacto en la inflación interna".

La decisión de suspender el Registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para las exportaciones de harina y aceite de soja generó malestar en la los sectores del agro, en la oposición e incluso en gobernadores peronistas, como el de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

Ayer, el presidente Alberto Fernández se reunió con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, quien también se reunió (sin confirmar ni negar nada) con exportadores luego. 

Fernández y Domínguez analizaron un paquete antiinflacionario que se podría lanzar en los próximos días, que podría incluir la ampliación de Precios Cuidados por sectores para garantizar la producción y la imposición de precios máximos para productos de primera necesidad, como la harina.

"Tenemos que entender que las consecuencias económicas de la guerra ya llegaron a Argentina", ejemplificó Cerruti en relación a la falta de aceite en varias partes del mundo y los consiguientes aumentos de los precios internacionales y aseguró que "la preocupación del presidente es detener estas subas que se dan en un contexto mundial".

En diálogo con FM Play Urbana, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, aclaró que el Gobierno discute "alternativas" con el sector privado para que los efectos provocados por la invasión de Rusia en Ucrania en los precios de las materias primas "impacte lo menos posible en la mesa de la gente".

En tanto, las bolsas de cereales y comercio expresaron su preocupación ante las consecuencias de la suspensión de las exportaciones de aceite y harina de soja y plantearon que un potencial aumento de las retenciones incentivará la "desindustrialización”, desalentaría la producción y frenaría el ingreso de divisas de uno de los sectores que más aporta a la economía del país.

“El Gobierno sigue generando incertidumbre en la economía y enviando pésimas señales a los productores. Sin reglas claras, y con mensajes contradictorios constantes, se hace muy difícil seguir trabajando para generar alimentos y sacar adelante a la Argentina”, dijeron desde la Comisión de Enlace en un comunicado.

Por otro lado, Nicolás Pino (SRA) confirmó que se realizó una reunión de la comisión y los dirigentes coincidieron en mantener la cautela hasta que se oficialicen las medidas, mientras los productores en el interior presionan a las entidades para que encabecen la protesta.

Una de las últimas reuniones de la Comisión de Enlace, en Alcorta
Una de las últimas reuniones de la Comisión de Enlace, en Alcorta

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés