El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 11°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 11°C

“La desaceleración de la economía llevó a relajar el corset monetario autoimpuesto”

Además, dice Cañonero (SBS), "la intención fue darle un poco más de coherencia a la combinación de políticas fiscales y monetarias"

03-01-2018
Compartir

Entrevista a Gustavo Cañonero Head de Estrategia en SBS Por Alejandro Radonjic

El Economista dialogó con Gustavo Cañonero (hoy Head de Estrategia en SBS) sobre el cambio de las metas y su impacto en las distintas variables en 2018.

Con el cambio de metas, ¿el Gobierno buscó proteger la credibilidad ante una meta improbable de cumplir en 2018 o fue más allá y, en realidad, buscaba un nuevo equilibrio dólar-tasas porque no le gustaban algunos números que se veían?

La intención fue darle un poco más de coherencia a la combinación de políticas fiscales y monetarias. El objetivo de inflación BCRA era muy exigente y eso lo obligaba a ser muy restrictivo. Los últimos datos de la economía real, con una desaceleración ya notable en el rimo de crecimiento, terminaron de definir al Gobierno de relajar el corset monetario autoimpuesto. Es discutible si se hizo para preservar al BCRA porque también hubo un costo de reputación con un Poder Ejecutivo que señaló las metas y una autoridad monetaria que es solo instrumental. Fue una corrección y, a la vez, cierto llamado de atención para el BCRA.

¿El nuevo equilibrio es un dólar a $19 y una tasa a 25%? En el corto plazo, cuanto menos...

Anunciaron un aumento de las metas de 10% a 15% y, al mismo tiempo, entendieron que eso relajaba el espacio de política monetaria y dejaron que la tasa, en ese mismo día, cayera casi 300 puntos básicos. Esa primera reacción del BCRA, quizás presionado, fue muy apresurada. Me dio la impresión de que implicaba que la entidad creía que estaba en un sendero de 10% de inflación cuando, en realidad, estaba en un sendero de 15% o 16%. Y el anuncio no cambió en nada su capacidad para llegar a 15% o 16% sino la de no llegar a ese 10%. Esa baja de tasas se reflejó en la volatilidad del dólar del jueves, que luego se corrigió con algo de intervención probablemente, suerte también y alguna toma de ganancias. El jueves a la noche estaba preocupado por la apertura del viernes porque no había anclas tras el anuncio y eso dejaba el nuevo equilibrio nominal en el aire. Como si dieran por sentado que el nuevo equilibrio fuera una inflación de 15%, pero eso había que demostrarlo. No lo leo aún como una victoria del BCRA y le sugiero prudencia todavía hasta que la inflación empiece a convalidar el sendero de 15%.

¿Veremos algo más de crecimiento en 2018? También es cierto que menos tasas es algo más de inflación y eso puede licuar un poco el consumo, el principal motor de la economía...

En el neto, pudiste parar una fuerte desaceleración del crecimiento, como la que se veía. Los indicadores mostraban ese parate y también se anticipaba en el crédito, que fue un gran motor en 2017. Con tasas altas y el fin de la liquidez en exceso de los bancos, la desaceleración del crédito era solo una cuestión de tiempo.

También cierto freno poselectoral en la obra pública...

Además. Y también la política crediticia generosa de la banca pública, que también pisó el freno.

¿Se puede lograr el 15% en 2018?

Va a ser demandante. Me parece que vas estar en un rango entre 15% y 17%. Si el BCRA hace un esfuerzo se puede llegar, pero hay que hacer ese esfuerzo. Hay un simplismo enorme en pensar que bajas tasas y seguís en 15%-16%. La baja de tasas debe venir cuando todos crean que el sendero es 15% y no 20%.

¿Cómo cayó entre los inversores que frecuente la decisión: hubo desaprobación o no movió el amperímetro?

Hubo costos, pero había un entendimiento de que las metas del BCRA eran inconsistentes con el programa fiscal y el deseo de gradualismo. Además, nadie esperaba demasiado a la hora de la desinflación, más allá de la exigencia propia del BCRA. Pero siempre que modificás reglas tenés alguno costo reputacional que deberás ir compensando con buenas políticas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés