El rumbo del dólar y su impacto en Argentina

03-01-2017
Compartir

La evolución del dólar contra el resto de la monedas en 2017 divide a los analistas. Para algunos tiene margen para seguir subiendo mientras que otros consideran que está sobrevaluado. Cristopher Stanton de Sunrise Capital está entre los que consideran que la moneda estadounidense continuará con su ciclo alcista a lo largo del año y lo mismo cree Alan Rushkin del Deutsche Bank. En 2016 se valorizó 3,1% contra una canasta de monedas, básicamente por la suba registrada en la última parte del año y alcanzó su mayor valor en catorce años. Una moneda más fuerte les da mayor poder de compra a los consumidores estadounidenses que deben gastar menos dólares para adquirir productos importados. La fortaleza es una de las razones que explicaría la visión positiva sobre el futuro de la economía que predomina en la sociedad.

La suba de las tasas de interés que comenzó en diciembre y que tendría tres capítulos más en 2017 hace más atractivas las colocaciones en dólares y por lo tanto los inversores se desprenden de los activos denominados en otras monedas y los capitales fluyen hacia Estados Unidos. La suba del dólar complica a las economías endeudadas en esa moneda y debilita el precio de las commodities, conformando una tormenta perfecta para los mercados emergentes. China, por caso, tuvo una significativa pérdida de reservas para evitar que el yuan ? que perdió el 4,3% de su valor desde octubre? se siga devaluando.

De todas maneras, muchos pronósticos toman en cuenta el antecedente de comienzos de la década del '80 cuando la combinación de estímulos fiscales y política monetaria dura condujo a un superdólar. Creen que en la era Trump ocurrirá lo mismo.

Pero a diferencia de entonces, ahora la tasa de inflación es muy baja por lo cual la Reserva Federal tiene margen para actuar si observa que un dólar demasiado fuerte está afectando, por ejemplo, a las exportaciones del país. Pero además de las herramientas con las que cuenta la Fed, también está la realidad del mercado y hay analistas, como los de UBS, que entienden que el dólar ya subió demasiado.

Todo este debate es clave para Argentina y las autoridades lo siguen de cerca. Contar con financiamiento externo abundante y tasas razonables es clave en esta etapa de la política económica. También lo es contar con buenos precios para las materias primas. A su vez, si el dólar sube mucho y se devalúan las monedas de la región, Argentina perderá competitividad frente a sus principales socios comerciales si no acompaña ese proceso. Y si lo hace, tendrá presiones inflacionarias.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés