El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 11°C
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 11°C

En mayo volvió el déficit comercial con Brasil

El intercambio bilateral arrojó un saldo negativo de US$ 127 millones, aunque estiman que 2019 cerrará en superávit

04-06-2019
Compartir

Ayer, el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil presentó los datos correspondientes al comercio internacional de ese país, y del informe se desprende un dato negativo para Argentina. Luego de cinco meses consecutivos con buen desempeño local en el comercio bilateral, rodando entre la zona de equilibrio y de superávit, en mayo volvió el déficit en la balanza para Argentina, que dejó un saldo negativo de US$ 127 millones, que se dio como consecuencia de la desaceleración en la reducción de las importaciones argentinas.

Según los datos difundidos, el comercio bilateral entre Argentina y Brasil totalizó en mayo US$ 1.915 millones, de los cuales las exportaciones argentinas hacia el vecino país fueron US$ 894 millones, mientras que las importaciones de productos brasileños alcanzaron US$ 1.021 millones. No obstante, los datos muestran que exportaciones hacia Brasil en mayo crecieron 12,7% respecto al mismo mes de 2018, mientras que la importación de productos brasileños cayó 17,6% interanual, lo cual dejó como resultado un crecimiento de US$ 318 millones en comparación con los valores de hace un año atrás.

A pesar de la pérdida en la balanza, el déficit comercial con Brasil mostró una baja de 71,5% en relación a los US$ 445 millones negativos para Argentina hace un año atrás. A la vez, el acumulado de los cinco primeros meses del año sigue arrojando un saldo levemente positivo para el país, teniendo en cuenta que entre enero y mayo las exporaciones hacia Brasil sumaron US$ 4.478 millones y las importaciones desde productos provenientes de Brasil alcanzaron US$ 4.267, lo cual deja como resultado US$ 211 millones a favor de Argentina.

El aumento de las exportaciones hacia Brasil en mayo correspondió a vehículos de carga y ómnibus, autopartes y productos hortícolas preparados, mientras que el descenso en las importaciones argentinas se explicó principalmente por automóviles de pasajeros, vehículos de carga y tractores. Además, la participación argentina en las importaciones brasileñas durante el mes pasado representó 6%, sin ninguna variación respecto al mismo mes del año pasado, lo cual posicionó al país en cuarto lugar entre los mayores proveedores de Brasil, por debajo de Estados Unidos, China, Hong Kong y Alemania, mientras que Argentina se ubicó en tercer lugar entre los compradores de productos brasileños, detrás de China, Hong Kong y Estados Unidos.

“De cara a los meses restantes de 2019, se espera que el desempeño favorable de las exportaciones se vea atenuado ante un menor dinamismo en la economía de nuestro principal socio (las perspectivas de crecimiento ya se ubican en 1,3% para este año), por lo que las proyecciones se vieron recortadas a 7%”, señaló Ecolatina. “En el caso de las importaciones, la recesión local continuará afectándolas, aunque mayor estabilidad cambiaria y menor incertidumbre podrían constituir una suerte de estímulo. De todas formas, estas marcarían un contundente retroceso (en torno a 25%) y el intercambio bilateral arrojaría un superávit en la zona de USD 600 millones”, estimó la consultora.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés