El Economista - 73 años
Versión digital

sab 20 Jul

BUE 8°C
Para el cierre de 2022, el banco proyecta una inflación de 67%
Advertencia

J.P. Morgan pide “recalibración urgente” del programa de Argentina y el FMI

"Para ofrecer anclas estructurales que contengan las expectativas de inflación y eviten un escenario proto-híperinflacionario”

14 abril de 2022

El programa de Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) “necesita ser recalibrado de manera urgente para ofrecer anclas estructurales que contengan las expectativas de inflación y eviten que la economía caiga en un escenario proto-híperinflacionario”, dijo J.P. Morgan en un informe.

El banco estadounidense lanzó la advertencia después de que el Indec difundiera el imprevisto repunte de 6,7% en los precios al consumidor de marzo, el mayor desde abril de 2002. JPM dijo que ahora anticipa que la inflación seguirá por encima de 5% en abril debido, en parte, al arrastre grande de la suba de los alimentos.

Para el cierre de 2022, el banco proyecta una inflación de 67% si no se modifica el plan económico del Gobierno, con una inercia exacerbada por el adelanto de las paritarias en algunos sectores, que impulsará los costos salariales de las empresas. Y esto, bajo el supuesto de que el Gobierno no aplicará ajustes adicionales en las tarifas de los servicios públicos.

El reporte se mostró escéptico respecto del incremento de tasas que dispuso el Banco Central (BCRA) a 47%, desde 44,5%, que en términos efectivos anualizados representa 58,7%. “Cuando se la deflacta por nuestro pronóstico (de inflación), la tasa real ex-ante continúa en territorio negativo”, dijo.

Según JPM, “sin un esfuerzo de consolidación fiscal decidido, la oferta adicional de pesos incluida en el programa del FMI desanclará aún más las expectativas de inflación”. 

Un pronóstico similar planteó Credit Suisse, en otro informe divulgado luego de la publicación de los datos oficiales el miércoles.

“El proceso de formación de precios de Argentina sigue exhibiendo una inercia significativa, presiones relacionadas con la escasez, y el efecto monetario del financiamiento del Banco Central al Gobierno. Todo esto, en medio de factores inflacionarios globales”, escribieron los analistas del banco suizo.

“Por lo tanto, proyectamos que la inflación anual a fin de 2022 probablemente esté cerca del 60%. La inflación alta probablemente tenga un impacto negativo en el consumo privado y la inversión”, agregaron. 

Esta semana, antes del dato de inflación, Credit Suisse había reiterado su previsión de un crecimiento económico de 2,5% este año para Argentina.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés