El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 22°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 22°C

La construcción no mejora y afecta al empleo

La venta de cemento e insumos para la construcción y el empleo acumulan una caída del 15% internual.

31-08-2016
Compartir

Los últimos datos de actividad y el empleo en la construcción son fiel reflejo de una industria clave para la economía nacional que pese a las proyecciones aún no logra el dinamismo esperado, ni tampoco reactivar el mercado de trabajo en el sector.

De acuerdo a cifras del Instituto de Estadística Registro de la Industria de la Construcción (IERIC), destaca que en términos interanuales el consumo de cemento, tanto en bolsas como a granel continuó en retroceso durante el mes de julio, acumulando una baja del 15,2% internual en lo que va del año. Se trata de un indicador clave que es visto, en algún punto, como un indicador del sector. Como es lógico, los puestos de trabajo en esta actividad mantienen la performance de los últimos meses, y muestran una caída interanual del 14,4%.

Respecto a los despachos de cemento ?en base a datos de la Asociación Argentina de Cemento Portland?, el informe del IERIC sostiene que aunque el retroceso durante el período enero-julio “está lejos del derrumbe de más del 35% ocurrido en el año 2002, esta tasa triplica, o más, a la de las tres caídas más recientes: 2009, 2012 y 2014”. En ese sentido, destaca que “la magnitud de la caída llevó a que este fuese el mes de julio con menor nivel de actividad sectorial desde el año 2006”.

Caída generalizada Por supuesto que la baja en el consumo de cemento no es un hecho aislado, sino que se emnarca, según datos relevados por el Indec, en un contexto de retroceso generalizado del nivel de despachos de insumos para la construcción. Prueba de ello es que el Indice Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) se hundió 12,4% interanual durante el primer semestre del año. Asimismo, el indicador que elabora el Grupo Construya (empresas líderes del sector) registró en julio un retroceso del 23,9%, lo que significó la mayor caída interanual de la historia, superando la marca de diciembre de 2008.

Algo a considerar es que los datos de consumo de cemento muestran una doble caída, tanto en el despacho en bolsas como a granel. Pero la caída en este formtato más que duplica a la de la bolsa. “Mientras que esta última descendió 9,5% interanual, la primera lo hizo 21,9%”, señala el informe de IERIC, y agrega que “este fenómeno denota, particularmente, el freno en la obra pública”, y por cierto que tampoco escapa a la situación general la construcción privada.

En medio de esta vorágine de números negativos, hay un dato alentador y es que la serie desestacionalizada experimentó su tercer mes consecutivo de crecimiento mensual. Tras acumular una baja del 26,9% entre noviembre de 2015 y abril de este año, en los últimos tres meses el indicador mostró un crecimiento del 13,4%.

Empleo en problemas

Al observar los indicadores de empleo en el sector de la construcción, surge una doble mirada sobre el tema. Fue uno de los sectores que más empleo destruyó en los últimos doce meses, con un fuerte bajón a principios de año, sin embargo, a partir del segundo trimestre el empleo en el sector se estabilizó en un nivel y se mantuvo así hasta hasta junio (el último mes relevado).

Al respecto, el informe del IERIC señala que en la comparación interanual se mantiene la tendencia de profundización del ritmo de caída en el empleo, “marcando en junio una contracción del 14,4%, la más pronunciada de toda la serie histórica”. No obstante, el indicador intermensual (junio vs. mayo de 2016) registra una caída del 0,5% en relación al mes anterior. El promedio de ocupación en la industria de la construcción durante el mes de junio contabiliza 365.908 puestos de trabajo registrados, un nivel semejante al promedio del segundo semestre del año.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés