El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

La industria sigue complicada en el comienzo del año

Un informe de FEBA destaca la caída del 1,1% en enero, aunque con un fuerte incremento del sector automotriz

29-03-2017
Compartir

Los datos de actividad industrial correspondientes a enero reflejan una caída del 1,1% en la comparación con el mismo mes del año anterior, en un proceso de casi un año consecutivo de caídas mensuales y menor utilización de la capacidad instalada, que cayó de 62,9% al 60,7%. Estos datos fueron reseñados en el último informe sectorial de la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA).

Por su parte, el indicador industrial FEBA, con datos consolidados al año 2016, indicó una contracción interanual del, 7,9% en diciembre del año pasado, “alcanzando de este modo una caída acumulada del -4,1% en comparación con 2015”, resalta el informe. Pero probablemente lo más desalentador sea la perspectiva que ve la entidad empresaria.

“No parece advertirse en los meses venideros una reversión del ciclo productivo. Las condiciones que explicaron el desempeño industrial bonaerense se mantienen y en algunos casos se profundizan, como por ejemplo la apertura de importaciones”, señala FEBA. Además, agrega que “los bajos niveles de demanda, sumado a la apreciación del tipo de cambio en un difícil contexto internacional, ponen a la industria en su conjunto, y en particular a la bonaerense, en grave situación”. Más claro, échele agua.

En ese sentido, el informe de FEBA apunta que “la crisis brasileña que desalentó las exportaciones provinciales, la apertura de importaciones y el contexto recesivo en el plano local, explican las variaciones negativas que arrastra el indicador provincial”. Esto afectó en forma importante a muchas economías de las provincias, que con ventas minoristas en retroceso desde enero de 2016, “desalientan las iniciativas para la producción industrial local y las inversiones productivas en nuevos proyectos”, explica la entidad.

Uno por uno

El análisis de la entidad toma datos oficiales y también propios, que configuran un panorama difícil en la mayoría de las ramas industriales. Así, sobresalen caídas interanuales en la industria textil (-11,1%), metales básicos (-9,5%) y papel y cartón (-8,9%), todos sectores afectados por la combinación de ingreso de productos importados, junto al desplome de ventas en el mercado local. También cayeron de manera importante, año contra año, la edición e impresión (-7,3%) y las industrias metálicas básicas (-6,4%).

La buena noticia viene por el lado de la industria automotriz, que registró una fuerte expansión del 71,1% interanual en enero, seguida en menor medida por la fabricación de sustancias y productos químicos con 0,4%. Pese al salto que dio la producción de vehículos, sin embargo, el sector registró el nivel más bajo en los últimos siete años, encontrando una explicación en la menor demanda local y la apertura de importaciones de autos de Brasil.

Esto se dio en un escenario de cambio de precios relativos durante el año pasado, tras la fuerte devaluación del peso en diciembre de 2015, que benefició especialmente a la producción primaria, y a algunas industrias vinculadas a ellas. Los datos de la Dirección Provincial de Estadística (DPE) entre 2015 y 2016 las exportaciones provinciales de productos primarios crecieron 18,9%, mientras que las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) registraron una baja del -0,4%, las Manufacturas de Origen Industrial (MOI) derraparon -12,3% y las ventas al exterior de combustibles y energía bajaron -5,1%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés