“Estamos reacomodando precios de la economía”

El ministro de Energía y Minería volvió a justificar el incremento en combustibles y no descartó una caída de la demanda.

04-05-2016
Compartir

La suba del precio de los combustibles en 10% sorprendió no solo por su magnitud sino también por el momento. Mientras el Gobierno Nacional se esfuerza por reducir la inflación hacia el segundo semestre dejando atrás la corrección de precios relativos, el incremento avalado por el Ministerio de Energía y Minería amenaza con recalentar la tendencia de los precios. De todos modos, el titular de la cartera energética, Juan José Aranguren, desechó que el aumento de naftas vaya en contra de los objetivos del Gobierno, ya que busca “reacomodar los precios de la economía” rápido, de manera que pueda quedar libre el camino a la reducción de la inflación en el segundo semestre.

“El Gobierno Nacional está intentando lograr que los índices de inflación bajen en el segundo semestre. Y, por lo tanto, todas las medidas que tengamos que tomar para reacomodar los precios de la economía en estos momentos las estamos tomando. Esto es a los efectos de ir generando condiciones para un nivel de inflación a la baja. Es hacerlo ahora y no más adelante”, advirtió en diálogo con la prensa.

Además, volvió a justificar la suba y no descartó una caída en la demanda. “Si el consumidor considera que este nivel de precios es alto en comparación a otros precios de su economía, deja de consumir lo que considera alto. Si considera que en relación a otros precios no es alto, sigue consumiendo. Los consumidores son inteligentes”, relativizó ante una consulta de Clarín.

Para Carlos Gold, presidente de CECHA, es seguro que en el corto plazo vaya a haber una reducción de las ventas. “Estoy convencido de que va a haber una reducción del consumo, al menos en estos primeros días o semanas posteriores al incremento. El problema es que no es un bien sustituible. Entonces, necesariamente en el corto o mediano plazos, el consumidor se tiene que acomodar al precio. El enigma es el tiempo que va a tardar ese acomodamiento, cuántos días o semanas”, planteó en diálogo con El Economista (ver entrevista).

Para el ministro, el precio de las naftas deberá subir acorde a cómo respondan dos variables: el tipo de cambio y el precio externo del crudo de petróleo: “Hacia adelante, lo más importante es que cuando los precios internacionales aumenten, podamos acoplar (los precios internos) al mercado internacional, cuando sube, cuando sube y cuando baja, cuando baja y no nos desacoplemos más”.

Con estos incrementos, el precio de los combustibles se va a su valor más alto en la historia medido en dólares, según el ex subsecretario de Combustibles de la Nación, Alberto Fiandesio, y el más alto de la región, según Global Petrol Prices.

Según Aranguren, esto se debe a que “los impuestos en las naftas alcanzan al 46% y en el gasoil al 40% y aumentan cuando sube el precio de salida de la refinería”. “Queremos volver a un esquema en el que se podía usar la política impositiva para amortiguar las variaciones de precios“, explicó. Para eso, el Gobierno prepara un proyecto para reducir los impuestos sobre los combustibles.

Notas relacionadas:

¿Volverán a subir las naftas? (04/05/2016)

“Va a haber una reducción del consumo”  (04/05/2016)

Macri rechazó una nueva suba  (04/05/2016)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés