La suba de precios se desaceleró hacia finales de año

Pero 2014 fue el año con más inflación de la última década

19-01-2015
Compartir

La recesión y el anclaje cambiario y de tarifas fueron los motivos principales de que el incremento fuera alto pero no alcanzara el 40%.

El último mes de 2014 concluyó con una dinámica inflacionaria inferior a la registrada en los meses anteriores. Para las consultoras privadas, el porcentaje de incremento fue el más alto de la etapa kirchnerista pero evitó superar el 40%. Para 2015, se prevé que los precios aumentarán de manera más reducida a causa de la recesión económica y la resistencia del Gobierno a modificar el tipo de cambio. Este contexto de desaceleración de la inflación es propicio para el comienzo de las negociaciones paritarias. Empresas y gobiernos buscarán cerrar incrementos más moderados en base a las proyecciones de 2015, aunque los trabajadores, en algunos casos, podrían llegar a perseguir una recuperación de la pérdida del poder de compra salarial en el año pasado.

La lectura es compartida por la mayoría de los consultores privados y analistas económicos: la inflación se moderó en el último trimestre en relación a meses anteriores. Para la ex responsable del IPC del Indec, Graciela Bevacqua, el promedio de incremento mensual de precios estaba en torno al 3% desde octubre de 2013, pero pasó al 1,7% en los últimos noventa días de 2014 (ver entrevista). Para todo el año, calculó una inflación del 38,7%. A su vez, el IPC Congreso arrojó una suba de 1,87% durante diciembre contra incrementos de 2,65% en agosto, 2,48% en septiembre, 2,25% en octubre y 1,86% en noviembre, evidenciando que fue un mes de baja tensión inflacioaria respecto a los anteriores.

Entre las razones de la desaceleración, se destacaron la recesión económica ?que desde hace varios meses repercute en una menor demanda-, el anclaje del dólar ?en oposición a la devaluación de principios de año y la caída de la brecha cambiaria. Por eso, aunque los desequilibrios macroeconómicos y la tendencia de los últimos años ponen un piso cada vez más alto a la inflación, el incremento de precios será probablemente más bajo este año de lo que fue durante 2014. Con esta situación de fondo, las empresas y el Gobierno Nacional y los provinciales apuestan a que este escenario de calma se traduzca en incrementos salariales más moderados, lo cual a su vez serviría para morigerar las expectativas inflacionarias en el resto de los sectores de la economía.

Por su parte, los factores que llevaron a la desaceleración de la tendencia en el cuarto trimestre también se encontrarán presentes a lo largo de este año. Todos los pronósticos indican que la economía se contraerá y el Gobierno no ha dado señales hasta ahora de que vaya a modificar su estrategia de anclar el tipo de cambio como mecanismo antiinflacionario ni que vaya a autorizar aumentos tarifarios. El humor social y las expectativas económicas de la gente suelen acompañar los vaivenes de la política cambiaria, por lo que controlar el dólar será uno de los temas centrales para el Gobierno teniendo en cuenta que el FpV se juega su continuidad en la Casa Rosada en las elecciones de octubre. En ese sentido, una de las incógnitas que se presentan a priori es cómo actuarán los oficialismos ?tanto el nacional como los provinciales de cara a las elecciones. A priori, un eventual aumento del gasto público y mayores niveles de emisión monetaria ?dos medidas que suelen darse en períodos previos a los comicios podrían repercutir en la dinámica de precios.

El Indec anunciará este viernes 16 de enero el aumento de precios correspondiente al mes de diciembre. Probablemente, el índice marque un incremento similar (o menor) al de los meses anteriores, lo que llevaría el acumulado anual a menos de 24%. De este modo, aunque todos los indicadores reflejaron la desaceleración de los últimos meses, se mantendrá la abismal diferencia nominal entre el índice relevado por el organismo estatal, por un lado, y por el otro, las consultoras privadas y la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, que arrojaron una cifra en el rango de 35-40%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés